Ilustración: Camilo Castro | VICE Colombia
Ilustración: Camilo Castro | VICE Colombia

Correr es una actividad que desborda lo físico. Ahora es un universo de múltiples capas, condiciones, disposiciones y propósitos.

Colombia – Correr ya no se trata únicamente de comprar unos buenos tenis, salir al parque y seguir disciplinadamente la rutina de un hobby. Ahora se han creado grupos y comunidades que le dan un significado más amplio al deporte y lo complementan con iniciativas sociales y culturales. ¿Correr para concientizar sobre el medio ambiente? ¿Correr por los derechos de ciertas comunidades? Ya no es running únicamente, sino una actividad que va más allá del hecho de correr.

Según Jorge Lozano, jefe de prensa de la Media Maratón de Bogotá, cada fin de semana en Colombia se llevan a cabo de tres a cuatro carreras de todo tipo. Por su parte, Álvaro Quintero, entrenador de ChiRunning, una disciplina emergente, me cuenta que "en Colombia se puede estar hablando de 200 carreras, formales e informales, al año".

En las cifras mundiales Colombia aparece dentro de los 20 países más metidos en el cuento de correr. De hecho, la página Run Repeat realizó un estudio en abril de este año en el que muestra el desempeño de los corredores de diferentes países del mundo. Así Colombia no aparezca en los primeros 10 países con mejor desempeño, aparece de 13 y si sigue así es posible que siga subiendo, pues cada vez más esta práctica toma más vuelo en el país.

Según Leonardo Moreno, profesor de Correcaminos Colombia (una asociación que impulsa el crecimiento y la masificación del atletismo recreativo y competitivo en el país), es evidente que actualmente hay muchas personas interesadas en este deporte, pero todavía no hay claridad de cuántos corredores tiene Colombia. Lo que sí es claro es, según él, que el running "ha tenido bastante acogida nacional porque su práctica, comparada con otros deportes, se facilita: se puede realizar en cualquier horario; la gran mayoría de lugares sirven para realizarla; no discrimina a hombres ni mujeres, edad ni estrato social. En cuanto a la indumentaria, la inversión no es tan alta y tiene muchos beneficios físicos, emocionales y mentales".

El hype del running, sin embargo, no solo va de número de practicantes o propósitos por los cuales se practica, sino también de la indumentaria con la que se hace. Esto se ha visto ya con la transformación constante de los tenis que usamos para correr con elementos que aumentan la comodidad cuando nos echamos una trotadita. Un ejemplo de esto fueron las cámaras de aire, tan populares hace algunas décadas, que ayudaban a amortiguar la pisada y hacernos sentir un poco más cool a los que las usábamos para vestirnos, o tecnologías como la react, que fueron creadas para hacer de la suela una especie de organismo vivo que se ajusta a las condiciones de uso y los mapas de presión (puntos del pie sobre los cuales hay más impacto al correr).

Y así, pensando en seguir con dicho ritmo, buscamos también tendencias que, además de poner bien firmes los pies, las piernas, los brazos y el trasero tuvieran un diferencial: recorridos que buscan concientizar sobre el reciclaje y el medio ambiente; carreras para socializar como las del Beer Run, en la que se toma una cerveza al final de una carrera; carreras de mujeres y de adultos mayores; y otras varias tendencias deportivas que amplían cada vez más el espectro de los corredores en el país.

Estas son algunas de ellas:

El Plogging

El término resulta de la fusión del inglés running y de la expresión sueca plocka upp, que significa levantar el pie. Es una creación sueca de 2016 que combina los tenis con una bolsa de basura y se ha convertido en una tendencia que está llegando a todos los rincones del mundo.

Según Óscar Rugeles, miembro del grupo PloggingxBogotá, esta iniciativa llegó a Colombia este año por una necesidad clara: recoger las basuras de las calles. La idea es correr carreras de pocos kilómetros, en las que los participantes recogen todos los desechos que van encontrando por la calle. En algunos países se utiliza esta práctica como una especie de concurso para recoger la mayor cantidad de basura que se encuentra en el camino. En otros, hay hasta técnicas para quemar la mayor cantidad de calorías mientras se recogen los desechos.

La primera edición de esta carrera en Bogotá se llevó a cabo el 16 de mayo de este año, en la que hubo alrededor de diez participantes, y se recogió basura desde la calle 45 a la 53 y desde la carrera 13 hasta la novena. En ese recorrido se recogieron ocho bolsas llenas de basura. Actualmente, están tratando de repetir la iniciativa y esperando los permisos para poder realizarla lo antes posible. Según me dijo Óscar, quisieran expandir la iniciativa a otras ciudades de Colombia.

El ChiRunning

El ChiRunning en Bogotá lleva alrededor de cinco años y es practicado por un entrenador únicamente. Su nombre es Álvaro Quintero y lleva corriendo toda su vida. En 2009 se dio cuenta de que existen zapatos deportivos enfocados en mejorar la postura de los corredores y estaban asociados a dicha práctica, que se trata de una técnica creada para que el corredor corra mejor haciendo el menor esfuerzo.

Según me dijo cuando nos encontramos en el parque El Virrey de Bogotá, es una técnica que recoge los principios del Tai-Chi y los combina con el atletismo: la alineación y la relajación. Con estos principios, según él, se hace una verdadera conciencia del cuerpo por medio de ejercicios integrales donde se mejora la postura, se evitan las lesiones y el corredor se siente mejor cuando realiza las carreras.

Quintero afirma que una persona que empiece un entrenamiento en ChiRunning puede estar lista para correr una maratón después de dos meses practicando esta técnica y que la eficiencia al correr será evidente. Afirma que el atleta se siente mejor al correr si focaliza la fuerza que utiliza en su cuerpo.

Actualmente, entrena aproximadamente a 40 personas que ve de a grupos dos veces por semana, dependiendo de sus habilidades en el parque El Virrey. La idea, según él, es hacer un video-análisis del corredor en el que se vean los errores de postura para que por medio de ejercicios se pueda mejorar su conciencia del cuerpo y así su rendimiento en las carreras.

Correr X los animales

Esta es una iniciativa que empezó en 2016 por un grupo de atletas amateurs, en su mayoría, llamada Corriendo X los animales. Tienen un grupo en Facebook que supera los mil integrantes donde hacen llamados a todas las carreras del país. Se consideran corredores veganos que tienen una postura ética que promueve el respeto por los animales y se opone al estereotipo que mucha gente tiene del veganismo. Según Óscar Rugeles, uno de sus miembros, "mucha gente piensa que los veganos no pueden desarrollar actividades físicas".

Según afirma Óscar, esta iniciativa se lleva a cabo desde hace varios años; sobre todo en Europa con los Vegan Runners de Manchester (Inglaterra) y los Veggie Runners en España, por ejemplo. En Latinoamérica, según él, está también el colectivo Força Vegana y el colombiano del cual hace parte.

Su objetivo es hacer reflexionar a las personas sobre ese mensaje ético y correr la mayor cantidad de carreras posibles en Colombia para romper los estereotipos. Las últimas carreras de las que fueron partícipes fueron la Media Maratón de Bogotá, la de Medellín, la carrera de Suba y la carrera del Sur que se llevó a cabo en el Parque el Tunal.

Beerrunning

Esta tendencia es para los deportistas más garosos. Se volvió famosa en Estados Unidos en 2014 bajo el nombre de Beer Mile, una tendencia que implicaba tomarse 355 ml de cerveza antes de hacer una vuelta a la pista en el menor tiempo posible, proceso que se repetía unas tres veces más.

Actualmente, se le conoce como la Beer Run y está presente sobre todo en Europa, con otra modalidad. Ya no se trata de atragantarse con cerveza antes de competir con otros corredores, sino que ahora es más un evento social en el que casualmente haces también el deporte de la semana. El objetivo es hacer recorridos cortos en grupo, trotar, y tomarse una fría en el proceso.

A Bogotá, esta tendencia llegó hace poco: han hecho varias carreras organizadas por la corredora amateur norteamericana Jen Herringdine, que la llamó la Bogotá Beer Run. "Nos reunimos cada lunes enfrente de la BBC en la esquina de Cl 85 y Cr 13. Corremos por 6.5 kms por las calles de Zona T – Parque 93, Virrey, esta zona", afirma.

La idea, según ella, es que sea muy fácil la asistencia, para estar activo y pasar un buen rato con nuevos amigos.

Hay carreras para todos.

Publicado originalmente en VICE.com