Un nuevo estudio publicado el jueves por la Sociedad del Cáncer de Estados Unidos asegura que la exposición infantil al humo de segunda mano puede manifestarse décadas después mediante enfermedades pulmonares.

Durante 22 años, los investigadores han seguido de cerca a más de 70.000 adultos que nunca fumaron. Al principio del estudio, se les preguntó si habían vivido en un hogar en el que se fumaba durante su niñez. Aquellos que respondieron afirmativamente, manifestaron un 31 por ciento más de probabilidades de morir de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, mejor conocida como EPOC.

Este es el primer estudio que muestra una correlación entre el humo de segunda mano y las enfermedades pulmonares.

"Sabemos que los niños que hayan sido expuestos al humo de segunda mano tienen más probabilidades de sufrir enfermedades pulmonares y asma" dijo Ryan Diver, el director de análisis de datos de la Sociedad del Cáncer de EEUU y autor del estudio.

El cirujano general de los Estados Unidos define al humo de segunda mano como aquel que proviene tanto de un cigarrillo encendido como el que es exhalado por los fumadores. "Ya seas joven o adulto, saludable o enfermo, el humo de segunda mano es peligroso" asegura el reporte compartido por el organismo gubernamental. "Ninguna cantidad de humo de segunda mano es segura" concluyó el reporte.

"Existe evidencia de que el humo de segunda mano es más perjudicial que fumar. Muchos de los cigarrillos poseen filtros por lo que el humo que es emanado puede ser todavía más peligroso" aseguró Geetha Raghuveer, cardióloga pediátrica de la escuela de medicina de la universidad de Missouri en Kansas City.

"Debemos ser conscientes de los efectos del humo de segunda mano, dado que parecerían ser de largo duración. A su vez, debemos continuar reduciendo la exposición al mismo" agregó la experta.

El aumento de la mortalidad asociado a las EPOC identificado en el estudio representa alrededor de siete muertes adicionales por año por cada 100.000 personas.

"Para los padres, esto significa que no deben fumar dentro de la casa y tampoco deben hacerle alrededor de sus niños" concluyeron los expertos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: