La novia estaba tratando de mantener la calma.

Emmanuel Morales salvó la ceremonia de esta pareja de Ohio después de que la persona que habían contratado se lesionara la noche anterior (Kim Barker)
Emmanuel Morales salvó la ceremonia de esta pareja de Ohio después de que la persona que habían contratado se lesionara la noche anterior (Kim Barker)

La boda que ella y su prometido, Andy Schneck, habían planeado para unas 100 personas se estaba desmoronando.

En el ensayo el día antes del enlace, la oficiante se resbaló y cayó sobre un camino de grava. Su tobillo se hinchó de forma muy severa y la mujer fue trasladada a un hospital desde la rústica y remota ciudad de Camden (Ohio). Más tarde se sometería a una cirugía.

"No quería que se lastimara, pero en el fondo de mi mente pensaba: 'Dios mío, ¿qué voy a hacer?'", recordaba Kelsey Schneck, de 29 años. "He estado planeando esto durante todo un año".

Después de buscar durante mucho tiempo en internet, Schneck había contratado a la mujer hacía nueve meses. La pareja se había reunido varias veces con ella para que pudiera contar su historia de amor en su boda del 1 de septiembre.

"Pensé: 'Mañana no me caso'", explicaba la joven.

En ese momento, apareció un repartidor de City Barbeque con la cena. La novia le dijo que necesitaba un minuto, que su oficiante estaba herida y que no sabía cómo iba a acabar su boda.

"Bueno, soy un oficiante", le respondió el repartidor, Emmanuel "Manny" Morales, de 35 años, mientras salía de su vehículo.

Emmanuel Morales era organizador de eventos de City Barbeque (Kim Barker)
Emmanuel Morales era organizador de eventos de City Barbeque (Kim Barker)

Ella pensó que estaba bromeando.

"No, no. Realmente lo soy", le insistió él, según el relato de Schneck.

"¿Estás libre mañana a las 4 de la tarde?", añadió ella.

"Sí, la verdad es que sí lo estoy", manifestó el hombre aunque, en realidad, no lo estaba.

Manny, que era coordinador de eventos de City Barbeque, tenía otro evento al día siguiente a las 4 de la tarde. Pero esa pareja parecía agradable y él quería ayudarlos. Pensó en su propia boda: estuvo casado durante 10 años y tiene cinco hijos. Quizás podría resolver los detalles más tarde.

El padre de la novia se acercó a Morales para confirmar que, en realidad, era un oficiante. Mientras Morales preparaba la barbacoa para los invitados, él explicó la forma en que, el año pasado, rellenó un formulario y logró ser ordenado ministro a través de internet. Había realizado dos bodas en Ohio el año pasado.

"Solo fueron veinte minutos", relató Morales sobre su experiencia. "(El padre) me preguntó sobre mis antecedentes religiosos. Soy cristiano, pero no voy a ninguna iglesia en particular. Siento que no deberías tener que ir a la iglesia para demostrar tu valía a otra persona. Creo en la filosofía cristiana, que dice que deberías hacer cosas buenas todos los días".

Morales, además, señaló que sus amigos y familiares suelen enojarse con él porque se desvive por ayudar a la gente.

Emmanuel Morales oficiando el enlace entre Kelsey y Andy Schneck (Kim Barker)
Emmanuel Morales oficiando el enlace entre Kelsey y Andy Schneck (Kim Barker)

El padre de la novia le dijo: "Se supone que mañana vas a tener que hacer esto". Y le entregó los textos mecanografiados que la oficiante lesionada había dejado.

"Fue un poco estresante", indicó Schneck. "Estaba pensando: 'Acabo de conocer a esta persona, espero que mañana aparezca".

Tan pronto como Morales subió a su auto, llamó a su trabajo y explicó la situación. Su jefe le dijo que alguien lo cubriría y que, sencillamente, siguiera adelante para ayudar a la pareja.

Cuando Morales llegó a casa, se sentó un rato a mirar las notas que le habían dado sobre la historia de amor de Kelsey y Andy.

"Leí todo como 20 o 30 veces. No quería que nada saliera mal. No quería comenzar a tropezar con mis palabras", expresó.

Cuando ya se sintió cómodo, fue a cortarse el cabello. Al día siguiente, se puso un traje y se dirigió a Camden, en lugar donde iba a celebrarse la ceremonia.

Cuando arrancó la celebración del enlace, él provocó la risa entre los asistentes. "Ayer era un proveedor de comidas a domicilio. Hoy, soy el oficiante".

Leyó un texto en el que explicaba cómo se había conocido la pareja en eHarmony y cómo Andy estaba preocupado por si Kelsey se iba a llevar bien con su perro. Describió cómo a la pareja le encanta cocinar para el otro y cómo las bromas y hacer el tonto se ha convertido en la piedra angular de su relación.

"Lo hizo realmente bien. Realmente salvó el día", comentó Kelsey Schneck.

Después de la ceremonia, el padre intentó pagarle USD 300.

"Le dije que no podía aceptarlo. Pero trató una y otra vez: 'Por favor, agarra por lo menos algo'", explicaba. "Le dije que yo no cobraba a la gente".

Al final, el padre de Schneck ganó. "Terminó escondiéndolos", finalizó.