Ex sacerdote de Pensilvania acusado de abuso sexual consiguió trabajo en Disney World

Por Kyle Swenson

Your browser doesn’t support HTML5 video

Durante 15 años, un hombre que supuestamente manejaba trenes en Walt Disney World en Orlando guardó un oscuro secreto.

Imagen promocion de Walt Disneyworld en Lake Buena Vista, en Florida (Kent Phillips / The Walt Disney Company)

Cuando, en 2014, Edward Ganster murió a los 71 años, su esposa lo recordaba como un hombre de profunda fe que disfrutaba de su trabajo. "Realmente amaba los trenes", decía Mary Ganster en un obituario. "Su fe en Jesús fue muy fuerte", decía, según el Orlando Sentinel.

Ed Ganster

Pero, repentinamente, la vida que tuvo Ganster antes de llegar a Florida, ahora, ha tenido un enfoque mucho más nítido. El martes, los funcionarios de Pensilvania publicaron un extenso informe de 1.300 páginas sobre el abuso sexual de sacerdotes católicos. La investigación, una de las más exhaustivas sobre el abuso por parte del clero y su posterior encubrimiento, identificó a más de 1.000 niños que habían sido víctimas de 300 sacerdotes en Pensilvania a lo largo de siete décadas.

"Los sacerdotes estaban violando niños y niñas pequeños, y los hombres de Dios que estaban por encima de ellos no solo no hicieron nada, sino que lo ocultaron durante décadas", escribió el gran jurado.

Edward Ganster estaba entre los sacerdotes mencionados en el documento. Antes de dejar la Iglesia voluntariamente en 1990, trabajó en varias parroquias de Pensilvania. Según el informe, tres jóvenes lo habían acusado de abuso sexual. Aunque los oficiales de la Iglesia sabían de al menos una acusación, a Ganster se le permitió abandonar el sacerdocio por su cuenta y se trasladó a Florida. Gracias a una referencia de un Monseñor, Ganster fue contratado para trabajar en el parque de Magic Kingdom, según la documentación del gran jurado.

World Disney World no respondió de inmediato a una solicitud de declaraciones.

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, durante una conferencia de prensa en el Capitolio en Harrisburg tras la publicación del informe de 1.300 páginas sobre casos de abuso por miembros de la Iglesia (AP Photo/Matt Rourke)

Ganster fue ordenado en 1971 y comenzó su carrera como pastor asistente en Bethlehem (Pensilvania). De acuerdo al informe, en 1977, un niño de 13 años confesó a sus padres que había sido abusado por ese hombre durante una noche en la playa. El niño "dijo a sus padres que Ganster lo había lastimado y que se acostó con él. También afirmó que algo sucedió en el confesionario".

Inmediatamente, la madre del niño dio a conocer el incidente a un Monseñor, que dijo que "se encargaría de la situación" y agregó que a "Ganster se le daría un asesoramiento y se le sacaría de la parroquia". "Al domingo siguiente en la Misa, Ganster anunció que lo iban a reasignar". La víctima, sin embargo, todavía sufría de "relaciones quebrantadas y problemas de ira como resultado del abuso". Su madre, en 2005, volvió a informar de este caso a la Iglesia.

El incidente, supuestamente, no era algo aislado. En 2002, un padre de 37 años, casado y con dos hijos, se acercó a la diócesis local con una acusación contra Ganster. Según el informe, esta víctima afirmó que cuando era un monaguillo, con 14 años, fue "golpeado y manoseado" por el antiguo sacerdote.

"En una ocasión, Ganster arrastró al niño por el suelo de la sala de estar, tirando de él por la ropa interior. El hombre también golpeó a la víctima repetidamente, una vez con una cruz de metal".

En 2004, la víctima volvió a la diócesis con la misma acusación.

"A pesar de tener dos informes y haber ofrecido terapia a la víctima, la diócesis no informó del abuso a la Oficina del Fiscal del Condado de Northampton hasta 2007", de acuerdo a los documentos que acaban de salir a la luz.

En 2015, la madre de una tercera víctima denunció que su hijo también había sido abusado por ese hombre en 1977.

El tiempo del sacerdote en el clero se detuvo a finales de la década de los ochenta. Según el informe del gran jurado, en 1987 Ganster estuvo de baja por enfermedad. Al año siguiente lo enviaron a un hospital en Downingtown (Pensilvania). Pidió ser laicizado, o retirado del clero, y la diócesis confirmó su petición en 1990. Ganster indicó que deseaba casarse con una mujer que había conocido durante su estadía en el hospital.

Según algunas fuentes, Thomas Welsh, obispo de Allentown, envió una carta al obispo de Orlando en la que se discutía acerca de la validez del matrimonio de Ganster, así como también con los problemas que había tenido en el pasado.

Refiriéndose a la esposa de Ganster, Welsh escribió: "No conozco sus problemas". Pero hablando de Ganster, confirmó que los suyos tenían que ver "parcialmente" con temas sexuales, algo que le llevó a tomar la decisión de no reasignarlo.

El informe también señala que el hombre hizo que su deseo de trabajar en Disney fuera conocido por la Iglesia.

"Mientras estaba en el proceso de laicización, Ganster escribió a la diócesis indicando que buscaría empleo en Walt Disney World y esperaba usar a esa institución eclesiástica para ponerla como referencia". "A pesar de saber que Ganster era un depredador sexual, el Monseñor Muntone respondió por escrito al pedido de una referencia".

Muntone señaló: "Estoy bastante seguro de que la diócesis podrá darle una referencia positiva con respecto al trabajo que hizo durante sus años de servicio aquí como sacerdote".

La documentación también indica que gracias a esa carta de referencia, Ganster pudo conseguir el puesto en el parque temático.

Según el Orlando Sentinel, su mujer escribió en el obituario que Ganster murió en 2014 debido a un "corazón débil". En el mismo artículo, la viuda afirmó que su esposo "sufrió un colapso y fue esa razón la que lo llevó a buscar la laicización del Papa".

Ella no ha hecho ningún comentario sobre las acusaciones del gran jurado difundidas esta semana.

"En vida, su impacto fue muy grande", declaró Mary Ganster al Orlando Sentinel en 2014.

Últimas noticias

Mas Noticias