El Centro Carter confirmó su participación como observador en las elecciones regionales de Venezuela

El organismo suscribió el acuerdo con el Poder Electoral en el que se garantiza que los veedores tendrán la libertad de acceder a los espacios, actores y hechos relativos al voto

El Centro Carter confirmó su participación como observador en las elecciones regionales y locales del 21 de noviembre en Venezuela
El Centro Carter confirmó su participación como observador en las elecciones regionales y locales del 21 de noviembre en Venezuela

El Centro Carter confirmó que participará como observador en las elecciones regionales y locales a celebrarse en Venezuela próximo 21 de noviembre.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela anunció este miércoles que suscribió un memorando de entendimiento con el organismo para confirmar la participación de los veedores.

“(El) Poder Electoral y (el) Centro Carter suscriben memorando de entendimiento sobre la misión internacional de expertos electorales para las elecciones regionales y municipales 2021, con el fin de regular las relaciones y responsabilidades entre ambas partes, de cara al evento electoral”, indicó el CNE en su cuenta de Twitter.

En el acuerdo, publicado por el ente electoral del país caribeño, se establece que la misión desplegada por el Centro Carter debe mantener una “estricta conducta” de imparcialidad, objetividad, independencia y no injerencia en el proceso electoral.

El organismo suscribió el acuerdo con el Poder Electoral en el que se garantiza que los veedores tendrán la libertad de acceder a los espacios, actores y hechos relativos al voto
El organismo suscribió el acuerdo con el Poder Electoral en el que se garantiza que los veedores tendrán la libertad de acceder a los espacios, actores y hechos relativos al voto

El CNE añadió que coordinará con las autoridades del régimen de Venezuela para brindar “toda la cooperación necesaria” a los delegados del Centro Carter, que deberán suministrar con antelación su plan general de actividades.

“Cumpliendo con los principios de transparencia que rigen las acciones del poder Electoral, el CNE garantiza a la misión del Centro Carter la libertad de acceder a los espacios, actores y hechos relativos al voto”, agregaron.

Igualmente, el organismo indicó que el acuerdo deriva de una invitación que cursaron al Centro Carter el pasado 27 de julio, para que participen como observadores en los comicios de noviembre próximo.

Tres miembros de la organización estadounidense participaron como invitados en el simulacro electoral que convocó el CNE el pasado 10 de octubre, al mismo tiempo que evaluaban la posibilidad de enviar una misión de observación.

El Centro Carter anunció en agosto de 2015, cuatro meses antes de las elecciones legislativas, el cierre de sus oficinas y el cese de sus operaciones en Venezuela, con la intención de enfocar “sus recursos limitados en otros países que solicitaron su apoyo”.

En el acuerdo se establece que la misión desplegada por el Centro Carter debe mantener una “estricta conducta” de imparcialidad, objetividad, independencia y no injerencia en el proceso electoral
En el acuerdo se establece que la misión desplegada por el Centro Carter debe mantener una “estricta conducta” de imparcialidad, objetividad, independencia y no injerencia en el proceso electoral

El organismo se unirá a la misión electoral de la Unión Europea y al panel de expertos que desplegará Naciones Unidas en Venezuela en el marco de los comicios de noviembre. La presencia de la UE ha estado en algunos momentos en duda debido a una serie de acusaciones por parte de Caracas poniendo en duda la objetividad de la misión.

Desde Venezuela han remarcado que el CNE recibirá en primera instancia el informe preliminar y el informe definitivo del Centro Carter antes de que este sea publicado unos días después de la jornada electoral.

La entidad observó regularmente las elecciones convocadas en la nación caribeña desde 1998 y había mantenido oficinas en el país, al menos, desde 2002.

Pero en las elecciones presidenciales de 2012, optó por no participar como “acompañante” por considerar que se trataba de un concepto más restringido que la observación internacional que prevaleció en Venezuela.

No obstante, sí aceptó la figura de acompañante para el proceso presidencial de abril de 2013 ante el “importante” momento político que atravesaba el país tras la muerte del dictador Hugo Chávez (1999-2013).

(Con información de EFE y Europa Press)

SEGUIR LEYENDO.

TE PUEDE INTERESAR