(iStock)
(iStock)

JPMorgan Chase and Co. dio a conocer que sus empleadas ganan el 99 por ciento de lo que ganan sus empleados masculinos en todo el mundo, convirtiéndose en el quinto gran banco de Estados Unidos en revelar una brecha salarial de género ajustada entorno al uno por ciento.

Las personas de color empleadas por el banco obtuvieron más del 99 por ciento de lo que ganaban los trabajadores blancos, según una nota interna enviada a los empleados. La compañía está fuertemente comprometida con la diversidad, dice Robin Leopold, jefe de recursos humanos, y agregó: "Sabemos que siempre podemos hacer más, y lo haremos".

A medida que un número creciente de firmas financieras revelan si los hombres y las mujeres reciben una compensación equitativa, la paridad se ha hecho presenta en un 99 por ciento, después de ajustarse por factores como el rol laboral, la antigüedad y el lugar.

Además de Wells Fargo & Co., Bank of America Corp, Citigroup Inc. y Bank of New York Mellon Corp., MasterCard Inc., informó la semana pasada que su brecha salarial de género era de alrededor del 1 por ciento.

Las cifras contrastan con la brecha salarial promedio de género en Estados Unidos que ha rondado el 20 por ciento desde 2007, según el Centro Nacional de los Derechos de la Mujer.

La fuerza de trabajo de JPMorgan está prácticamente dividida entre hombres y mujeres, pero las mujeres siguen estando subrepresentadas en los niveles superiores. Los hombres representan el 70 por ciento de los ejecutivos y el 83 por ciento de los directores corporativos, según los datos del Índice de Equidad de Género de Bloomberg Financial Services.

Las nuevas revelaciones anticipan la fecha límite inminente para todas las compañías que emplean a más de 250 personas en el Reino Unido para publicar sus números de brecha salarial de género en cuanto a sus empleados británicos, un requisito que incluirá a los grandes bancos de Estados Unidos.

Si bien la reciente avalancha de divulgaciones voluntarias ha puesto de manifiesto discrepancias muy ajustadas, JPMorgan parecía estar advirtiendo a los empleados que su presentación en el Reino Unido podría tener una imagen bien diferente.

"Los números al desnudo, excluyendo este tipo de factores, mostrarán una brecha entre el salario de hombres y mujeres", escribió la firma en su memorando. "Pero descubrimos que a los empleados se les paga de manera adecuada cuando se toma en consideración su área comercial, su experiencia y el trabajo que realizan".

Pocos bancos globales han presentado sus divulgaciones en el Reino Unido. Hace unos días, Barclays Plc dijo que se paga a las mujeres de su división de inversión la mitad de lo que ganan los hombres. También el Royal Bank of Scotland Group señaló que sus empleadas ganaban un 37 por ciento menos que los hombres y Lloyds Banking Group Plc dijo que su brecha salarial era del 37 por ciento.

Las brechas como la de Barclays muestran cómo "los hombres dominan las posiciones más poderosas y bien pagadas", comenta Natasha Lamb, socia gerente de Arjuna Capital, con sede en Boston, que presionó a los cinco bancos y otras compañías financieras para que divulgaran sus datos.

"El primer paso es pagar a las mujeres de manera justa por el trabajo que están haciendo ahora. El segundo paso es moverlas a puestos de mayor paga y cosechar los beneficios de rendimiento que ofrece un liderazgo más diverso", apunta.

Arjuna retiró sus propuestas en JPMorgan y MasterCard una semana después de las revelaciones de las compañías.