Izquierda: Leonardo diCaprio y Jho Low en 2013. (Foto por Bertrand Rindoff Petroff/Getty Images). Derecha: Jho Low y Ludacris en 2014. Foto por Dimitrios Kambouris/Getty Images para Gabrielle’s Angel Foundation)
Izquierda: Leonardo diCaprio y Jho Low en 2013. (Foto por Bertrand Rindoff Petroff/Getty Images). Derecha: Jho Low y Ludacris en 2014. Foto por Dimitrios Kambouris/Getty Images para Gabrielle’s Angel Foundation)

Desde fiestas bañadas en champaña en la Riviera Francesa, hasta ayuda en la financiación de 'The Wolf of Wall Street', Jho Low​ parecía tenerlo todo, ​hasta que su mundo comenzó a derrumbarse.

Estados Unidos – Jho Low, nacido en Malasia y graduado de Wharton, era mejor conocido por su amor a las fiestas con celebridades. Se dice que normalmente malgastaba cientos de miles de dólares e incluso millones si salía determinado a impresionar a estrellas como Paris Hilton, Lindsay Lohan, o Miranda Kerr. En la jerga de los operadores de casinos y de clubes nocturnos, donde los grandes derrochadores son usualmente llamados "ballenas", Low era la ballena más grande de Las Vegas, Saint Tropez, y Nueva York que jamás hayan conocido. A pesar de ser la mente maestra detrás de un fondo de inversión estatal malayo conocido como 1MDB, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha declarado en una acción de decomiso civil, que Low ayudó a desviar billones de ese fondo a través de negocios fraudulentos y lavado de dinero. (Low, quien ha sido procesado criminalmente en Malasia, ha negado las acusaciones sobre las infracciones, e incluso montó una página web para defenderse a sí mismo).

Lo que sí se sabe con certeza es que él y sus allegados compraron cosas como un jet privado de USD 35 millones, acciones en sellos musicales como EMI, obras de arte de Jean-Michel Basquiat, Monet y Van Gogh, un súper yate de USD 250 millones, un penthouse en el Time Warner Center de Nueva York, y el hotel Viceroy L'Ermitage en Beverly Hills. Incluso parece que ayudó al financiamiento de la película The Wolf of Wall Street de Leonardo DiCaprio a través de Red Granite Pictures. Con la cantidad de dinero que Low estaba gastando, estaba mucho más allá del estilo de vida de los ricos y famosos. En el momento en el que todo empezó a desmoronarse, estaba en conversaciones para cerrar acuerdos bastante grandes, que incluían comprar una gran participación en la marca de moda Tom Ford. También se estaba acercando a los salones del poder político en Estados Unidos, interesado en ese tipo de influencia globalmente. Es difícil imaginar dónde estaría ahora si todo no se hubiera derrumbado.

En su nuevo libro Billion Dollar Whale: The Man Who Fooled Wall Street, Hollywood, and the World, los reporteros del Wall Street Journal Tom Wright y Bradley Hope, retrataron el estilo de vida de Low y lo que este presagia para el sistema financiero global, para Hollywood, y para las corporaciones de Estados Unidos. Es un mundo donde los grandes bancos como Goldman Sachs y los jefes de Estado se involucran en negocios sombríos que incluso ellos mismos no comprenden por completo; hasta que terminan en escándalos. VICE habló con los autores para descubrir cómo Low cultivó una imagen de un billonario que se codeó con el uno por ciento, lo que su historia dice acerca de la alta sociedad élite del mundo, y por qué la aplicación de la ley no puede atrapar al presunto estafador.

VICE: La crianza de Low es interesante, porque no es la típica historia de alguien que pasa de la pobreza a la riqueza ¿Qué tan importante creen que fueron sus antecedentes socio-económicos para su presunta manipulación?
Tom Wright: Él viene de una familia muy adinerada —definitivamente millonarios— pero mucho más pobre que la clase billonaria a la que aspiraba entrar. Su padre, Larry, tenía acciones en una compañía de vestuario, pero era conocido en Malasia como un estafador insignificante. Low creció en una mansión y vio cómo eran las fiestas de su padre, que incluían traer modelos desde Suecia para una celebración en un yate. También aprendió de su padre sobre compañías ficticias en el exterior. Tenía dos hermanos mayores, un hermano y una hermana, y Larry tenía grandes aspiraciones para su clan. Envió a Low a Harrow [una escuela élite en Londres], donde se mezcló con realeza asiática y del Medio Oriente y pudo conocer al hijastro del futuro primer ministro de Malasia, Najib Razak. Ansiaba convertirse en un miembro verdadero de esa clase, y lo logró.

Cuando vieron a Kate Upton en un bote, quedaron convencidos de Low.—Tom Wright

Ese éxito resultó en su mayoría de cultivar únicamente una imagen como un billonario más que de ser realmente uno, ¿cierto?
Bradley Hope: Dar la impresión de que era rico y que podía hacerlo a uno rico y de que tenía muchos amigos ricos, era un componente crítico de toda la forma de hacer negocios de Jho. Incluso cuando niño, tomaba las medidas necesarias para hacerse parecer más rico de lo que era. En un gran ejemplo, pidió prestado un gran yate de un amigo de su padre y cambió algunas de las fotos a unas de su propia familia para dar la impresión a sus amigos de Harrow que lo visitaban durante el verano de que ese era el yate de la familia Low. En Penn, fue anfitrión de una ostentosa fiesta en un club, pero sin dejar saber a los asistentes que estafó al dueño por meses y al final únicamente pagó una fracción del total. Lo vemos como el máximo director de escena: pensaba en todo desde los tipos de flores en las mesas hasta los tipos de copas para las bebidas que estarían disponibles.

¿Qué nos dice verdaderamente la historia de Low acerca de la alta sociedad y de la élite del mundo posterior a la crisis financiera?
Wright: ¡Todo está a la venta! Incluso los actores, modelos, banqueros y hombres de negocios que valen decenas o incluso cientos de millones de dólares necesitan (o quieren) más dinero. Por ejemplo, Miranda Kerr ganó 7 millones de dólares el año anterior cuando empezó a salir con Low. Pero eso no es suficiente para vivir en un súper yate de 250 millones de dólares y hacer fiestas bañadas en champaña en la Riviera Francesa. DiCaprio era desmesuradamente adinerado, pero fue tentado por las promesas de Low de 400 millones de dólares en financiamiento para películas, incluyendo a The Wolf of Wall Street, en un momento en el que Warner Brothers no quería financiarla. Esa no es una cantidad de dinero que el actor pueda dominar. El mundo del 0.1 por ciento es extremadamente pequeño; una vez Low estuvo en él, fue capaz de ir de una persona a otra. De hecho, era uno de los creadores de redes más habilidosos que el mundo ha visto. Él medía la utilidad que alguien tenía para sí mismo y la aprovechaba. Él usaba sus amistades con las estrellas de Hollywood para tentar a hombres de negocios árabes a cerrar tratos. Cuando vieron a Kate Upton en un bote, quedaron convencidos de Low.

Cierto, ¿pero qué lo hizo capaz de deslizarse a través de este mundo sin ser detectado mientras presentaba una imagen tan extravagante?
Hope: Para las celebridades y los músicos, se trataba del dinero. Él era amigo de gente en el mundo de los clubes nocturnos y de cualquier otra persona que pudiera "organizar" una salida con él para las celebridades o para asistir a sus fiestas a cambio de una tarifa. Algunos de ellos se convirtieron en sus amigos e incluso en socios comerciales. Por ejemplo, Swizz Beatz lo veía como algo más que alguien que pagaba tarifas; veía a Jho como una oportunidad de negocios y ayudó a que se inspirara para intentar comprar a Reebok de Adidas. Ese negocio estaba muy avanzado, pero finalmente fue frustrado por la explosión del escándalo en 2015. Los banqueros también estaban interesados en Jho por el dinero, principalmente en ganar tarifas de negocios y transacciones. Muchos de sus amigos en el Medio Oriente también estaban emocionados por ser involucrados en negocios, pero también amaban el estilo de vida al estar cerca de Jho, especialmente por las celebridades y las súpermodelos.

