Consejos sobre qué hacer cuando disminuye el apetito sexual

Por Anna Goldfarb; traducido por Daniela Silva
Foto vía Getty Images

(Tuyo o de tu pareja).

Muchas veces las parejas tienen problemas porque sus deseos sexuales son diferentes: uno quiere tener sexo y al otro no le interesa. La biología podría ser la culpable de que algunos tengan una libido baja, ya que nuestros impulsos sexuales disminuyen naturalmente a medida que envejecemos. Hay estudios que demuestran que la producción de testosterona en los hombres disminuye aproximadamente un 2 por ciento al año. Mientras que en las mujeres, la menopausia limita severamente la producción de estrógeno, lo que disminuye el interés de una mujer en el sexo. En ambos casos, la terapia hormonal puede ayudar a estabilizar los niveles.

Nuestro estilo de vida y el medio ambiente también afectan nuestra libido. Todo, desde lo que ingerimos (alcohol, drogas y alimentos) hasta el lugar donde vivimos y el estrés que tenemos en nuestras vidas puede afectar nuestros niveles de lujuria. No es de gran ayuda que todo nuestro estilo de vida moderno contribuya a que nuestro impulso sexual disminuya. Otros ni se dan cuenta que son indiferentes en relación al sexo. Del mismo modo que tenemos días felices y tristes, también tu apetito sexual puede tener momentos buenos y malos.

Según un nuevo estudio publicado en Archives of Sexual Behavior, en general los estadounidenses tienen menos sexo: "Los nacidos en la década de 1930 (la generación silenciosa) tenían relaciones sexuales con mayor frecuencia, mientras que los nacidos en la década de 1990 (Millennials e iGen) tienen relaciones sexuales con menor frecuencia". Las parejas casadas se llevaron el golpe más grande, en 2014 se registró que en promedio tenían sexo 56 veces al año, mientras que en 1989 tenían sexo aproximadamente 67 veces al año.

Sin embargo, no porque sea algo natural significa que no te vas a preocupar si es la primera vez que experimentas un cambio en tu impulso sexual (o en el de tu pareja). Nos acercamos a entrenadores sexuales, terapeutas de relaciones y psicólogos y les pedimos su mejor consejo sobre cómo manejar la disminución en el deseo. Esto fue lo que dijeron.

Se selectivo sobre cuándo y dónde plantear el problema

No hables del tema en medio de un momento sexual, no importa si fue bueno o malo; no es el momento. En lugar de eso, habla del asunto cuando estés tranquilo, sentado o recostado, sin ningún otro estrés importante en tu mente, y así estarás en un lugar donde ambos puedan ser abiertos y vulnerables. No seas agresivo, no trates de culpar o menospreciar. Más bien habla desde una perspectiva de vulnerabilidad, con confianza. No seas ofensivo, defensivo ni te hagas el ofendido. Platícalo de manera que demuestres que te importa y que quieres hacer algo para mejorar tu deseo sexual y encontrar una solución juntos. Di qué es lo más que te gusta de tu relación, y también que hay áreas que crees que podrían mejorar para tener una conexión más profunda. No digas que estás insatisfecho. Al contrario, di que te encantaría mejorar lo que ya tienes. – Laurel House, entrenadora de citas conocida como "The Man Whisperer".

No te lo tomes personal

La parte más importante de la comunicación sobre la libido es que cada pareja no personalice la libido del otro (por ejemplo, tu libido es baja, entonces significa que no soy lo suficientemente atractivo). He hablado con cientos, probablemente miles, de personas sobre la libido, y esa casi nunca es la razón. Una vez que las parejas pueden ver que la libido en sí misma es un viaje, tanto personal como en la relación, pueden ser comprensivos y despertar su curiosidad, y están listos para encontrar los límites del otro y desafiarse entre ellos para sentir y probar cosas nuevas. –Brandy Engler, psicóloga con sede en Los Ángeles y autora de The Men on my Couch y The Women on my Couch.

Ten una conversación propia más amable y gentil

El estrés es un asesino sexual. Cuando estamos estresados, nos pueden preocupar muchas cosas y tenemos miedo de decepcionar a las personas. Podemos ser duros con nosotros mismos o tener pensamientos como, no soy competente para hacer esto o, ¿por qué no puedo administrar mejor mi tiempo? ¿Alguna vez aprenderé? Los juicios negativos sobre nosotros mismos pueden extinguir directamente el deseo sexual, y pueden extenderse hasta la cama donde podríamos ser especialmente propensos a tener pensamientos como, me preocupa no excitarme, o, ¿mi pareja me va a dejar si no tenemos química sexual? Intenta incorporar la meditación de la atención plena en tu vida cotidiana. La atención plena reduce la ansiedad y puede hacer que estés más en sintonía con las sensaciones que surgen en tu cuerpo momento a momento. – Dra. Lori Brotto, profesora, psicóloga y autora de Better Sex Through Mindfulness: How Women Can Cultivate Desire

Relájate 

Tener la libido baja no es un problema significativo. La única forma de que se convierta en un problema es cuando tu libido es diferente a la de tu pareja. Si tu pareja no entiende que hay factores fuera de su control, como la menopausia y el proceso natural de envejecimiento, que son responsables de tu libido baja, entonces causará un conflicto. Pueden creer por error que tu libido no ha disminuido, y que nada más los estás "dejando sin sexo". En estos casos, debes sentarte y explicarles lo que está pasando y decirles por qué es normal.

Dicho esto, un estudio a gran escala en 2017 sobre el uso de la mariguana descubrió que el uso de la hierba está relacionado de forma independiente con un aumento de la frecuencia sexual. ¡Quizás agregarle un poco de 420 a tu vida es la clave para aumentar tu impulso sexual! – Sean Jameson, entrenador sexual y el fundador de Bad Girls Bible

Publicado originalmente en VICE.com

Últimas noticias

Mas Noticias