La atención se centró en el trato de las aerolíneas a los pasajeros luego de la violenta expulsión de un pasajero en un vuelo de United Airlines.
La atención se centró en el trato de las aerolíneas a los pasajeros luego de la violenta expulsión de un pasajero en un vuelo de United Airlines.

La policía de aviación de Chicago arrastra a un hombre ensangrentado por el pasillo de un avión de United. Una madre que carga a su bebé comienza a llorar después de una pelea con un tripulante de a bordo de American Airlines. Un funcionario de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) revisa de manera obsesiva a un adolescente durante una sesión de seguridad en el aeropuerto de Dallas/Fort Worth. Vuelan los puños en el aeropuerto de Fort Lauderdale-Hollywood luego que Spirit cancelara docenas de vuelos.

Desde el año pasado, la colección de videos que documentan los altercados entre personal de las aerolíneas y viajeros ha superado el número de películas de Rocky. Lo más reciente: el video de 13 minutos de Navang Oza en donde discute con un agente de United en Nueva Orleans.

"Estamos en medio de una revolución social impulsada por el hecho de que todo el mundo tiene en su bolsillo un teléfono con cámara", dijo Jay Stanley, analista de política de la American Civil Liberties Union (ACLU). "La gente desafía a las autoridades de una forma diferente".

No hace mucho tiempo atrás, solo las personas que se encontraban en el lugar de los hechos hubieran podido atestiguar sobre estos eventos alarmantes. Hoy, millones de ojos observan estos incidentes de cerca. Y la pregunta importante es: ¿deberías comenzar a grabar o quedarte tranquilo leyendo una revista?  Muchos expertos dicen "graba".

Amiati Etzioni, profesor de Psicología en la Universidad George Washington, dijo que el público tiene la obligación moral de documentar las injusticias.

"No puedes mirar a un lado e ignorar", comentó. "Al menos grábalo y compártelo".

Algunos de los videos más recientes compartidos por pasajeros han estimulado el cambio. Después del incidente, United y otras aerolíneas implementaron en sus políticas de sobre venta disposiciones a favor de los consumidores. American suspendió al asistente de vuelo. TSA trabajó junto con la madre del adolescente para actualizar su información en línea sobre cómo viajar con niños.

"La tecnología representa hoy el control y el equilibrio con las autoridades", dijo Stanley. "Puede mejorar la situación".

Si estás preocupado porque podrías estar violando una ley al grabar sin permiso, no te preocupes: si te encuentras en propiedad pública estás protegido.

En su página web, la ACLU explica el derecho a grabar: "Tomar fotografías y video de cosas en lugares públicos que son claramente visibles es un derecho constitucional, y eso incluye instalaciones de transporte".

En propiedad privada, el dueño puede prohibir las fotografías y podría pedirte que te vayas. También podría llamar a la policía para acompañar al intruso fuera de las instalaciones.

Los aviones son un área más complicada. Las aerolíneas son dueñas de la nave, pero Stanley explica que los aviones son "vehículos de transporte común y espacios altamente regulados". El analista de política consultado dijo que no podría imaginarse que las aerolíneas le prohiban a los pasajeros usar sus teléfonos celulares; administrar tal prohibición, dijo, sería un caso infructuoso.

(AP)
(AP)

Las compañías publican sus directrices sobre el uso de dispositivos electrónicos en sus revistas de vuelo o en sus páginas web. La redacción varía un poco entre las aerolíneas.

Southwest: "¿Quieres fotografiar o grabar los empleados o clientes de Southwest Airlines? ¡Déjales saber primero! El uso de cámaras y dispositivos móviles están permitidos a bordo para capturar momentos personales pero no pueden interferir nunca con la seguridad del vuelo y siempre debe respetar la privacidad de los demás".

United: "El uso de cámaras pequeñas o dispositivos móviles para fotos y video está permitido a bordo siempre y cuando el propósito sea capturar momentos personales". Está prohibida la fotografía o la grabación de otros pasajeros o personal de la aerolínea sin su consentimiento expreso.

Stanley le recordó a los futuros "documentalistas" que ningún empleado o agente de la ley puede confiscarte tu cámara o dispositivo.  Un funcionario solo puede hacerlo si tiene una orden. Y nadie, por ninguna razón, puede borrar tus imágenes. Para salvaguardar tu material la ACLU creó la aplicación gratuita Mobile Justice. Con esta podrás pasar tu video desde tu teléfono hasta los servidores de la organización sin fines de lucro.

La página web witness.org, que capacita a los ciudadanos para que usen los videos con el fin de crear cambio, ofrece una serie de consejos y guías en línea que se pueden bajar a la computadora.

"Ahora todos somos editores y tenemos responsabilidades éticas", dijo Jameel Jaffer, director ejecutivo del Instituto Knight sobre la Primera Enmieda de la Universidad de Columbia.