Juan Guaidó durante el Cabildo abierto en Caracas este sábado 11 de enero de 2020 (AP)
Juan Guaidó durante el Cabildo abierto en Caracas este sábado 11 de enero de 2020 (AP)

“176 personas inocentes murieron luego de que el régimen iraní, reconocido patrocinante del terrorismo internacional, derribara un avión de pasajeros. Nuestra solidaridad es con ese pueblo y con sus víctimas, y no con los asesinos y terroristas que lo oprimen”, escribió en su cuenta de Twitter Juan Guaidó luego de que se conociera que la división aeroespacial atacó el vuelo comercial ucraniano el 8 de enero pasado y mató a todos los que estaban a bordo.

Irán, conocido aliado del régimen de Nicolás Maduro, admitió finalmente este sábado el derribo del avión ucraniano con 176 personas a bordo y lo atribuyó a “un error humano”, al confundirlo con un misil de crucero debido a la situación de alerta reinante por la escalada de la tensión con Estados Unidos.

El “mea culpa” llegó después de dos jornadas en las que las autoridades iraníes negaron la hipótesis del derribo, pese a que varios países como Canadá ya habían denunciado que un misil tierra-aire alcanzó el avión. Las Fuerzas Armadas reconocieron que el Boeing 737 de Ukranian International Airlines (UIA), que se estrelló el pasado miércoles al sur de Teherán, fue derribado “involuntariamente y por un error humano”.

Según el comunicado, el fallo se debió a que el avión, que cubría la ruta Teherán-Kiev, se situó cerca de un centro militar de la Guardia Revolucionaria con "una altura y una posición de vuelo de un objetivo enemigo".

Por su parte, el comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, Amir Alí Hayizadeh, asumió en una comparecencia televisada la responsabilidad y explicó que el operador del sistema de defensa confundió el aparato con “un misil de crucero”.

Amir Ali Hajizadeh
Amir Ali Hajizadeh

“Todo el sistema defensivo estaba en el más alto nivel de alerta (...) y se anunció mediante el sistema integrado que se habían lanzado unos misiles de crucero contra el país. En esos momentos, el sistema se enfrenta, a una distancia de 19 kilómetros, con un objetivo que se distingue como un misil de crucero”, detalló. Hayizadeh dijo que el operador, antes de disparar, trato de contactar con sus mandos para obtener la aprobación pero el sistema de comunicación dio error y tomó una decisión “mala y apresurada” debido a la situación de crisis.

Las explicaciones de las autoridades no calmaron a la población, que respondió con masivas manifestaciones en Teherán y con muestras de rabia y dolor en las redes sociales, donde muchos internautas colgaron una fotografía en negro. Los iraníes también expresaron sus fuertes críticas contra las autoridades por el derribo con las etiquetas #error_humano y #compatriota_asesino, en farsi, y por haber negado durante dos días lo ocurrido.

Protestas en Teherán contra el régimen por el derribo del avión ucraniano

Las fotografías de los fallecidos circularon asimismo por Twitter e Instagram, en ocasiones con comentarios como "ellos muertos por un error y sus familias en ese gran dolor soportando mentiras".

En recuerdo de los fallecidos, se han organizado para esta jornada y en los próximos días vigilias con velas en varias universidades de Teherán, ya que entre las víctimas del siniestro había decenas de estudiantes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: