La delegación de Juan Guaidó participó en Nueva York de una misa en honor a las víctimas de la dictadura de Nicolás Maduro

El ritual, que contó con la presencia de funcionarios del gobierno interino e integrantes de la comunidad venezolana en Estados Unidos, se desarrolló para recordar a las víctimas de violaciones de derechos humanos


La delegación de Juan Guaidó mantiene su agenda de actividades en Nueva York, al margen de la Asamblea General de la ONU que se desarrolla esta semana en la Gran Manzana.

En ese contexto, este miércoles se llevó a cabo una misa en honor a las víctimas y familiares de las violaciones de derechos humanos en Venezuela. El ritual tuvo lugar en la iglesia San Pedro, en la ciudad de Estados Unidos.

Las víctimas de la represión de la dictadura de Nicolás Maduro estuvieron acompañadas por el comisionado presidencial de Asuntos Exteriores, Julio Borges; el embajador de Venezuela ante Estados Unidos, Carlos Vecchio; miembros de la delegación de Guaidó ante la ONU; diputados de la Asamblea Nacional e invitados especiales.

En su cuenta de Twitter, Borges compartió un video de la misa, acompañado de un mensaje: “Esta lucha ha significado el sacrificio de millones, los que han abandonado su país en busca de oportunidades, los que han pagado con cárcel, exilio y hasta muerte”.

“A Fernando Albán lo asesinaron hace un año. Por él y todas las víctimas tenemos que conquistar la libertad”, agregó el funcionario venezolano, en alusión al ex concejal del municipio Libertador que murió bajo custodia del régimen chavista al caer del décimo piso del edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Aunque desde el chavismo aseguraron que Albán se suicidó, los abogados de la familia presentaron evidencias sobre las torturas que sufrió en la sede del Sebin. Tanto la defensa como la oposición denuncian, en cambio, que fue arrojado al vacío tras morir en un brutal interrogatorio.

En la jornada de hoy, Borges y Vecchio también participaron por la mañana de una cumbre con gobiernos de la región y Estados Unidos para tratar la crisis venezolana.

“En nuestro discurso describimos cómo la dictadura de Maduro, con el apoyo de Cuba, comete crímenes contra civiles y militares. La dictadura de La Habana es la mente maestra detrás del régimen venezolano”, señaló el comisionado de Guaidó para Asuntos Exteriores tras la reunión encabezada por el presidente norteamericano Donald Trump.

Vecchio, quien el martes se unió a una manifestación de la diáspora venezolana frente a la sede de la ONU, también formó parte de la delegación de Guaidó que trató la crisis del país junto a Trump y los gobiernos de la región.

“Todas las opciones”

Julio Borges insistió en la reunión que “ninguna opción debe ser descartada para librar a Venezuela y la región del régimen corrupto”, y dijo que en el último año el gobierno de Maduro “mató a un ciudadano cada dos horas”.

"Dicen que mantener abierta todas las opciones es peligroso. Presidente (Trump), la evidencia muestra que lo peor que puede pasarle a Venezuela es que nada pase. Lo que es realmente peligroso, lo que es inaceptable, es tener un régimen que desestabiliza a toda la región y que hoy está matando de hambre a 35 millones de personas", afirmó Borges.

Hace un año, en la anterior cita anual de los líderes mundiales en la ONU, Trump aseguró que no descartaba una opción militar en Venezuela, aunque su gobierno asegura que apoya una transición pacífica a la democracia y ahora presiona por más sanciones de Europa y Latinoamérica contra funcionarios del gobierno venezolano.

El gobierno de Trump y otros 54 países reconocen a Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, como presidente interino. Insisten en que Maduro debe dejar el poder y convocar a elecciones, pero las negociaciones entre gobierno y oposición no han dado fruto y fueron interrumpidas.

Borges llamó a todos los países de la región a sancionar también a Cuba. “Es hora de que (Raúl) Castro y (Miguel) Díaz-Canel comprendan las consecuencias de apoyar un gobierno criminal”, afirmó.

Los presidentes de Cuba y Venezuela no acudieron este año a la Asamblea General. Guaidó envió a una delegación con una nutrida agenda al margen de la mayor cumbre diplomática mundial.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, que asiste a la Asamblea General, dijo en Twitter que el encuentro de Trump con "mandatarios subordinados" fue una "reunión de la vergüenza".

“Desde hace 70 años Colombia ha sido la principal amenaza a la paz regional”, dijo Arreaza a periodistas en la ONU. El presidente colombiano Iván Duque usa a Venezuela como “una cortina de humo” para ocultar fallas en su gobierno, aseguró.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: