Tras días de silencio, Vladimir Padrino López admitió el secuestro de ocho militares venezolanos en Apure e informó que recibieron una prueba de vida

Los uniformados se encuentran en manos del Frente 10mo de las FARC, mientras el Comité Internacional de la Cruz Roja negocia su liberación

FOTO DE ARCHIVO. El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López,  habla con los medios en una conferencia de prensa en el Palacio Miraflores en Caracas. Venezuela, Abril 5, 2021. REUTERS/Manaure Quintero
FOTO DE ARCHIVO. El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, habla con los medios en una conferencia de prensa en el Palacio Miraflores en Caracas. Venezuela, Abril 5, 2021. REUTERS/Manaure Quintero

El ministro de la Defensa del régimen de Venezuela, Vladimir Padrino López, admitió el sábado después de más de 20 días, que ocho militares venezolanos se encuentran detenidos tras un combate en el estado Apure, fronterizo con Colombia.

“Hemos establecido los contactos conducentes a su pronta liberación y la Cancillería de la República efectúa coordinaciones con el Comité Internacional de la Cruz Roja, para que sirva de enlace en la entrega de nuestros hermanos combatientes”, dijo el ministro chavista al leer un comunicado.

El video que fue enviado a las autoridades venezolanas como prueba de vida de los militares secuestrados por las FARC en Apure

La Cancillería venezolana organiza estas acciones con el CICR debido a que fue este organismo el que recibió un comunicado de un grupo disidente de la FARC informando sobre el secuestro y solicitando su mediación para entregar a los efectivos castrenses.

Según la información proporcionada por el jerarca chavista, el secuestro de los militares estuvo a cargo de “grupos armados colombianos irregulares”, aunque no especificó cuándo ni dónde fueron capturados los soldados, pero dijo que las fuerzas armadas recibieron pruebas de que estaban vivos el 9 de mayo.

Inicialmente, Fundaredes dijo haber recibido información de la desaparición de diez militares durante los combates en Apure, pero el lunes se conoció que un grupo de disidentes de las FARC envió al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) un comunicado en el que el grupo armado aseguraba tener secuestrados a ocho efectivos venezolanos. EFE/ Johnny Parra/Archivo
Inicialmente, Fundaredes dijo haber recibido información de la desaparición de diez militares durante los combates en Apure, pero el lunes se conoció que un grupo de disidentes de las FARC envió al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) un comunicado en el que el grupo armado aseguraba tener secuestrados a ocho efectivos venezolanos. EFE/ Johnny Parra/Archivo

“Exigimos a sus captores que ilegalmente les mantienen en cautiverio, la preservación de sus vidas e integridad física”, añadió, al tiempo que defendió la legitimidad de las operaciones militares venezolanas en la frontera “contra grupos irregulares armados colombianos, organizaciones terroristas dedicadas al narcotráfico, al secuestro y la extorsión”.

“No escatimaremos ningún esfuerzo y agotaremos todas las vías posibles para recuperarlos sanos y salvos”, advirtió Padrino López, que ha señalado además al Gobierno colombiano por su “inacción y aquiescencia”.

Una organización no gubernamental venezolana, Fundaredes, informó sobre las detenciones a principios de esta semana, pero los funcionarios venezolanos no lo habían confirmado. De acuerdo con Javier Tarazona, director de la ONG, “la intención de los terroristas del frente décimo FARC es usarlos como piezas de negociación”, mientras exigió, sin éxito, “al Estado venezolano que se pronuncie sobre esta situación y que informe a las familias de los militares. No más opacidad”.

La-guerra-de-las-FARC-contra-la-Fuerza-Armada-en-Apure-ha-costado-20-militares-muertos
La-guerra-de-las-FARC-contra-la-Fuerza-Armada-en-Apure-ha-costado-20-militares-muertos

Analistas militares venezolanos, como Rocío San Miguel, han dicho que no hay precedentes de uniformados en poder de insurgentes del vecino país al menos desde la década de los 90.

El Comité Internacional de la Cruz Roja ha confirmado que conoce del comunicado del Frente 10mo de las FARC, al anunciar que los uniformados venezolanos estaban en su poder, pero ha declinado ofrecer detalles indicando que la labor humanitaria del Comité es bilateral y confidencial.

Las autoridades en Caracas ha reportado combates en Apure desde el 23 de marzo con grupos ilegales colombianos, que no identifica, y en lo que han muerto al menos una docena de militares venezolanos, mientras el servicio de Migración de Colombia ha dicho que unas 5.000 personas llegaron desde Venezuela huyendo de esos enfrentamientos.

Miembros de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela. EFE/ Johnny Parra/Archivo
Miembros de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela. EFE/ Johnny Parra/Archivo

Los combates en la frontera han protagonizado una escala de tensiones entre Caracas y Bogotá, marcada por el cruce de acusaciones entre autoridades. La organización FundaRedes ha denunciado un aumento en las cifras de criminalidad en los estados fronterizos de Venezuela, donde se han notificado 99 asesinatos, 55 personas desaparecidas y 28 enfrentamientos armados.

Venezuela y Colombia, con una frontera común de 2.200 km, rompieron relaciones en enero de 2019, luego de que el gobierno de Iván Duque reconociera al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y no a Maduro, a quien tacha de “dictador” y lo acusa de amparar a disidentes de las FARC y combatientes del ELN en su territorio.

Maduro, por su parte, suele involucrar a Duque en constantes denuncias sobre planes de golpe de Estado y magnicidio en su país.

SEGUIR LEYENDO: