Donald Trump durante la conferencia de prensa de este martes luego de su encuentro con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. (Reuters)
Donald Trump durante la conferencia de prensa de este martes luego de su encuentro con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. (Reuters)

El presidente Donald Trump advirtió el martes que Estados Unidos podría imponer sanciones "mucho más duras" a Venezuela, luego de nuevas medidas punitivas anunciadas por el Tesoro y tras instar a los militares venezolanos a desconocer al dictador Nicolás Maduro.

Al reunirse con su homólogo de Brasil, Jair Bolsonaro, otro duro crítico de Maduro, Trump se negó a predecir cuándo se irá Maduro, quien sigue aferrado al poder casi dos meses después de que Estados Unidos y muchos países de América Latina y Europa declararon "ilegítimo" su mandato.

"No hemos aplicado las sanciones más duras", dijo Trump en rueda de prensa con Bolsonaro.

"Diría que hemos impuesto sanciones justo en el medio, pero podemos ser mucho más duros si necesitamos hacerlo", agregó el mandatario estadounidense, poco después de que el Tesoro anunciara sanciones a la minera estatal venezolana Minerven y a su presidente por operaciones de oro ilícitas.

"Lo que está sucediendo ahí es una desgracia. Este fue uno de los países más ricos del mundo y, de repente, está agobiado por el dolor y la pobreza: no hay comida, no hay agua, no hay aire acondicionado, no hay nada", dijo Trump.

Trump y Bolsonaro durante su reunión en la Casas Blanca. (Reuters)
Trump y Bolsonaro durante su reunión en la Casas Blanca. (Reuters)

Trump renovó su llamado a las fuerzas de seguridad venezolanas para que abandonen a Maduro, aún respaldado por la cúpula militar.

"Pedimos a los miembros del ejército venezolano que dejen de apoyar a Maduro, que en realidad no es más que un títere cubano", dijo Trump en un llamado conjunto con Brasil.

Bolsonaro dijo que había hablado con Trump acerca de permitir que el ejército estadounidense se posicione en Brasil cerca de la frontera con Venezuela.

Por su parte, el régimen venezolano acusó a ambos líderes de hacer "apología de la guerra" y dijo que sus declaraciones son una "amenaza contra la paz y seguridad internacionales", según un comunicado de la cancillería.

"Ninguna alianza neofascista logrará doblegar la voluntad independiente y soberana del pueblo venezolano", señaló el texto.

Trump reiteró más temprano que "todas las opciones" están sobre la mesa con relación a Venezuela, aunque los aliados latinoamericanos y europeos han advertido contra el uso de la fuerza.

"Queremos resolver la situación porque Brasil está siendo perjudicado y no nos interesa ni a nosotros ni a ellos que el país se perpetúe en la situación que está", dijo Bolsonaro a medios brasileños.

Pero puesto a elegir entre la vía diplomática y la militar, optó por la primera. "Diplomacia en primer lugar, hasta las últimas consecuencias", dijo.

Estados Unidos ya impuso una amplia gama de sanciones a funcionarios y exf uncionarios de Venezuela, incluido Maduro. Además, aplicó a fines de sanciones a su estatal petrolera PDVSA que cuando empiecen a regir el 28 de abril funcionarán como un embargo de hecho al crudo, crucial para su economía.

Analistas ven poco probable que Washington aplique un embargo total a Venezuela, del tipo impuesto en 1962 por Estados Unidos contra la Cuba comunista, el cual no concitaría apoyo en de sus aliados en América Latina.

Venezuela, declarada en cesación de pagos parcial en noviembre de 2017 por varias agencias calificadoras, está sumida en una crisis económica sin precedentes, que ha provocado la huida de 2,7 millones de personas desde 2015, según la ONU.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: