La Justicia italiana decidirá en un mes si extradita a Rafael Ramírez a Venezuela

El ex ministro de Petróleo de Hugo Chávez y ex director de PDVSA es requerido por el régimen de Nicolás Maduro por la presunta comisión de los delitos de peculado doloso propio, evasión de procedimiento licitatorio y asociación para delinquir

El ex ministro de Petróleo de Venezuela Rafael Ramírez (Reuters)
El ex ministro de Petróleo de Venezuela Rafael Ramírez (Reuters)

La Justicia italiana fallará antes de un mes si extraditar o no a Venezuela a Rafael Ramírez, quien fuera director de PDVSA entre 2004 y 2013 y ex ministro de Petróleo del presidente Hugo Chávez (1999-2013), explicó este martes a la agencia de noticias Efe su abogado, Roberto De Vita.

Este martes se celebró la audiencia en el Tribunal de Apelación de Roma para decidir sobre la solicitud de extradición de Ramírez presentada por el régimen venezolano.

El fiscal general adjunto de la Corte de Apelaciones había emitido el pasado julio un dictamen favorable, pero hoy, después de escuchar a la Defensa del ex ministro venezolano, “ha decidido pedir una sentencia contraria”, aseguró De Vita.

Ha sido una audiencia larga, sobre todo intensa, por los argumentos tratados y el debate”, añadió el abogado italiano.

Rafael Ramírez, entonces ministro de Petróleo y Minería, junto a Hugo Chávez (Archivo)
Rafael Ramírez, entonces ministro de Petróleo y Minería, junto a Hugo Chávez (Archivo)

La defensa de Ramírez ha argumentado que “es necesario tomar conciencia del hecho de que la ONU y la Unión Europea mantienen que en Venezuela no se respeta el estado de derecho, que se han demostrado violaciones de derechos humanos, que Ramírez es un político perseguido”.

Y también que en el país latinoamericano “se utiliza la ley contra el terrorismo para perseguir a personas que, como Ramírez, no tienen nada que ver”.

El pasado año, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) anunció que declaró “procedente” solicitar a Italia la extradición de Ramírez, para que sea sometido a un proceso penal en Venezuela por la presunta comisión de los delitos de “peculado doloso propio, evasión de procedimiento licitatorio y asociación (para delinquir)”.

En enero de 2018, la Fiscalía venezolana había informado de que emitiría una orden de aprehensión contra Ramírez, pese a que entonces no residía en el país y no se tenía certeza sobre su paradero.

Ramírez fue un firme colaborador de Chávez y diseñó la política petrolera venezolana hasta que fue relevado al frente de PDVSA en 2013 por Nicolás Maduro, a quien ha acusado de “traicionar el legado” del fundador de la llamada revolución bolivariana.

El ex presidente de PDVSA cosechó la fe ciega de Chávez en los doce años que permaneció a su lado. Sirvió a las ambiciones desmedidas del militar desde la riquísima compañía de energía tejiendo relaciones en todos sus socios. Incluso, bajo su mandato, llegó a venderle crudo pesado a los Estados Unidos que era procesado por gigantes de aquel país. El ingeniero conocía todos los engranajes para hacer de la firma estatal una mina de oro.

La dictadura venezolana, con Nicolás Maduro y Diosdado Cabello a la cabeza, montaron una cacería internacional contra Ramírez. El quiebre entre el ex ministro y el régimen se dio cuando le exigieron de usar PDVSA para otro tipo de servicios. “Querían usar a la empresa para el blanqueo de dinero proveniente del narcotráfico. Servirse de su estructura y conocimiento en todo el continente”, le aseguró una fuente a Infobae.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: