Michelle Bachelet, alta comisionada para los derechos humanos de la ONU (Photo by FABRICE COFFRINI / AFP)
Michelle Bachelet, alta comisionada para los derechos humanos de la ONU (Photo by FABRICE COFFRINI / AFP)

En momentos en que la dictadura de Nicolás Maduro intenta resistir la presión internacional que se vio incrementada con la gira de Juan Guaidó por Europa y Estados Unidos, este jueves el régimen podría sufrir un nuevo revés cuando Michelle Bachelet, desde Ginebra, presente el primer informe del año sobre la crisis venezolana.

La alta comisionada para los derechos humanos de la ONU dará un discurso a partir de las 10, hora de Venezuela, para brindar una actualización del informe que realizó en julio del año pasado después de su visita al país caribeño, donde se entrevistó tanto con Guaidó como con Maduro.

“La violaciones de los derechos humanos seguramente levantará la voz mañana en el Consejo de la ONU. Ya sería el quinto informe”, manifestó Humberto Prado, comisionado presidencial para los derechos humanos y atención a las víctimas.

“El régimen está solo; los países están alineados en que en Venezuela se violan los derechos humanos”, agregó Prado, quien indicó que “los informes de Bachelet están documentados”.

Humberto Prado, comisionado de Juan Guaidó para los derechos humanos y atención a las víctimas

No se espera que haya muchos cambios respecto a los últimos informes de la ex presidenta chilena, quien viene denunciando las constantes violaciones a los derechos humanos en Venezuela, la persecución contra la oposición, y, sobre todo, ha alertado en más de una ocasión sobre la grave crisis humanitaria que atraviesa el país.

Ese día, Bachelet pidió la libertad del diputado Juan Requesens -quien sigue a día de hoy detenido arbitrariamente-, informó que su oficina logró visitar a más de 70 personas encarceladas por el régimen de Nicolás Maduro y estableció nueve áreas de cooperación técnica con instituciones del gobierno. También afirmó que su oficina ha seguido documentando presuntas ejecuciones extrajudiciales de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), uno de los brazos armados de la dictadura.

La ex presidenta de Chile especificó que “tras su última actualización oral el 20 de septiembre", firmó una "Carta de Entendimiento junto con el Canciller del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que establece los términos de cooperación por un periodo renovable de un año. Esta carta formaliza la presencia de dos oficiales de derechos humanos en Venezuela, concediéndoles acceso a todo el territorio, incluyendo a centros de detención”.

La oficina de Michelle Bachelet en Venezuela registro cientos de ejecuciones extrajudiciales por parte del FAES
La oficina de Michelle Bachelet en Venezuela registro cientos de ejecuciones extrajudiciales por parte del FAES

Indicó, además, que en los tres meses previos a su presentación, su oficina “ha realizado nueve visitas a centros de detención gestionados por el Ministerio de Servicios Penitenciarios y el Ministerio de Defensa”. “El equipo logró entrevistar de manera confidencial a más de 70 personas privadas de libertad”.

También dijo que su oficina “ha documentado 118 casos de personas privadas de libertad (109 hombres y nueve mujeres), que requieren de una respuesta urgente por motivos de salud, retrasos judiciales, falta de ejecución de boletas judiciales de excarcelación, y/o falta de excarcelación por cumplimiento de pena. Estos casos se han puesto a consideración del Comité de Coordinación inter-institucional”.

El informe de Bachelet significó un duro revés para Maduro, quien en más de una oportunidad criticó a la ex mandataria chilena por su trabajo sobre la crisis venezolana.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: