Foto de ALTO IMAGES vía Stocksy
Foto de ALTO IMAGES vía Stocksy

Un nuevo estudio examina la discrepancia de género en una encuesta sobre parejas sexuales. Hablamos con el autor principal del estudio sobre sus hallazgos.

Solía estar muy obsesionada con la cantidad de personas con las que me había acostado, como si poder contar a mis parejas sexuales con una o dos manos fuera una especie de indicación de lo buena persona que era.

Como muchas mujeres, puedo recordar meticulosamente con cuántas personas he tenido sexo. Sin embargo, de acuerdo con los investigadores sexuales ése no es generalmente el caso tratándose de los hombres. De hecho, los hombres en realidad tienden a referir muchas más parejas del sexo opuesto en su vida que las mujeres, algo que ha dejado perplejos a los investigadores porque los números deberían ser aproximadamente los mismos. Un nuevo estudio publicado esta semana en el Journal of Sex Research es uno de los primeros en estudiar a qué se debe esta disparidad de género.

Para su análisis, los investigadores analizaron la Encuesta Nacional de Actitudes y Estilos de Vida Sexuales, que incluye las respuestas de más de 15,000 hombres y mujeres de entre 16 y 74 años en Gran Bretaña. Reafirmando las investigaciones previas, descubrieron que los hombres reportaron el doble de parejas que las mujeres: un promedio de 14 parejas versus siete, respectivamente.

Una explicación para esa brecha, según el estudio, fue que los hombres reportaron "cantidades extremas de parejas en su vida" con más frecuencia que las mujeres. En su análisis, los investigadores encontraron que el mayor número de parejas reportadas por un pequeño segmento de hombres era 110; para las mujeres, sólo 50. Cuando se excluyó ese percentil, la brecha de género se redujo.

Otra razón para la disparidad, escriben los autores del estudio, fue que hay una diferencia en la estrategia contable. Los hombres son mucho más propensos que las mujeres a adivinar su número de parejas sexuales en lugar de recordar y contar a cada pareja. Entre quienes reportaron tener entre cinco y nueve parejas, alrededor de una cuarta parte de los hombres (en comparación con el 15 por ciento de las mujeres) llegaron a esa conclusión haciendo una estimación. De los que dijeron que habían dormido con 10 o más parejas, el 63 por ciento de los hombres (en comparación con el 52 por ciento de las mujeres) también hizo una estimación. Los investigadores también encontraron que las mujeres son más proclives a recordar y contabilizar a cada una de sus parejas.

Los autores del estudio ofrecieron una tercera explicación de por qué los recuentos de parejas sexuales de los hombres tienden a superar con creces a los de las mujeres: las actitudes de las personas en torno a los estereotipos sexuales y de género. Las mujeres generalmente expresan "actitudes significativamente más conservadoras hacia el sexo casual y el sexo no exclusivo", escriben los autores. Debido a que es menos probable que las mujeres piensen que las aventuras de una noche son aceptables y que es más probable que piensen que las relaciones sexuales extramatrimoniales siempre son malas, es posible que algunas de sus cifras estén sesgadas, para que no parezca que violan las expectativas sociales.

(Un artículo resumió los roles de género en la sexualidad así: se considera que las mujeres están más "orientadas a las relaciones estables", por lo tanto se espera que desaprueben "el sexo casual, la masturbación y el uso de la erotica hard y soft core". Por el contrario, con frecuencia las relaciones sexuales recreativas frecuentes y tempranas, así como las conductas sexuales autoeróticas, son más aprobadas y fomentadas socialmente para los hombres que para las mujeres").

Kirstin Mitchell es investigadora sénior de la Universidad de Glasgow en Escocia y autora principal del estudio. Ella le dijo a Broadly que no está claro por qué los hombres reportan números tan altos de parejas, pero señala que no es algo que hagan todos los hombres. "Sospecho que tienen una razón similar a la de las mujeres cuando dan una cifra menor: querer ajustarse a lo que perciben como el ideal para un hombre (o una mujer)", nos dijo.

"Por lo regular, se asumen que los hombres siempre mienten o exageran", continúa. "Lo que es en realidad menos fácil es detectar cuando las personas dan información inexacta". Existen otros experimentos e investigaciones que muestran que las mujeres tienden a cambiar sus respuestas si están expuestas a una conversación que expresa normas conservadoras o si sienten que tienen más privacidad. Entonces podrían reportar haber tenido más parejas".

"Creo que es bueno ser conscientes de que estos estereotipos [sobre las actitudes sexuales de los hombres y las mujeres] siguen ahí", añade Mitchell, "y que afectan la forma en que queremos ser vistos… incluso en el contexto de una encuesta privada donde nadie verá lo que escribes. Pero con suerte [las actitudes con respecto al sexo] seguirán relajándose y las personas se sentirán cada vez más libres de ser quienes son y no sentirán que tienen que mentir [cuando informan con cuántas personas han dormido] dependiendo de su género".

Publicado originalmente en VICE.com