Un tributo al color, música, composición y el inacabable rango de emociones humanas en la obra animada de Walt Disney Studios.

Pocas películas han influido tanto en la vida de los niños – y adultos – de nuestra época como las películas de Walt Disney Studios. Ya fuera si naciste en los 90 con clásicos como Mulán o El Rey León, o si naciste en los 2000 con inspiradoras producciones como Lilo y Stitch y Planeta del Tesoro, es difícil argumentar el indescriptible efecto que han causado las películas animadas de Disney en el mundo.

Cumpliendo ya más de 70 años, ellos no son veteranos de la animación y la producción filmográfica, sino que son verdaderos maestros que han logrado juntar y transitar diferentes épocas de la humanidad por medio de largometrajes llenos de color, inspiración y mensajes positivos sobre las relaciones humanas.

Si quieres ver más tributos y producciones de Alexandre Gasulla, síguelo en Vimeo.

Publicado originalmente en VICE.com.