Los "millennials" planean gastar mucho en esta temporada festiva, pero en sus mascotas

Por Gerald Porter Jr. (Bloomberg)

Un perro en una tienda Petco de Florida junto a unos gorritos de Navidad (Bloomberg/Eve Edelheit)
Un perro en una tienda Petco de Florida junto a unos gorritos de Navidad (Bloomberg/Eve Edelheit)

Los millennials aman a sus mascotas, y ese amor aparece en los extractos de sus tarjetas de crédito durantes la temporada de fiestas.

Esta discutida generación de compradores, conocida por sus perturbadores gustos, gastará mucho en sus mascotas durante esta época del año, más del doble de lo que se espera que hagan el resto de consumidores, según un informe de PwC.

Los hogares donde viven millennials con ingresos de USD 70.000 o más serán los que más gasten, pagando de promedio USD 183 en regalos para mascotas, en comparación con los USD 67 que gastarán los consumidores en general, según PwC. Los millennials con altos ingresos, que se sienten bien con la economía, gastarán un promedio de USD 2.021 en todos los regalos durante esta temporada de vacaciones.

El gasto de la temporada navideña se produce cuando los dueños de mascotas tratan, cada vez más, a sus animales como un miembro más de la familia, una tendencia conocida como "humanización", que incrementa el gasto en alimentos y juguetes Premium para mascotas.

"Es el mismo tipo de alegría que obtienes cuando llevas a casa un regalo para un niño pequeño", comentó Lori Kogan, psicóloga y profesora de ciencias clínicas en la Universidad Estatal de Colorado.

Las tiendas de mascotas están tratando de sacar provecho de la tendencia. Petco está lanzando productos dirigidos a consumidores que buscan regalos, como medias con adornos de Navidad y de Hanukkah, juguetes y golosinas. La compañía también está dirigiendo su última marca de ropa para perros, "Reddy", hacia compradores millennials, según el jefe de marketing, Alex Tomey.

"Los consumidores millennials son fanáticos de sus mascotas", comentó Tomey.

Christopher Rivera, de 32 años, lo deja claro. Rivera, que trabaja en Uleashed by Petco, una pequeña tienda en el Upper East Side de Manhattan, dijo que ya había comprado un puntero láser para su gata de 19 años, que tiene el nombre de Ajani. Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, el nativo del Bronx ahora está pensando qué más poner debajo del árbol.

"Le voy a dar algunas golosinas adicionales", afirmó añadiendo que su gato "tiene el mismo nivel de prioridad" que amigos y familiares a la hora de pensar en los regalos navideños. "Mi gata es mi única responsabilidad: siempre será mi niña".

 
TE PUEDE INTERESAR