El régimen de Nicolás Maduro está preparando una posible visita de la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que podría producirse antes de julio, anunció hoy el embajador chavista ante la ONU, Jorge Valero, en rueda de prensa.

"Nos reunimos con una delegación de la alta comisionada hace dos días y estamos preparando su visita", señaló el embajador, quien afirmó que Bachelet expresó su intención de visitar el país antes de la presentación de su informe sobre Venezuela ante la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos (24 de junio-12 de julio).

Bachelet fue invitada por el régimen a finales del pasado año, y en marzo una misión técnica de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos visitó Venezuela para examinar si Caracas le brindaría libre acceso a disidentes y líderes opositores, sin represalias contra los entrevistados. Durante la visita, grupos de venezolanos se quejaron de que el régimen les prohibió el acceso a los enviados de Bachelet.

Juan Guaidó ante una multitud el 1 de mayo pasado en Caracas
Juan Guaidó ante una multitud el 1 de mayo pasado en Caracas

En medio de la inocultable crisis que atraviesa Venezuela, principalmente desde enero pasado cuando más de 50 países desconocieron el segundo mandato de Maduro por fraudulento y respaldaron a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, finalmente en marzo pasado Bachelet denunció que las fuerzas de seguridad chavistas, respaldadas por milicias progubernamentales, han reprimido la disidencia pacífica con uso excesivo de la fuerza, muertes y torturas que han sido documentadas por su oficina.

"Estoy muy preocupada por el debilitamiento de la democracia, especialmente por la continua criminalización de las protestas pacíficas", aseguró la chilena.

Y agregó: "En el contexto de la última ola de protestas en todo el país contra el Gobierno, en los primeros dos meses de este año, mi oficina documentó numerosas violaciones a los derechos humanos y abusos por parte de las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales -los 'colectivos armados'- incluyendo el uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas, amenazas e intimidaciones".

En la comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, la ex presidente de Chile citó denuncias de que la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional (FAES) había ejecutado a 37 personas en enero en Caracas en redadas ilegales en casas de zonas pobres que apoyaban a la oposición.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: