Peligra el récord Guinness de un hombre acusado de hacer trampa con los videojuegos

Por Amy B Wang
Videoconsola Atari 2600 (Wikimedia)

Durante más de tres décadas, el récord de Dragster, un juego de carreras diseñado para la videoconsola Atari 2600, no pudo ser superado jamás.

En 1982, un jugador llamado Todd Rogers supuestamente registró un tiempo de 5.51 segundos en Dragster, una simulación de manejo (en el sentido más rudimentario de principios de los ochenta) que requiere cambiar de marcha en el momento justo para maximizar la velocidad del auto a través de la pantalla.

Para demostrar su hazaña, según cuenta su historia, Rogers dijo que tomó una fotografía Polaroid y la envió a Activision, la empresa editora del juego, que confirmó el puntaje.

En el año 2000, el puntaje de Rogers, según lo registrado por Activision, se importó formalmente a las bases de datos de Twin Galaxies, un grupo que realiza un seguimiento de los registros de videojuegos en todo el mundo. Durante los años siguientes, otros récords de juegos se registraron en los marcadores de Twin Galaxies, pero lo más cerca que alguien pudo haber estado a punto de vencer a Rogers en Dragster fue con el puntaje de 5.57 segundos.

En 2001, Guinness World Records reconoció a Rogers por tener el récord en el videojuego más antiguo del mundo. Parece que su época de Dragster en 1982 fue férrea.

Hasta hace poco.

Ante el creciente número de quejas de que Rogers había falsificado su tiempo, así como un creciente número de pruebas que sugieren que una carrera de 5.51 segundos en Dragster era técnicamente imposible, Twin Galaxies anunció hace unas semanas que había descartado todos los récords de Rogers. No solamente su tiempo en el Dragster de 1982, sino que prohibió todos los registros de su historial.

"El modelo de análisis de software concluyó que lograr tiempos de puntaje inferiores a los 5.57 segundos (en Dragster) no es posible bajo condiciones de juego estándar y normales", señaló la compañía sobre su decisión. "Más allá de la evidencia de análisis de software, que se relaciona directamente con el puntaje de Todd Rogers de 5.51 en Dragster, este caso de disputa ha reunido una cantidad significativa de pruebas, ya que se extiende mucho más allá del rendimiento individual de Todd. Hemos evaluado esta evidencia cuidadosamente y consideramos que es algo convincente y relevante", apuntó.

Una línea en particular se destacó por encima de las demás en la declaración de Twin Galaxies: "Hemos notificado nuestra decisión a Guinness Worlds Records".

Según la compañía, algunas de las pruebas contra Rogers incluyeron un análisis de un jugador de videojuegos y un ingeniero informático llamado Eric Koziel, que construyó un modelo, fotograma por fotograma, para mostrar que, incluso con una computadora que ayuda a optimizar el tiempo, lo más rápido que alguien pudo completar una carrera de Dragster fue de 5.57 segundos.

Rogers devolvió el golpe al modelo de Koziel, defendiendo su registro en el sitio de noticias de videojuegos Kotaku:

"Koziel sigue un patrón específico en el que te mantienes en primera y segunda marcha durante bastante tiempo", sostuvo él. "Podría sentarme frente a un televisor y jugar durante una hora consecutiva y obtener 650 tipos diferentes de juego y nunca sería lo mismo. Si (Koziel) basa sus hojas de cálculo y su cambio en un patrón en particular, entonces eso es de ignorantes y de mente cerrada porque no estás teniendo en cuenta el elemento humano de cómo respondería el juego", agregó.

Sin inmutarse, Koziel desafió nuevamente a Rogers diciendo que su razonamiento era "inexacto en los hechos".

"(En Dragster) hay exactamente un bloque de código responsable de verificar si un jugador está cambiando el estado de cambio. Ese cambio es completamente binario", dijo Koziel en respuesta al artículo de Kotaku.

En agosto del año pasado, otro jugador llamado Dick Moreland presentó una disputa oficial contra Twin Galaxies impugnando el tiempo de 5.51 segundos de Rogers, citando el análisis de Koziel. Para entonces, Rogers era indudablemente uno de los jugadores de videojuegos más destacados del mundo, conocido por ser el primero en ser "profesional" y uno de los primeros miembros del Equipo Nacional de Videojuegos de Estados Unidos. Sin embargo, muchos de sus logros también habían despertado sospechas de que parecían casi cómicamente imposibles.

El récord de Rogers en el clásico juego de Atari, Centipede, por ejemplo, figuraba en el sitio de Twin Galaxies con un puntaje de 65,000,000. El segundo más alto, 58,078, apenas se acercaba.

Rogers no contestó a las peticiones de comunicación.

Durante meses, la investigación de Twin Galaxies se prolongó. Fue aún más complicado por los muchos seguidores que tiene Rogers, incluyendo el diseñador de juegos de Dragster, David Crane, que continuó defendiendo el marcador de 5.51 segundos.

"Mi posición es muy simple. Los altos puntajes publicados por Activision en la década de los ochenta fueron autentificados usando los métodos establecidos en ese momento, por la autoridad gubernamental vigente", dijo Crane a Twin Galaxies. "No tengo ninguna duda, ni antes ni ahora, de que Todd Rogers logró los puntajes que se le atribuyen, proporcionó la evidencia corroborante necesaria para respaldar esos puntajes, y se ganó el derecho de ser nombrado campeón del mundo por la autoridad de validación. Proporciono algo más concreto que mi simple opinión", agregó.

Nada de eso importaría al final. En su reciente decisión, Twin Galaxies dijo que no pudieron encontrar nada del material que Activision usó para confirmar el puntaje de Rogers (incluyendo la supuesta fotografía Polaroid).

"No podemos cambiar el reconocimiento de Activision sobre este puntaje, pero tenemos una responsabilidad general por los logros del juego, y ya no podemos aceptar sus registros históricos como la única justificación para las puntuaciones establecidas en ese momento", afirmó Twin Galaxies, calificando el proceso de "prueba" y una experiencia de aprendizaje. "Nos preocupamos mucho por la integridad de nuestros marcadores y continuaremos mejorando paso a paso, sin importar cuán doloroso pueda ser ocasionalmente. Twin Galaxies está dedicado a erradicar completamente los puntajes inválidos de nuestra base de datos histórica donde sea que los encontremos".

Koziel dijo que el fallo de Twin Galaxies fue un alivio y que sus esfuerzos para refutar el tiempo de Rogers no fue algo personal: los dos no se conocen y nunca han hablado.

"Eso tardó demasiado. Se trata de alentar a todos los que quieran ir a toda velocidad", remarcó Koziel a The Washington Post.

En cuanto a aquellos que continuaron apoyando a Rogers, a pesar de la evidencia, Koziel dijo que probablemente no podría hacer nada más para cambiar de opinión.

"Me alegro que todo haya cambiado, al menos en la medida en que puedo verlo razonablemente", apostilló el analista.

Últimas noticias

Mas Noticias