(Getty)
(Getty)

Washington – La estrella My'shay Bennett ha transformado su vida de manera extraordinaria. Ella ha pasado de estar involucrada en una pandilla callejera a tener una tienda de ropa. Desde peleas en las estaciones de metro de DC hasta su aparición en la campaña de metro contra el acoso sexual.

Y la vida, de una manera tan misteriosa como dramática, la ha transformado. Desde sentirse atrapada en el cuerpo masculino en el que nació, hasta abrazar a la mujer que es ahora.

Estuve entrevistando a Bennett sobre los primeros dos cambios, que fueron lo suficientemente milagrosos para mí. En cuanto a su transformación física, había planeado alejarme de eso. Mi única duda era qué pronombre usar.

"Soy trans", dice Bennett, de 27 años. "Pero puedes usar "ella". Solía ser un niño, pero estoy haciendo la transición a una niña", agrega.

Solo oyendo eso, con una sonrisa y un toque de alivio en su voz, me hizo feliz por ella. Y le devolví la sonrisa, aunque no tenía idea de a qué se refería.

Para un hombre criado en el Sur en la década de los sesenta, el transgénero no era parte de mi mundo. Aunque vivo en una región muy progresiva, nadie en mi círculo de amigos es transgénero.

(Getty)
(Getty)

Pero últimamente ha habido un torbellino de noticias sobre personas transgénero, sobre todo la elección de al menos cinco candidatos transgénero para el cargo público del 7 de noviembre. Las victorias han sido aclamadas como un repudio de los homofóbicos y los odiosos, y un gran paso hacia la comprensión e inclusión de un grupo muy difamado.

Estoy del lado que repudia el odio pero también está en una curva de aprendizaje empinada hacia la comprensión. Descubrir definiciones e identidades dispares ha sido un desafío.

"Transgénero se refiere a un grupo diverso de personas que cruzan o trascienden categorías de género culturalmente definidas", según un glosario del sitio web del Departamento de Salud de Washington DC. "Es cada vez más utilizado para abarcar una familia de identidades y expresiones de variantes de género, pero las opiniones del término pueden variar según la región individual o geográfica", explica. El glosario incluso hace referencia a Two Spirit, un término utilizado por algunas tribus nativas americanas para describir a las personas de su comunidad que representan un tercer género.

Para algunas personas puede ser difícil entender sus ideas. En la Biblia se habla acerca de cómo Dios moldeó al hombre de barro y formó a la mujer de la costilla a partir de una costilla. Dos sexos, eso es todo. Nadie se atreve a cuestionar eso.

AFP
AFP

Pero la experiencia humana es cualquier cosa menos simple. Un trabajo de investigación realizado por Katherine Wu, una graduada de Harvard, refuta muchos conceptos erróneos: "Si bien la lista de causas para la identidad transgénero continúa creciendo, se ha vuelto bastante claro que no es una elección consciente", escribió Wu.

Bennett me dijo que a los 13 años, se convirtió en miembro fundador de una notoria pandilla callejera gay llamada Check It. El grupo se había unido para evitar los ataques de otras pandillas que atacaban a los homosexuales.

"Solía pelear todo el tiempo. Fue una locura, nunca pensé que aún estaría viva", subraya.

El éxito de Bennett es aún más notable por lo vulnerable que es su vida. En los últimos cinco años, 88 mujeres transgénero en los Estados Unidos han sido víctimas de homicidios, y casi todas eran negras o hispanas, según un informe publicado por Human Rights Campaign.

(iStock)
(iStock)

La mayoría de ellos, 55, habían sido asesinados en el sur. Casi tres cuartas partes tenían menos de 35 años, incluidos cuatro menores, de acuerdo a los detalles de la investigación.

Wu dijo: "Al menos el 63 por ciento de las personas transgénero experimentan actos de discriminación con regularidad, incluidos el encarcelamiento, la falta de vivienda y el asalto físico".

Sin embargo, frente a tal odio, Bennett se sentía bien por lo que le estaba sucediendo.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

La pandilla con la que solía estar, Check It, ahora es Check It Enterprises, una tienda de ropa y centro de defensa LGBTQ en el sudeste de Washington. Bennett es directora ejecutiva y ex miembros de Check It ahora forman parte de la junta directiva.

Lo que Bennett estaba haciendo no tenía nada que ver con tratar de entrar al baño de mujeres para mirar a las chicas, como algunos han afirmado.

Ella sabe quién es ahora y solo quiere vivir su vida.