En el libro, comparan a Low con The Great Gatsby. Eso es quizás demasiado, ¿no?
Wright: Tanto The Great Gatsby como Billion Dollar Whale están ambientados en épocas de extrema desigualdad de riquezas. En los años veinte, el mercado de valores convirtió a unas pocas personas selectas en extremadamente ricas. Hoy, se podría discutir, el mercado es el acceso para trillones de dólares en fondos de inversión, bien sean fondos de cobertura, fondos privados de patrimonio, o, en el caso de Low, fondos de riqueza soberana. Los que dominan este universo tienen acceso a riqueza inagotable, y pueden recrear sus identidades. Jay Gatsby era pobre, y Low provenía de una familia bastante adinerada. Pero como Gatsby, veía a la riqueza y a las fiestas glamorosas como una forma de meterse a sí mismo en un mundo único.

Mientras Jay Gatsby buscaba ganarse el afecto de Daisy Buchanan, Low anhelaba estar cerca de celebridades como Paris Hilton. En los 20, el dinero que venía de la tradición y las familias adineradas todavía tenía influencia sobre Gatsby, pero a Low le importaba más la celebridad. Hay otra similitud: Nick Carraway describe a Jay Gatsby como "la persona más esperanzada que he conocido", y esa es exactamente la característica definitoria de Low. Para llevar a cabo un fraude tan asombroso, uno debe creer en uno mismo. Incluso ahora, Low está enviando mensajes desde su escondite en China, ofreciendo ayudar al gobierno de Malasia en las negociaciones para recuperar el dinero. Y ha utilizado abogados en Londres y Nueva York para intentar detener la publicación de Billion Dollar Whale. No ha funcionado.

¿Por qué la aplicación de la ley no puede atraparlo?
Hope: La aplicación de la ley en varios países ha construido y está construyendo casos contra él y muchos otros, pero no sabemos exactamente lo que están planeando. [Si] está en China, no es fácil extraditarlo a menos que el gobierno chino decida que es una buena idea. Eso podría ser más complicado porque Jho le ha dicho a sus asociados que ha estado "trabajando con la inteligencia china" y que tiene una medida de protección por parte del gobierno de Pekín. Creemos que Jho Low está en China, posiblemente en Hong Kong, Shenzhen o Macao.

A medida que el escándalo comenzó a derrumbarse a partir de 2015, muchos de sus contactos comenzaron a hablar entre ellos por primera vez y se dieron cuenta de que a todos les contaba una historia diferente. Y resulta que en algunos de los documentos judiciales se dice que también Jho puede haber estado fingiendo ser personas diferentes en intercambios por correo electrónico. No estamos diciendo que no tenga un lado genuino, pero está claro que Jho es un hombre con muchos planes y que siempre está trabajando en ellos. Incluso en las discotecas en la cima de su fiesta, él estaría en la esquina haciendo llamadas. Hoy viaja con siete u ocho teléfonos y envía mensajes desde ellos como si estuviera tocando el piano. Es difícil obtener su atención exclusiva.

¿Cuándo fue visto Low por última vez?
Wright: Hubo un rumor la semana pasada de que estaba bebiendo vino en Hong Kong. El gobierno de Malasia dice que sabe con certeza que está en China, y están negociando para que lo envíen de regreso. La última vez tuvimos una idea clara de su ubicación fue en julio, cuando se movía entre Macao, Hong Kong y Shenzhen, alojándose en apartamentos y hoteles Marriott. Estaba tratando de comprar un bote y amarrarlo al Royal Hong Kong Yacht Club, al que se unió su esposa. Perdió su ecuanimidad del súper yate de 250 millones de dólares cuando fue capturado por las autoridades indonesias, pero ha estado tratando de comprar un yate nuevo, más pequeño, posiblemente como una ruta de escape de última hora.

Parece estar protegido por China. Low ayudó a negociar una serie de acuerdos de infraestructura poco fiables el año pasado entre China y Malasia, en los cuales supuestamente hubo dinero robado. La idea parece haber sido usar el dinero en efectivo para llenar los agujeros en el esquema de Low y para pagar facilitadores desconocidos en China. Luego, su patrón, el ex primer ministro malayo Najib Razak, perdió el poder en las elecciones de mayo y posteriormente fue arrestado. El nuevo gobierno quiere cancelar los proyectos de infraestructura y ha acusado a Low en su ausencia por lavado de dinero. Pero Pekín podría estar preocupado de que Low sepa demasiado sobre algunos altos funcionarios chinos, y es por eso que ha podido permanecer allí de incógnito.

Esta entrevista ha sido levemente editada y resumida por claridad.

Publicado originalmente por VICE.com