(istock)
(istock)

¿Cuándo es el momento adecuado para reservar tus próximas vacaciones? Justo cuando estamos planificando los viajes, nos surge esa pregunta. Pero la mejor respuesta, además del "no depende" evasivo, generalmente es "lo más pronto posible".

Ambas respuestas pueden ser frustrantes. Necesitas saber si hay un mejor momento para apretar el gatillo. Resulta que sí, pero depende de lo que estés reservando, a dónde viajes y cuándo planeas ir.

"No hay una respuesta mágica", señala Michael Sheridan, profesor asistente de la Escuela de Deporte, Turismo y Administración Hotelera de la Universidad de Temple. "Hay una serie de factores que afectan la fluctuación de las tasas", advierte.

Los viajeros que reservan en el momento correcto, sabiamente, pueden ahorrar cientos de dólares en un boleto o en una habitación, mientras que las personas que presionan el botón en el momento incorrecto pueden ver cómo las tarifas se duplican. Esos son algunos factores que pueden aumentar las probabilidades de aterrizar en la categoría anterior.

(iStock)
(iStock)

Boleto aéreo: la temporada alta de boletos de avión comienza la última semana de abril y continúa hasta el último fin de semana de agosto, según Tom Spagnola, vicepresidente senior de Cheapoair.com. El mejor momento para comprar: el 23 de agosto, que extraoficialmente se llama el Día Nacional de los Vuelos Baratos. "A lo largo de esta semana, los precios de las tarifas aéreas caen drásticamente. Esto marca el final de la temporada alta de viajes y entramos en la temporada baja. Los consumidores encontrarán buenas ofertas de boletos de avión a partir de la última semana de agosto y en la temporada de otoño".

Las tarifas aéreas pueden ser volátiles todo el año. Los precios suelen estar en su punto más bajo entre tres y cuatro meses antes de una partida. Saltan 14 días antes de la salida y nuevamente 7 días antes de que usted salga, ya que los sistemas computarizados de precios anticipan una mayor demanda de los viajeros de negocios, que tienen más dinero para gastar. Claro, las ventas de último minuto ocurren a menudo, pero son casi imposibles de predecir.

Tarifas hoteleras: por lo general, los precios de los hoteles fluctúan mucho menos que las tarifas aéreas, aumentando de manera predecible cuando la demanda se incrementa, como en Acción de Gracias y en las vacaciones de primavera, luego caen durante los períodos de inactividad, como a principios de enero. En Washington, las tasas en las propiedades Hilton alcanzan su punto máximo cuando las flores de cerezo están floreciendo y en Navidad. "La época más lenta del año suele ser cuando el Congreso se paraliza", remarca Andrew Flack, vicepresidente de marketing y comercio electrónico para las Américas de Hilton.

(istock)
(istock)

Un análisis realizado recientemente por el sitio web Yapta.com reveló que para los hoteles reservados en mayo, hay una probabilidad significativamente mayor de que ocurra una caída de precios: si has reservado una estancia en noviembre, los precios son más estables. En algunos mercados, los precios son tremendamente impredecibles. Las tres ciudades con mayor volatilidad de precios son Londres, San Francisco y Nueva York, de acuerdo al sitio.

Al igual que pasa con las líneas aéreas, reservar una habitación con una semana o más de anticipación podría suponer una tarifa más baja. Por ejemplo, si reservas siete días antes de tu llegada al Extended Stay America, obtendrás un cinco por ciento de descuento en tu tarifa nocturna; reservar con 21 días de antelación te dará un diez por ciento sobre la tarifa normal.

(iStock)
(iStock)

Alquiler de autos: aquí, también, los precios son muy dinámicos, lo que significa que viene impulsado por la oferta y la demanda, "con extrema elasticidad en función del día, la fecha e incluso el momento de la reserva", según comenta el consultor de alquiler de vehículos Neil Abrams. Los sistemas para fijar precios están optimizados para que el último cliente reserve el último vehículo disponible al precio más alto posible.

Pero hay estacionalidad en las tarifas, y despende del lugar dónde lo estés alquilando. Jim Tennant, que analiza los precios de alquiler en The Tennant Group, una firma de consultoría de negocios con sede en California, dice que los precios alcanzan su máximo en el sureste durante los meses de marzo y abril. En el noreste, noroeste y el medio oeste, los precios suben a su punto más alto en julio y agosto, mientras que en el suroeste hay esa tendencia en julio y de diciembre a marzo.

Boletos de cruceros: las temporadas más altas son las vacaciones de verano, las Navidades y principios de enero, según el análisis realizado por Seahub, un sitio web de reserva de cruceros. "Así que reserva justo después de estos períodos", aconseja Makoto Rheault-Kihara, director de marketing del sitio. Los precios de los boletos bajan en marzo y agosto debido a la baja demanda. La mayoría de los boletos se venden durante la temporada tradicional de "olas" a principios de año, cuando las tasas pueden alcanzar su nivel más alto. Eso es, en parte, un problema de psicología de compras. Durante el final del invierno, la gente está pensando en viajar a un destino de clima cálido. Las líneas de cruceros y sus máquinas de comercialización están tratando de sacar provecho de la fiebre por conseguir una buena cabina.

(iStock)
(iStock)

Alquiler de vacaciones: este es uno de los grandes misterios de viajes, ya que los precios, a menudo, los establecen los propietarios en lugar de los algoritmos de la computadora. Pero hay un patrón: los precios en alquileres de vacaciones caen significativamente para las estadías en septiembre, con las tarifas nocturnas bajando un promedio de porcentajes de dos dígitos en muchos de los destinos vacacionales más populares, según los nuevos datos de HomeAway. Los visitantes de San Diego, Chicago y Myrtle Beach pueden ahorrar un promedio de USD 93 por noche en sus alquileres de vacaciones. Lo mejor es reservar su cabina para la temporada de esquí antes de mediados de octubre. A finales de noviembre, la mitad de los alquileres de vacaciones de nieve reservados a través de HomeAway.com ya están reservados.

Por supuesto, todo esto supone que el inventario de boletos, habitaciones y cabañas es ilimitado. No lo es. Cuando se agoten los suministros, el juego termina. Entonces, al final, ese consejo de reservar temprano todavía suena cierto. Si tienes que estar en algún lugar, reserva lo antes posible.