Juan Requesens tras las agresiones del Gobierno de Maduro