Estados Unidos analiza junto con Canadá y México el impacto de las sanciones petroleras a Venezuela

"Vamos a formar un grupo de trabajo muy pequeño, muy enfocado en ver qué podemos hacer para mitigar una decisión como esa si decidimos tomarla", confirmó el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson
El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (Reuters)

El secretario de Estado de los EEUU, Rex Tillerson, anunció un acuerdo con Canadá y México para formar un grupo de estudio que analice cómo se podría mitigar el impacto de imponer sanciones petroleras a Venezuela, tanto en los ciudadanos del país como en la región.

"Vamos a formar un grupo de trabajo muy pequeño, muy enfocado en ver qué podemos hacer para mitigar una decisión como esa si decidimos tomarla. Obviamente es el presidente (Donald Trump) quien decide", afirmó el diplomático a periodistas en el vuelo hacia Kingston (Jamaica), la última parada de su gira en la región.

El pasado domingo, Tillerson y el canciller argentino, Jorge Faurie, anunciaron que estudian imponer sanciones petroleras a Venezuela para presionar al presidente de ese país, Nicolás Maduro, a "regresar al orden constitucional" y permitir "unas elecciones libres y justas".

La creación del grupo de estudio la acordaron los responsables de Exteriores de Canadá, México y los EEUU en el encuentro que mantuvieron en la capital mexicana el pasado 2 de febrero, según explicó el jefe de la diplomacia estadounidense.

El objetivo principal de esta iniciativa es buscar maneras de mitigar el impacto de las sanciones petroleras tanto en los ciudadanos de Venezuela, que sufren ya las consecuencias de una dura crisis económica, como en las refinerías estadounidenses, en otros países latinoamericanos y en las naciones caribeñas.

"Tenemos una parada más, Kingston, y la razón de ir es porque (las sanciones petroleras) tendrían un efecto en los países del Caribe, que dependen de Venezuela. Así que quiero oírlos también", señaló Tillerson.

La primera gira del secretario de Estado en Latinoamérica tenía como principal objetivo aumentar la presión regional sobre el gobierno de Maduro y desde antes de su inicio ya se especulaba con que, en concreto, lo que quería el diplomático era sondear cuánto apoyo podría tener un embargo o sanciones petroleras a Caracas.

LEA MÁS:

Últimas noticias

Mas Noticias