Julio Nivelo consiguió escapar de Estados Unidos a Ecuador sin ser capturado tras cometer el robo, pero ahora dice que no tiene "nada".

En 2016, un tipo en Nueva York se hizo famoso tras cometer un sencillo robo. Entró en un vehículo blindado que había aparcado en una calle muy concurrida de Manhattan, cogió un cubo que pesaba 40 kilos de la parte trasera del camión y se alejó caminando torpemente. Luego descubrió que en dicho cubo había dos lingotes enormes de oro por valor de 1,6 millones de dólares.

Ahora, después de largos meses con una orden de detención internacional, la cadena NBC New York finalmente dio con el astuto ladrón, que reveló cómo se había cometido el delito, cómo le habían detenido y dónde se encontraban los lingotes ahora.

Periodistas de la NBC hablaron con Julio Nivelo en su país natal, Ecuador, donde vive escondido con parte del botín. Nivelo explicó que era un ladrón veterano y que el de Nueva York era solo uno de los muchos atracos que había efectuado a lo largo de los años.

"Si fueses futbolista profesional, siempre intentarías jugar en la final de la Liga", explicó Nivelo a la NBC . "Mucha gente sabe que el oro viene en cubos. Yo sabía qué empresas llevaban ese material, y siempre pensaba, Bueno, mi día de suerte acabará llegando. ¡Estoy totalmente preparado!".

Poco después de llegar a su casa con los lingotes de oro, habiendo parado cada dos manzanas para descansar, Nivelo lo cambió a efectivo y se quedó con casi un millón de euros, que distribuyó en distintas cajas de zapatos. Escondió parte del dinero y le dio 163.400 euros a su novia. Entonces, Nivelo emprendió su viaje hacia Florida y desde allí condujo hasta Los Ángeles con, aproximadamente, 32.000 euros. Luego se dirigió a México y cruzó Latinoamérica hasta, finalmente, llegar a su país de residencia, Ecuador.

Una vez allí, Nivelo dio por sentado que estaba a salvo, pero las autoridades locales lo atraparon un mes después de su llegada. Se negaron a extraditarlo a Estados Unidos, pero sí que lo enviaron a una prisión ecuatoriana para cumplir nueve meses de condena.

Ahora es un hombre libre que vive en casa con su madre, y no ha podido echar mano al dinero que le llevó hasta allí. Explicó a la NBC que su mujer le envió 41.000 euros y luego se largó con su pequeña fortuna. Aparentemente, ella le contó que la policía había hecho una redada en su casa de Nueva Jersey y había confiscado todo el dinero que quedaba. Sin embargo, todo el mundo en su ciudad natal sigue pensando que Nivelo —conocido como el "hombre de oro"— está forrado.

"Saben que soy el hijo, el hijo que fue a Nueva York, robó el cubo y tiene 1,3 millones de euros", dijo Nivelo a la NBC. "Pero no tengo nada".

Quizás este avispado ladrón debería haber echado el ojo a algo un poco más raro que el oro. Al parecer, te puede caer menos si robas vino exclusivo o réplicas de la NASA.

Publicado originalmente en VICE.com