Imagen vía Denis Sinyakov/Reuters
Imagen vía Denis Sinyakov/Reuters

Lo peligroso, advierten investigadores, es que la Whoopercoin podría ser perfecta para que los criminales laven dinero.

Burger King ha lanzado un nuevo programa de recompensas para sus clientes en forma de criptomoneda llamado "Whoopercoin", la cual podrá ser almacenada en carteras digitales, intercambiarla con otros consumidores y servirá para comprar hamburguesas.

Sin embargo, el nuevo programa de recompensas podría resultar una buena opción para el lavado de dinero que sale de actividades como el tráfico de drogas y el tráfico de armas en caso de alcanzar popularidad, así lo han explicado expertos en cibercrimen a VICE News.

El bitcoin es una moneda intangible que se utiliza exclusivamente para transacciones en internet, y que te permite realizar operaciones de manera anónima.

Burger King reveló que la nueva moneda digital estará disponible exclusivamente para sus clientes en Rusia, detallando que los clientes podrán escanear sus recibos con ayuda de su smartphone, para así poder recibir una "Whoopercoin" por cada rupia que hayan gastado y al juntar 1.700 cambiarlas por una hamburguesa.

"Ahora, la Whooper no es solamente una hamburguesa amada por gente en más de 90 países, también es una herramienta de inversión", dijo a través de un comunicado Ivan Shestov, director de comunicación externa para Burger King Rusia.

Sólo es cuestión de tiempo para que los criminales comiencen a usar las Whoopercoins para lavar ganancias ilícitas, de acuerdo con el profesor Emin Gun Sirer de la Universidad Cornell y director de Iniciative For Cryptocurrencies & Contracts.

"Lo que los criminales harán es convertir las ganancias ilegales en criptomoneda y luego a otra, creando un ciclo. Pueden pasar de bitcoin a Whoopercoin, y así en adelante", explicó Sirer. "Pueden esconder la fuente de dinero que realmente proviene del mercado de drogas, de armas, apuestas o lo que se te ocurra".

La nueva Whoopercoin será comercializada a través de una plataforma provista por la startup Waves, contando con ayuda también de una cadena de bloques, conocida en inglés como blockchain.

Un total de 1.000 millones de Whoppercoins ya han sido emitidos hasta ahora.

Siers también dijo que muy probablemente otras empresas sigan el ejemplo de Burger King y lancen sus propias criptomonedas para crear programas que recompensen la lealtad de sus clientes, ofreciendo una gran variedad de opciones para que los criminales creen complicadas transacciones y así esconder el origen de sus ingresos.

Por su parte, el profesor Nicolas Cristin, experto en cibercrimen en la Universidad Carnegie Mellon, explicó que el atractivo de la Whoppercoin ante los criminales dependerá de qué tanto se extienda el programa de recompensas.

"Si termina siendo un gran éxito y todos la usan, definitivamente resultará útil para lavar dinero", dijo Cristin a VICE News. "Depende del mercado que esta moneda funcione".

Publicado originalmente en VICE.com