Jorge Arreaza y Augusto Santos Silva
Jorge Arreaza y Augusto Santos Silva

Portugal advirtió a Venezuela que habrá consecuencias si no libera a una docena de gerentes de supermercados portugueses acusados de incumplir la ley de control de precios.

El canciller portugués, Augusto Santos Silva, dijo que mantuvo una reunión "muy dura" con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, al margen de la asamblea general de la ONU.

"Dije a mi colega que para nosotros había una línea roja y que, evidentemente, de no haber avances en la superación de este problema eso tendría consecuencias en las relaciones bilaterales", dijo el canciller portugués a la prensa.

Santos Silva pidió "acceso inmediato a los detenidos portugueses por parte de las autoridades consulares". Además, consideró que la nueva ley de precios "es imposible de cumplir".

Las autoridades venezolanas aseguran que los supermercados especulan con la venta de productos y ofrecen precios elevados (EFE)
Las autoridades venezolanas aseguran que los supermercados especulan con la venta de productos y ofrecen precios elevados (EFE)

Las medidas de Caracas "ponen en peligro su medio de vida", se quejó el ministro portugués de Relaciones Exteriores. "Es una iniciativa administrativa dirigida contra los intereses portugueses en Venezuela, en particular contra la pequeña y media distribución".

Venezuela alberga la segunda mayor comunidad de portugueses en Latinoamérica (unos 400.000), sólo por detrás de Brasil, muchos de los cuales emigraron entre las décadas de 1940 y 1980. La grave crisis que vive Venezuela ha provocado que descendientes de esos emigrantes decidieran iniciar el regreso a Portugal.

Maduro lanzó una serie de medidas para hacer frente a la crisis en la cual está sumido el país tras cuatro años de recesión, con escasez de alimentos y medicinas y una hiperinflación que el FMI proyecta en 1.000.000% para 2018.

El chavismo fijó los precios de 25 productos alimenticios básicos y otros de higiene personal y limpieza.

Arreaza dijo por su lado que explicó a Santos Silva que "los empresarios portugueses en Venezuela son amados, queridos. El hecho de que 10 o 12 gerentes de algunas empresas portuguesas hayan incumplido con algunas leyes en Venezuela no implica en ningún momento ningún tipo de acción contra Portugal".

"Creo que lo ha entendido muy bien y vamos a seguir en la comunicación y el diálogo", indicó Arreaza a periodistas.

Desde agosto el régimen venezolano ha detenido a unos 150 gerentes de supermercados por violar la ley de control de precios.

En esta última ola de detenciones, Maduro indicó el jueves que 34 gerentes fueron detenidos en Central Madeirense y Excelsior Gama, cadenas fundadas por portugueses.

"Estuvimos en un grupo de supermercados que le escondió los productos a la gente y le empezó a cobrar los precios que les da la gana", dijo Maduro. "El gobierno debe defender los precios y el gobierno debe defender al pueblo. Son perturbaciones que hay que corregir".

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: