Los disparos de la policía en La Candelaria

En la segunda, y última, noche de la huelga general convocada por la oposición venezolana, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana reprimieron y atacaron a vecinos que protestaban en La Candelaria, urbanización en el centro de Caracas.

Periodistas y líderes opositores denunciaron que aproximadamente a las 20:00, hora local, vecinos colocaban barricadas y se escuchaban cacerolazos ante la presencia de oficiales de las fuerzas chavistas en la zona.

Luego de momentos de tensión, a las 21:20, la PNB y la GNB comenzaron a reprimir en La Candelaria Norte con disparos de perdigones y tanquetas de agua. Los vecinos sonaban trompetas en señal de emergencia. La reportera Raylí Luján denunció en Twitter que uno de los uniformados tenía un arma de fuego.

(Reuters)
(Reuters)

La huelga general de 48 horas en Venezuela culminó en la madrugada de este viernes tras dos días de protestas contra el régimen marcados por los excesos de los agentes de seguridad, quienes arremetieron contra estructuras residenciales donde había manifestaciones dejando destrozos a su paso.

Uno de estos episodios ocurrió la noche de este jueves, cuando funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana intentaron dispersar una protesta en la urbanización Terrazas del Ávila, en el extremo este de la capital venezolana.

Destrozos en Terrazas del Ávila
Destrozos en Terrazas del Ávila

Vecinos del lugar dijeron a EFE que, aunque la protesta se desarrollaba en las afueras del complejo residencial, la GNB entró a la urbanización y arremetió contra el personal de seguridad.

"Arremetieron muy fuerte contra la seguridad de la urbanización (…) disparaban hacia adentro reventando todos los vidrios, llevándose todos nuestros equipos", dijo el supervisor de vigilancia de la urbanización Terrazas del Ávila que pidió no develar su nombre.

Una vivienda destrozada en Terrazas del Ávila
Una vivienda destrozada en Terrazas del Ávila

La noche del miércoles, la primera jornada de la huelga, habitantes de otras zonas de la capital también denunciaron excesos por parte de los agentes policiales.

En la urbanización Las Antiguas de Palo Verde, una zona del este capitalino rodeada por el asentamiento más grande de Latinoamérica, Petare, dos tanquetas del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) golpearon repetidas veces el portón de entrada hasta derribarlo.

Una vez adentro los policías dispararon contra los vehículos estacionados mientras avanzaban a lo largo del complejo.

Así arremetió la tanqueta contra el portón de una residencia en Las Antiguas

A lo largo del sector Palo Verde, EFE constató destrozos semejantes, y en las paredes de varias estructuras del lugar podían verse orificios producto de los disparos.

Estos enfrentamientos se repitieron en varias ciudades del país durante la huelga general, cuando opositores bloqueaban y cortaban las vías para evitar la circulación normal y las autoridades acudían al lugar para despejar las vías.

En esos dos días de paro y protestas, en Venezuela fallecieron ocho personas, algunas por heridas de bala, con lo que se elevaron a 134 las víctimas mortales durante la oleada de protestas que sacude a la nación caribeña desde el 1 de abril.

LEA MÁS: