António Guterres, secretario general de la ONU
António Guterres, secretario general de la ONU

La Organización de Naciones Unidas (ONU) expresó este jueves su preocupación por la detención del vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN), Edgar Zambrano, y subrayó que el arresto de opositores complica los intentos para lograr una salida negociada y pacífica a la crisis del país caribeño.

"El secretario general está preocupado por la detención de otro legislador de la oposición por parte de las autoridades venezolanas", manifestó a la agencia EFE el portavoz Farhan Haq.

Para el secretario general de la ONU, António Guterres, "arrestar a miembros de la oposición y a parlamentarios mina los esfuerzos para buscar una solución pacífica y negociada a la crisis cada vez más profunda en Venezuela".

El diplomático portugués reiteró su llamamiento a todas las partes a dar "pasos inmediatos para rebajar las tensiones y a evitar cualquier acción que lleve a una mayor escalada".

Edgar Zambrano y Juan Guaidó durante una sesión de la Asamblea Nacional
Edgar Zambrano y Juan Guaidó durante una sesión de la Asamblea Nacional

Además, Haq dijo que Guterres pide "a las autoridades que cumplan con los derechos de todos los líderes políticos detenidos y den a sus abogados y familias acceso inmediato para verificar las condiciones de su detención".

El arresto de Zambrano tuvo lugar este miércoles, después de que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) levantara su inmunidad parlamentaria y la de otros diputados opositores por haber apoyado el fallido alzamiento militar del 30 de abril contra el régimen de Nicolás Maduro.

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, denunció este jueves que la Administración de Maduro ha dado un "golpe al Parlamento" al procesar a esos diputados por delitos de rebelión.

El Parlamento tiene mayoría opositora desde 2016, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo declaró en "desacato" y pidió a las instituciones omitir sus resoluciones.

Los venezolanos exigen la caída de la dictadura chavista (EFE/Miguel Gutiérrez)
Los venezolanos exigen la caída de la dictadura chavista (EFE/Miguel Gutiérrez)

Venezuela atraviesa un momento de tensión política desde el pasado enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconoce la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó se proclamó mandatario interino y logró el respaldo de medio centenar de países, con Estados Unidos a la cabeza.

La ONU ha defendido en todo momento la necesidad de una salida negociada a la crisis y se ha ofrecido a mediar entre las dos partes si fuese necesario.

El régimen de Maduro se ha mostrado repetidamente abierto a un diálogo con la oposición, que por su parte se niega a sentarse a discutir con él.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: