Un perro posa junto al logo de Chanel en una presentación de la marca en el Gran Palacio de París (AFP/FRANÇOIS GUILLOT)
Un perro posa junto al logo de Chanel en una presentación de la marca en el Gran Palacio de París (AFP/FRANÇOIS GUILLOT)

La marca Chanel, conocida por su perfume número 5, vestidos negros y su secreto financiero, abrió por primera vez sus libros de cuentas para revelar que el año pasado tuvo unas ventas de casi USD 10.000 millones, un nivel que rivaliza con el líder de lujo Louis Vuitton.

También revela una fortuna mucho mayor de las estimaciones anteriores que se habían hecho para los dos hermanos que poseen el gigante de lujo. Alain y Gerard Wertheimer tienen, cada uno, unos USD 23.000 millones, lo que supone unos USD 8.700 millones más de lo calculado previamente por el Índice de Billonarios de Bloomberg. Eso los convierte en la cuarta y quinta persona más ricas de Francia y los sitúa entre los 40 más ricos del planeta.

La casa de moda francesa dijo que divulgó los números en parte para repeler los rumores de bajos ingresos. Chanel registró ganancias netos de USD 1.800 millones el año pasado en ingresos de USD 9.600 millones. Las ventas aumentaron un 11 por ciento a medida que la industria se benefició de la demanda asiática.

"Nuestra fortaleza financiera nos brinda los medios para mantenernos independientes y enfocarnos en el largo plazo", señaló el presidente financiero Philippe Blondiaux en un comunicado.

Un portavoz de Chanel apuntó que la compañía no iba a hacer comentarios sobre el patrimonio neto de los hermanos.

El abuelo de los multimillonarios compró una participación mayoritaria en el negocio de Gabrielle "Coco" Chanel en la década de los años veinte. Fundó su marca homónima en 1910 y revolucionó la moda con una silueta deportiva y elegante que puso fin rápidamente a los corsés y los adornos de la Belle Epoque. En 1983, los Whertheimers contrataron al diseñador alemán Karl Lagerfeld para que asumiera el cargo de director artístico. Lagerfeld, reconocible al instante por su uniforme de peluca blanca y gafas de sol oscuras, ahora tiene 84 años y la compañía no ha revelado ningún plan para su sucesión.

"Somos una familia muy discreta, nunca hablamos", manifestó Gerard en un artículo publicado en el New York Times en febrero de 2002. "Se trata de Coco Chanel. Se trata de Karl. Se trata de todos los que trabajan y creen en Chanel. No se trata de los Wertheimers".

La revelación financiera de Chanel alimenta una carrera por los derechos de fanfarronear entre las mayores marcas de la industria de la moda, después de que Gucci dijera que pretende elevar sus ingresos hasta los USD 11.600 millones (el año pasado tuvo USD 7.200 millones). Eso rivalizaría con Louis Vuitton, el nombre más grande y rentable del lujo. Con un aumento de ventas del 45 por ciento el año pasado, Gucci se adelantó a Hermes International.

Mientras que Gucci está creciendo más rápidamente, Chanel ha confiado en la fortaleza de su división de cosméticos incluso cuando sus principales rivales se centraron más en la moda y los bolsos de mano. Chanel remarcó que el crecimiento el año pasado fue impulsado por la nueva fragancia Gabrielle Chanel, así como por las colecciones de prêt-à-porter y cuero.