(Getty Images)
(Getty Images)

Una enmienda considerada por el Comité de Agricultura de la Cámara cambiaría la Ley de Bienestar Animal para prohibir a las personas a "sacrificar a sabiendas un perro o un gato para consumo humano", así como transportar o participar en otras actividades comerciales relacionadas con el consumo de carne de mascotas.

La matanza de perros y gatos es extremadamente rara en Estados Unidos y está prohibida en los mataderos comerciales. Pero el consumo de animales comúnmente considerados como mascotas y todavía tiene lugar entre algunos grupos de inmigrantes. Solo un puñado de estados, incluidos Nueva York, Nueva Jersey y California, prohíben esas carnicerías a pequeña escala.

Los infractores estarían sujetos a hasta un año de prisión, una multa o ambas cosas. La propuesta sería parte de una reautorización de todos los programas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Organizaciones como la Humane Society de Estados Unidos han estado luchando contra la matanza de perros y gatos de todo el mundo, con la presidenta en funciones Kitty Block haciendo un llamado a la ley agrícola como "un vehículo ideal" para avanzar en la prohibición. Le enmienda del representante republicano Jeff Denham de California es similar a un proyecto de ley presentado por su homólogo demócrata Alcee Hastings de Florida, que cuenta con el auspicio de 239 organizaciones.