(Archivo)
(Archivo)

El Google Lunar XPrize, una ambiciosa competencia, con un premio de USD 30 millones, para enviar un robot a la superficie de la Luna, terminará sin que ninguno de los equipos pueda cumplir con la fecha límite del 31 de marzo, según explicaron los organizadores en un comunicado.

Después de consultar con los cinco equipos restantes en la competencia, "hemos llegado a la conclusión de que ningún equipo hará un intento de lanzamiento para llegar a la Luna antes del 31 de marzo de 2018", escribieron Peter Diamandis y Marcus Shingles en el comunicado. "Aunque esperábamos un ganador, a causa de las dificultades para la recaudación de fondos, los desafíos técnicos y regulatorios, el gran premio del Google Lunar XPrize no será entregado", agregan.

Para ganar, los concursantes habrían tenido que aterrizar una nave espacial en la superficie de la Luna, recorrer por lo menos 500 metros y luego transmitir videos de alta definición e imágenes de la Tierra.

El final de la competencia es una decepción y un signo de las dificultades de los viajes espaciales comerciales, a pesar de los avances de compañías como SpaceX. El Lunar XPrize fue una continuación del Ansari X Prize, un concurso de USD 10 millones organizado por SpaceShipOne, la empresa de Paul Allen, que en 2004 se dispuso el primer vehículo no gubernamental en superar el límite del espacio.

Los funcionarios de la industria espacial tenían esperanzas en la competencia lunar, y había algunos proyectos que tenían buenas posibilidades, entre ellos una compañía llamada Moon Express.

En 2016, la compañía con sede en Florida se convirtió en la primera entidad comercial a la que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos autorizó a abandonar la órbita de la Tierra en busca de espacio profundo.

La compañía ha dicho que mientras haya la competición de XPrize, continuará con sus planes para aterrizar en la Luna.

"Continuamos enfocándonos en nuestros planes de acceso a la Luna, nuestra asociación con la NASA y nuestra visión a largo plazo de desbloquear recursos lunares para el beneficio de la vida en la Tierra y nuestro futuro en el espacio", dijo en un comunicado Bob Richards, fundador y director ejecutivo de Moon Express.

XPrize, por su parte, está "explorando varias formas de proceder (al desarrollo)". "Esto supone encontrar un nuevo patrocinador para proporcionar una bolsa de premios siguiendo los pasos de la generosidad de Google, o continuar el Lunar XPrize como una competencia no monetaria", apuntan sus portavoces.