Avance de lava del volcán Kilauea en Hawaii (Archivo)
Avance de lava del volcán Kilauea en Hawaii (Archivo)

Un pequeño mundo nuevo se ha materializado en las costas de la Gran Isla de Hawai. La extensión de 6 a 9 metros es una tabula rasa geológica, intacta y diferente a casi cualquier otro lugar en la tierra.

La isla apareció por primera vez hace unos días a partir de la lava que, desde mayo, va fluyendo de una nueva fisura que se abrió en el volcán Kilauea de Hawai, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. La agencia dijo que la presión que hay bajo el agua había forzado la lava hacia el noreste. Un equipo del Observatorio de Volcanes de Hawai notó la masa durante un vuelo.

Uno de los volcanes más activos en todo el mundo, el Kilauea, ha entrado en erupción prácticamente de forma continua durante los últimos 35 años y con gran intensidad en los últimos meses. En junio, la roca derretida asfixió a un barrio llamado Vacationland. Hace poco, una bomba de lava del tamaño de una pelota de baloncesto se estrelló contra el techo de un barco turístico, hiriendo a más de 20 personas.

La cascada de erupciones y terremotos marca una mayor actividad volcánica en los últimos meses. Dos respiraderos –cámaras que permiten la salida de la lava- se cerraron y provocaron el drenaje de un lago de lava en la cumbre del volcán, según dijo Michael García, un vulcanólogo del campus Manoa de la Universidad de Hawai, en Honolulu, que ha estado estudiando el Kilauea desde su fase actual de erupciones, que comenzó en 1983. "Así que ahora tenemos en la cumbre una serie de explosiones diarias. Todos los días era boom, boom…. Es un colapso progresivo de la cumbre".

La lava que alimentaba estos orificios de ventilación se consumió y ahora está alimentando un respiradero en la subdivisión de Leilani Estates, cerca del extremo sureste de Hawai. Nuevas fisuras en la tierra están emitiendo corriente de roca fundida y, al mismo tiempo, forzando evacuaciones ya que el fuego envuelve hogares del distrito rural donde la propiedad es relativamente barata pero la vida es peligrosa. Cerca de 700 casas han sido destruidas desde mayo, según el Hawai Tribune-Herald.

Pero el daño a la propiedad no es la única consecuencia de las erupciones. La actividad volcánica puede impulsar la transformación estructural de islas oceánicas como Hawai y Tahití.

En todo el mundo, otras causas de la formación de islas incluyen la erosión y la retirada de los glaciares. Shelly Island, un banco de arena en forma de media luna, comenzó a formarse en la primavera de 2017 en los Outer Banks de Carolina del Norte, pero desapareció a principios de 2018. Uunartoq Quequerta se separó de la parte continental de Groenlandia en 2005 como resultado del retroceso de las plataformas de hielo.

El hecho de que la diminuta nueva masa de Hawai sobreviva es una pregunta abierta, según dijeron los científicos. Los factores cruciales incluyen cuánto duran las nuevas erupciones y el tipo de superficie que toma forma: lava dura, que es probable que dure lo suficiente como para invitar a la colonización de plantas y animales, o ceniza, que es más susceptible a la erosión.

"Creo que podemos esperar lo inesperado", aseguró García. "Si la erupción más reciente se detiene en un futuro cercano, la isla se erosionaría. Pero si la erupción continúa y la bahía se llena, es probable que la línea de costa se mude a esta isla y se podría tener una costa ampliada".

Si la isla sobrevive, sería una oportunidad para estudiar cómo habita la vida en una nueva área, una pizarra en blanco que sería una oportunidad para que los científicos de la tierra planteen nuevas preguntas sobre el terreno que ocupamos. "¿Cómo llega la vida a nuevos lugares y se desarrolla?" dijo García imaginando las oportunidades de investigación. "Es un misterio maravilloso y todavía tenemos el reto de apreciarlo plenamente".

Él suavizó sus expectativas: "Es muy posible que no sobreviva lo suficiente como para mantener la vida y ver cómo cambia. Lo hemos tenido en Japón: un volcán entrará en erupción, formará una nueva isla y en poco tiempo desaparecerá".

Alastair Bonnett, profesor de geografía social de la Universidad de Newcastle y autor de Fuera del mapa: espacios perdidos, ciudades invisibles, islas olvidadas, lugares salvajes y qué nos cuentan sobre el mundo dijo que las nuevas islas son cada vez más raras en una era de aumento del nivel del mar.

Hoy en día, las islas suelen aparecer en las noticias porque desaparecen, no cobran vida. El fenómeno de las islas en vías de desaparición es tan pronunciado que forma la base de un campo turístico especial. El sitio web Jetsetter anuncia "8 islas para visitar ahora antes de que desaparezcan". Mother Jones pregunta si Tuvalu, una nación insular polinesia formada por atolones de coral que recuerdan las pinturas de Gauguin de los mares del sur, "se convertirá en una Atlántida moderna".

No hay ausencia de nuevas islas que reemplacen a las que desaparecen, pero algunos de las más nuevas son artificiales, como la isla Deira frente a la costa de Dubai o una flota de islas artificiales que albergan equipamiento militar chino en el sur.

Lejos de ser hecho por el hombre, la nueva isla de Hawai sorprendió a todos. Ni siquiera tiene un nombre. Y las autoridades de Hawai dijeron esta semana que habían indicios de que la isla ya se estaba convirtiendo en una península y que se estaba uniendo a la isla principal, según Hawaii News Now.

Fissure 8 es el nombre provisional del respiradero que está descargando la lava que forma la nueva masa de tierra. Este mes, un miembro del Consejo del Condado de Hawai presentó una resolución solicitando a la Junta Estatal de Nombres Geográficos que "consulte con miembros de la comunidad que tengan vínculos directos tradicionales, culturales y familiares con el distrito de Puna para establecer un nombre apropiado para el respiradero Fissure 8".

Bonnett subrayó que las nuevas islas volcánicas son notables no solo porque "son espectaculares sino también porque no son en absoluto comunes. Aproximadamente las tres cuartas partes del magma fundido del mundo proviene de debajo del mar, pero se necesita mucho para hacer una isla".

"Las nuevas islas tienen una especie de esperanza y una sensación de nuevo comienzo. Nuevas islas interrumpen nuestro sentido de la geografía ordenada, que es también la razón por la que nos fascinan, incluso las más pequeñas. Apenas podemos creer que la tierra se pueda crear frente a nuestros ojos, se siente como una especie de magia. Seguimos comprometidos con la noción, a pesar de toda la evidencia contraria, de que nuestro planeta es un bulto inmóvil".

"No es coincidencia" dijo Bonnett, que Thomas More escogiera una isla como escenario de su sátira sociopolítica de 1516 Utopía, que acuñó el término para un lugar donde todo es perfecto. El neologismo se basa en los ou-topos griegos, que significan "ningún lugar" o "ninguna parte", y en eu-topos, que significa "buen lugar". Connota un proyecto ideal inconcluso, tal vez inalcanzable, pero tal vez no.