La comunidad studygram nos dice cómo Instagram los hizo amar la tarea.

Hacer tarea es horrible y estudiar para los exámenes es imposible. Todo lo que tienes que hacer para memorizar cosas como qué es la mitocondria, entre otras, parece ser insufrible. Pero, ¿qué pasaría si las reglas del universo cambiaran? ¿Y si en vez de quedarte viendo la televisión hasta tarde, le rogaras a tus padres que se quedaran despiertos para que pudieras… estudiar? Este podría ser el caso si hacer la tarea fuera tu pasión –y es el caso de los estudiantes que se encargan de postear los studygrams.

Los studygrams son fotos de notas de estudio publicadas en línea, las cuales demuestran una vez más que Instagram puede aliviar cualquier dolor –incluso el que provoca la tarea. Adolescentes de todo el mundo comparten sus ingeniosas notas bio, y ordenados horarios semanales.

No todos los estudiantes tienen los mismos objetivos. A algunos les encanta hacer sus notas hermosas para que sean menos aburridas, para otros es un hobby, y muchos de ellos hacen videos how-to que le pueden ayudar a cualquiera con la procrastinación.

Por ejemplo, Natalie (@mochistudies), estudiante de diseño de 16 años de Singapur que tiene 35,4k seguidores, dice que el atractivo puede ser simplemente "una letra bonita, encabezados llamativos y dibujos, y un esquema de color agradable". Mientras que para Abby Santana (@abby.studies), estudiante universitaria de 22 años de República Dominicana, la comunidad se trata de interactuar con personas que están pasando por lo mismo que tú en la escuela o en algún otro ámbito. "La mayoría de las cuentas publican contenido sobre una variedad de métodos sobre cómo hacer que el proceso de aprendizaje sea lo mejor que se pueda", dice.

A diferencia de algunas comunidades en Instagram, como las de maquillaje que tienen muchos patrocinadores corporativos, la comunidad #studygram parece beneficiarse del éxito personal. A muchos estudiantes como Yan (@ohlookimstudying), estudiante de 17 años de Malasia con 16.2k seguidores, ni siquiera les interesa ganar dinero.

"Mi meta para este tipo de cuentas nunca fue ganar dinero o conseguir muchos seguidores, manejarlas me ha convertido en una persona mucho más positiva y no veo la necesidad de ganar dinero", dice. Y Emma de 20 años (@emmastudies) con 139k de seguidores, dice que publicar studygrams ha cambiado sus hábitos por completo. "Cambió mi perspectiva hacia la educación y el estudio por completo. Desde que empecé a manejar mi Instagram, estoy mucho más dedicada y agradecida con el aprendizaje", dice.

La comunidad rebelde de los studygrammers es popular entre los adolescentes pero la regla sagrada de no decirle a tus padres todos los detalles de tu vida sigue en pie. David (@woahstudying) un estudiante de secundaria de 17 años en Texas dice: "No le he dicho a mis padres o a mis maestros que tengo esta cuenta porque realmente no soy el tipo que acostumbra socializar con ellos". Natalie (@mochistudies) está de acuerdo en que nunca le diría a ningún adulto sobre su cuenta. "Simplemente no me siento cómoda compartiendo mi trabajo y mis posts con mis padres, ¡no sé por qué!" dice. Cuando los entrevisté también mostraron sus reservas así que respeté sus límites.

La comunidad studygram es una celebración universal de blocs de notas codificados por colores, pero las cuentas principales están en inglés, así que me sorprendió lo internacional que es. Yu Ke (@literaturs), un estudiante de 17 años de Singapur, dice: "El chino es mi primer idioma pero uso el inglés, ya que es un idioma universal en Internet".

Las (publicaciones) studygrams no son sólo para un tipo de estudiante o persona, eso las hace perfectas y son un lado positivo del internet. "Creo que todo el mundo necesita la inspiración para hacer algo que encuentran difícil de hacer o tedioso, como tomar notas para la escuela, embellecerlas hace que el proceso sea más divertido. No se ve como un trabajo difícil sino más bien como una obra de arte", dice Abby. No son como cualquier tendencia, la comunidad studygram utiliza el motor que los adolescentes necesitan para motivarse a ser productivos. Tal vez si calcular impuestos y ser una persona agradable se convierten en las tendencias adolescentes en Instagram, todos mejoremos. Hasta entonces, al ayudarnos con sus notas coloridas y planificando nuestras listas de tareas, los jóvenes de Internet ya cumplieron con su parte para hacer el mundo un poco mejor, simplemente haciendo su tarea.

Publicado originalmente en VICE.com