El Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela
El Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela

Panamá se unió este lunes al Grupo de Contacto Internacional (GCI) creado para apoyar una solución a la crisis en Venezuela e impulsado por la Unión Europea (UE) y algunos países de América Latina.

"Los miembros del Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela están satisfechos de informar de que han aceptado la petición de la República de Panamá de unirse al GCI", manifestaron los miembros de la coalición en un comunicado.

Asimismo, "dieron la bienvenida al compromiso de Panamá de contribuir a una solución pacífica y democrática de la crisis en Venezuela", y aseguraron mirar "con ganas" al "papel positivo" que el nuevo socio tendrá en el Grupo de Contacto Internacional.

También afirmaron que ven la decisión de Panamá "como una prueba más" de que está surgiendo "un creciente consenso internacional sobre la necesidad de una solución pacífica, incluida la organización de elecciones presidenciales libres y transparentes".

El nuevo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo (REUTERS / Erick Marciscano)
El nuevo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo (REUTERS / Erick Marciscano)

Para el GCI, esos comicios son "el único modo de salir del empeoramiento de la crisis política, económica y humanitaria que ha estado afectando a Venezuela y cuyos efectos están afectando a muchos países de la región".

Tras la incorporación de Panamá, participan en el Grupo de Contacto Internacional Bolivia, Costa Rica, Ecuador, la Unión Europea en conjunto, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Panamá, Portugal, España, Suecia, el Reino Unido y Uruguay.

Además de apoyar una solución "pacífica y democrática" a la crisis venezolana, pretenden facilitar el acceso e incremento de la ayuda humanitaria al país.

Mientras representantes de Juan Guaidó y Nicolás Maduro negocian en Barbados, con la mediación de Noruega, el Grupo de Contacto exige que se desarrollen elecciones libres y transparentes en Venezuela para hacer frente a la crisis (Reuters)
Mientras representantes de Juan Guaidó y Nicolás Maduro negocian en Barbados, con la mediación de Noruega, el Grupo de Contacto exige que se desarrollen elecciones libres y transparentes en Venezuela para hacer frente a la crisis (Reuters)

En paralelo al Grupo de Contacto Internacional, también se ha establecido el Grupo de Lima, que busca salidas a la crisis de Venezuela, si bien no cuenta entre sus miembros con Estados europeos.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: