El senador italiano Pier Ferdinando Casini, los diputados venezolanos Mariela Magallanes y Américo De Grazia, y Plácido Vigo, jefe de la Misión de la República Italiana en Venezuela
El senador italiano Pier Ferdinando Casini, los diputados venezolanos Mariela Magallanes y Américo De Grazia, y Plácido Vigo, jefe de la Misión de la República Italiana en Venezuela

Los diputados opositores venezolanos Mariela Magallanes y Américo De Grazia, quienes se encontraban refugiados en la embajada de Italia en Caracas, llegaron este sábado a Roma, donde el presidente Sergio Mattarella les dio la bienvenida.

En un comunicado, el partido de los parlamentarios, La Causa R, indicó que “el régimen” de Nicolás Maduro cometió “un nuevo crimen de lesa humanidad al desterrar” a los diputados, quienes se refugiaron en mayo en la embajada italiana en la capital venezolana, después de que la chavista Asamblea Constituyente les allanara su inmunidad.

Previamente, el senador italiano Pier Ferdinando Casini, que estuvo de visita en Venezuela esta semana y mantuvo un encuentro con Maduro, había señalado en Twitter que se encontraba volando con Magallanes y De Grazia, quienes fueron “obligados el pasado mes de mayo a vivir en la embajada de Italia”.

“Estoy agradecido de haber contribuido a una causa humanitaria justa”, agregó. Los diputados están “físicamente muy bien”, pero “tienen el corazón dividido entre la amargura de abandonar su país y por otro lado no ven el momento de volver a ser libres y abrazar a sus seres queridos en Italia”, dijo Casini al diario QN.

Según un comunicado oficial, el jefe del Estado italiano mantuvo una conversación telefónica con Magallanes y De Grazia para “darles la bienvenida a Italia y expresar su solidaridad”.

Italia no ha reconocido a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, uno de los pocos países de la Unión Europea en asumir esa postura, y se limita a abogar por nuevas elecciones y a considerar la presidencia de Maduro como “ilegítima”.

Ni De Grazia ni Magallanes se han pronunciado tras el viaje, pero varios de sus compañeros legisladores denunciaron a través de la misma red social su “destierro”.

El pasado 9 de mayo, tanto De Grazia como Magallanes ingresaron a la embajada italiana, después de que les fuese allanada su inmunidad y el Gobierno de Maduro les acusara de estar involucrados en el fallido alzamiento militar de finales de abril y por el que también se culpó a otra docena de diputados, que en su mayoría han huido del país. La oposición venezolana, liderada por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a quien casi 60 países le reconocen como presidente interino de Venezuela, ha denunciado en reiteradas oportunidades la “persecución” por parte del Gobierno de Maduro de 25 diputados opositores.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: