Condenan a una joven de la Mara Salvatrucha que asesinó a una adolescente

Por Justin Jouvenal

Venus Iraheta fue condenada a 40 años de prisión por el asesinato de la joven María Reyes (Cortesía policía de Fairfax)
Venus Iraheta fue condenada a 40 años de prisión por el asesinato de la joven María Reyes (Cortesía policía de Fairfax)

Por novena vez, María Reyes pasó por el estrado de testigos en un tribunal del condado de Fairfax (Virginia) para enfrentarse a una de las asociadas de la Mara Salvatrucha que había secuestrado a su hija de 15 años, además de torturarla brutalmente y dejar su cuerpo en un charco.

Reyes se quedó mirando fijamente a Venus Romero Iraheta, de 18 años, a unos pocos metros de distancia. Iraheta había orquestado el asesinato de Damaris Reyes Rivas. También había dicho a la joven residente de Gaithersburg (Maryland) que la vería en el infierno antes de apuñarla repetidamente con un cuchillo de caza en enero de 2017.

La madre se limpiaba las lágrimas con las uñas rosadas mientras hacía referencia a las jornadas de 18 horas que había trabajado para traer a Damaris a Estados Unidos desde El Salvador, la alegría de reunirse con ella y la devastación de enterrarla con su vestido de quinceañera.

Después de todo, le dijo a un fiscal que tenía un mensaje final.

"Quiero decir a esta joven mujer que ella destruyó mi vida. Ella destruyó la vida de mi hija. Ella no te debía nada", manifestó Reyes a través de un traductor. "Mi hija no está en el infierno como ella dijo. Está en el cielo. Ella me lo ha demostrado en mis sueños… el infierno lo vivirás por ti, no por ella".

Poco después, un juez impuso una sentencia de 40 años de prisión para Iraheta, un caso de alto perfil que fue utilizado por la administración Trump para resaltar sombríamente el resurgimiento de la MS-13 en DC y otras áreas.

Diez miembros de la Mara Salvatrucha han sido condenados por los ataques en áreas boscosas de Springfield (Virginia). Los desgarradores minutos finales de Damaris fueron capturados en video a través de teléfonos celulares, que luego fueron descubiertos por la policía.

Iraheta, que manifestó momentos de dolor durante gran parte de la audiencia, declaró que estaba arrepentida por lo que había hecho. Cuando su abogado le pidió que respondiera sobre lo que había dicho del infierno, ella simplemente dijo: "Probablemente tenga razón".

"Sé que he cometido el peor error de mi vida. Por la noche, mientras duerma, me despertaré con estos recuerdos. Vendrán con toda mi fuerza. Desearía poder alejarlos", subrayó.

Pero el abogado del condado de Fairfax, Raymond Morrogh, dijo que los llantos de Iraheta eran "lágrimas de cocodrilo".

"Dejaste que el cuerpo de esa niña yaciera al aire libre durante un mes", contestó Morrogh.

El asesinato de Damaris se produjo en la fría tarde del 8 de enero de 2017. Iraheta culpó a Damaris por la muerte de su novio y socio de la MS-13, Christian Sosa Rivas, una semana antes.

Sosa Rivas, que afirmó que era el líder de la camarilla de Harrison, fue asesinado por otros miembros de la Mara Salvatrucha, posiblemente porque creían que estaba reclamando su título. Los fiscales federales están tratando este asesinato como un caso aparte.

Damaris acudió al parque Lake Accotink, en Springfield, con el pretexto de fumar marihuana. Cuando llegó, los 10 miembros de la MS-13, con edades entre los 15 y los 21 años, la acompañaron al bosque y comenzaron a interrogarla sobre el asesinato de Sosa Rivas.

Los macabros videos de los teléfonos celulares, que fueron reproducidos después de la audiencia de súplica de Iraheta, capturaron el momento. Los asociados del grupo criminal acecharon a Damaris, que se encontraba en el bosque cubierto de nieve, y le empezaron a gritar palabras en español. Uno tenía un cortador de cigarrillos y le amenazó con que podía perder el dedo antes de que terminara el video.

Un segundo video comienza después de que Damaris hubiera caminado a una segunda ubicación. La joven estaba temblando en el bosque, ya sin camisa ni zapatos, con una temperatura de -6 grados centígrados. Los asociados de la MS-13 querían que Damaris sintiera el mismo frío que sintió Sosa Rivas cuando su cuerpo fue arrojado al helado río Potomac.

Se ve a Iraheta empuñando el cuchillo de caza antes de que alguien fuera de cámara gritara en español: "Solo mete el acero en ella".

Pero la prueba no terminaría ahí.

