Estados Unidos aclaró que “no está involucrado” en el acuerdo que Juan Guaidó le propuso al régimen de Nicolás Maduro

El embajador James Story, que señaló que un posible diálogo debe ser “entre venezolanos”, coincidió con el líder opositor en la hoja de ruta marcada

En la imagen, el embajador de EEUU en Venezuela, James Story. EFE/Cristian Hernández/Archivo
En la imagen, el embajador de EEUU en Venezuela, James Story. EFE/Cristian Hernández/Archivo

El embajador de EEUU para Venezuela, James Story, quien trabaja desde Colombia, aseguró este jueves al canal de noticias VPI que su país “no está involucrado en las negociaciones” propuestas por el opositor Juan Guaidó al régimen, pese a que en las mismas se aborda el “incremento de las sanciones” si no se cumplen los requisitos impuestos por el antichavista.

El acuerdo propuesto por Guaidó, que -asegura- es “el resultado de un proceso de presión y negociación entre las fuerzas democráticas legítimas de Venezuela, el régimen y las potencias internacionales”, reclama al régimen unas “garantías” que, en caso de no darse, se penará con más cargas por parte de la comunidad internacional.

El opositor exige “una serie de compromisos” entre los actores nacionales e internacionales para lograr para Venezuela “ayuda humanitaria, recuperación económica, garantías democráticas y elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales y municipales libres”.

Además, el Ejecutivo debe garantizar, según el planteamiento de Guaidó, la “liberación de presos políticos”, un cronograma de “elecciones libres y justas, condiciones electorales, justicia transicional y resolución de procesos judiciales”, a cambio del “levantamiento progresivo de sanciones” internacionales, cuya suspensión deben decidir los países que las han impuesto.

Juan Guaidó (REUTERS/Manaure Quintero)
Juan Guaidó (REUTERS/Manaure Quintero)

Story, quien señaló que un posible diálogo debe ser “entre venezolanos”, coincidió con Guaidó en la hoja de ruta marcada, pese a “no estar involucrado” en la confección del plan de negociación, según el propio diplomático aseguró, quien agregó que EEUU evaluará el proceso y luego, opinará.

El plan amenaza el incumplimiento de estos requisitos con “incremento de sanciones multilaterales, bloqueo del financiamiento al paraestado, justicia internacional, CPI, plataforma internacional para hacer rendir cuentas a la dictadura, más juicios y casos como el de (Álex) Saab, mayor presión popular”.

El diálogo, en el que el dictador Nicolás Maduro aseguró estar dispuesto a participar, cuenta con el apoyo de la Unión Europea, EEUU, España y Canadá, entre otros.

“Bueno, estoy de acuerdo, con la ayuda de la Unión Europea (UE), del Gobierno de Noruega, del Grupo (internacional) de Contacto, cuando quieran, donde quieran y como quieran, (estoy) listo para reunirme con toda la oposición, para ver qué se saca de ahí”, dijo Maduro este miércoles.

Pero el mandatario también dijo, dirigiéndose al líder opositor, que su propuesta “no es noticia”, que es algo que ya existe, al referirse a la mesa de diálogo permanente que se reúne de manera periódica desde el pasado enero con diversos sectores de la sociedad venezolana, que lidera el presidente del Parlamento, Jorge Rodríguez, a petición de Maduro.

Por el momento, Guaidó no propuso fechas ni lugar para el arranque del proceso.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: