Han sido mejores amigos desde sexto grado, una relación que para muchos sería como familiar.

Y resulta que sí lo son: Alan Robinson y Walter Macfarlane, ambos de Hawai, descubrieron recientemente que eran hermanos después de conocerse durante más de 60 años. Los dos supieron que tenían la misma madre biológica después de hacerse independientemente pruebas de ADN.

Robinson y Macfarlane, de Oahu, contaron su historia hace unos días a varias estaciones de televisión de Honolulu, después de organizar una fiesta para revelar el secreto a sus respectivas familias.

Las pruebas de ADN han crecido en popularidad en los últimos años, ya que el precio de los kits de prueba ofrecidos por empresas como 23andMe, Ancestry.com y Family Tree DNA ha bajado a unos USD 100, a pesar de que continúan existiendo algunas preocupaciones de privacidad. Los resultados pueden revelar información sobre parientes distantes o desconocidos.

Los hombres se conocieron hace décadas, cuando eran adolescentes y jugaban juntos al fútbol en la Escuela Punahou, una prestigiosa escuela de secundaria privada en la isla que tiene al ex presidente Barack Obama entre sus antiguos alumnos.

"Cuando jugamos en Punahou, ambos estábamos en el primer string y jugábamos codo con codo", comentó Macfarlane en un video publicado por KITV 4.

Aunque los dos tenían intereses similares y se parecían, según algunas personas que los conocían, ninguno de los dos pensó en la posibilidad de que estuvieran emparentados, según informó la estación de televisión.

"Nunca se me pasó por la cabeza. Eso es realmente increíble", confesó Robinson.

Robinson fue adoptado por su familia, mientras que Macfarlane nunca conoció a su padre, de acuerdo a informaciones difundidas por KHON 2.

"Este tipo era como un hermano mayor todo el tiempo. Íbamos a hacer buceo, yo hacía ruido con el agua y salpicaba todo el tiempo, y él me enseñaba a hacerlo bien. Siempre salía del agua con más peces que yo", relataba Robinson.

"Como debería ser", intervino Macfarlane. "Eres mi hermano menor", bromeó.

Macfarlane se sometió a una prueba de ADN después de buscar más información sobre su familia a través de internet.

"Entonces comenzamos a investigar todas las relaciones que surgieron", explió Cindy Macfarlanae-Flores, su hija, a KHON 2.

Un hombre de usuario Robi737 apareció en el primer puesto de la lista de coincidencias de ADN. "Robi" fue uno de los apodos de Robinson y, el número, se lo puso porque solía volar un 737 para Aloha Airlines. Robinson, por su parte, también se había realizado una prueba de ADN y los resultados se habían compartido a Ancestry.com

Macfarlane y Robinson tenían cromosomas X idénticos; los hombres hicieron una investigación y descubrieron que tenían la misma madre biológica.

Las pruebas de ADN, a veces, pueden llevar a sorpresas incómodas, descubriendo que un padre o un pariente cercano no está realmente relacionado. 23AndMe ya no proporciona datos sobre este tipo de resultados, pero en 2014, estimó que 7,000 usuarios de su servicio descubrieron resultados inesperados de paternidad o tuvieron conocimiento acerca de hermanos desconocidos anteriormente.

Tanto Robinson como Macfarlane describieron su descubrimiento sorpresa en términos positivos.

"Sí, fue una sorpresa. Fue una experiencia abrumadora, todavía es abrumadora. No sé cuánto tiempo me tomará superar esta sensación", admitió Robinson.

Los dos, ambos jubilados, planean viajar juntos.

"Este es el mejor regalo de Navidad que jamás podría imaginar tener", apostilló Robinson al respecto.