El grupo devolvió a Damaris a un auto y la llevó a un lugar cercano de Beltway. Ahí, algunos de los miembros de la pandilla se separaron, mientras que otros continuaron golpeando y pateando a Damaris. Después de un rato, Iraheta fue a por Damaris y le preguntó si se había acostado con Sosa Rivas. Damaris admitió que lo había hecho y pidió perdón, pero los fiscales dijeron que en ese momento Iraheta enfureció.

Más tarde, Iraheta admitió a los detectives del condado de Fairfax y a un agente del FBI que no se sentía mal por lo que había sucedido después. El interrogatorio fue grabado en video y el agente del FBI tradujo lo que Iraheta les estaba contando.

"Me recordarás hasta el día en que nos veamos en el infierno. No olvides mi nombre. Le dije mi nombre completo y le dije que nunca olvidara quién era yo", relató ante la policía.

Un detective del condado de Fairfax preguntó qué sucedió después. Iraheta respondió en inglés: "La maté".

El agente del FBI declaró en una audiencia preliminar que Iraheta le había hecho algunos cortes en un tatuaje y le había clavado el cuchillo 13 veces. Mientras Damaris yacía en el suelo, otro miembro de la MS-13 la apuñaló con una gran rama de árbol.

Un tercer video comienza poco después. Se ve a Damaris acostada de espaldas en medio de hojas muertas en el suelo del bosque. La sangre goteaba desde su abdoman y su frente estaba manchada.

Otro miembro de la MS-13 ingresó en el plano y golpeó en su cuello una y otra vez, antes de que el video terminara abruptamente. Los fiscales dijeron que ellos dejaron morir a Damaris y que ella se fue apagando lentamente en los siguientes 20 minutos.

Algunos asociados de la MS-13 regresaron a la escena esa noche y arrojaron el cuerpo de Damaris boca abajo en un charco de agua debajo del paso elevado. Fue descubierta allí por la policía aproximadamente un mes después.

La policía del condado de Prince William descubrió los videos del asesinato de Damaris mientras investigaba la muerte de Sosa Rivas. Los miembros de la Mara Salvatrucha fueron posteriormente arrestados y condenados por varios cargos, incluyendo el asesinato en primer grado, participación en pandillas y secuestro.

El camino que llevó a Damaris e Iraheta a los bosques de Springfield fue tortuoso. Ilustra los peligros de crecer en un país con uno de los índices de homicidios más altos del mundo y los desafíos que decenas de miles de niños centroamericanos han enfrentado después de huir a Estados Unidos en los últimos años.

Damaris e Iraheta crecieron a pocos kilómetros de distancia en San Vicente (El Salvador). El abogado de Iraheta dijo en el tribunal que ella fue secuestrada a los 14 años y violada repetidamente. Su padre había abusado de ella y era alcohólico.

Damaris, que había pasado nueve años lejos de su madre antes de venir a Estados Unidos, tuvo problemas para adaptarse en el país y se encontró con los miembros de la pandilla. Las madres de ambas estaban en la sala y lloraron durante la audiencia.

Venus dijo que una vez soñó con ser abogada, pero esa esperanza se ha desvanecido.

"No solo maté a Damaris, ese día maté una parte de mí", apostilló Iraheta ante el juez.

 

Últimas Noticias

La Policía brasileña halló cocaína en un cargamento de azúcar luego de realizar una excavación de 10 horas

Se abrió una investigación para identificar a los autores del crimen, esclarecer cómo colocaron la droga y descubrir quién era el destinatario final de la misma

Solo por dos noches se podrá alquilar la casa de Winnie the Pooh

Como parte del festejo por su 95 aniversario, un dibujante del famoso cuento puso a disposición esta experiencia que se encuentra en el bosque de Ashdown en Nutley, el cual inspiró la creación del bosque de los Cien Acres

Emmanuel Macron hablará con Joe Biden en medio de la crisis por los submarinos nucleares a Australia

El mandatario francés le exigirá explicaciones a su par estadounidense sobre “esta importante ruptura en la confianza mutua” tras la abrupta cancelación de un contrato por 66.000 millones de dólares que Camberra tenía con Francia y que reemplazó por otro acuerdo con Washington

Hugo “El Pollo” Carvajal, ex jefe de inteligencia chavista, declarará ante la Justicia de España este lunes

El general venezolano, que testificará sobre los lazos entre los grupos terroristas ETA y FARC, intenta demorar su extradición a los EEUU donde lo acusan de tráfico de drogas y armas. El militar estuvo prófugo dos años y es una de las personas que más secretos conoce del régimen de Maduro

El régimen de Corea del Norte amenazó con tomar medidas contra el acuerdo de los submarinos entre EEUU y Australia

La dictadura de Pyongyang dijo que esta situación puede derivar en una carrera de armas nucleares y que su respuesta se dará en caso de que “haya un impacto adverso mínimo en la seguridad”
MAS NOTICIAS