Miembros de los colectivos armados (AFP)
Miembros de los colectivos armados (AFP)

Los colectivos chavistas continúan amenazando a la población civil. El pasado 22 de julio, integrantes del grupo armado dejaron un mensaje amenazante a los residentes de un edificio en Montalbán que formaron parte de las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro.

A través de un "Comunicado popular", los "Colectivos Revolucionarios de la Gran Misión Vivienda" –como se hacen llamar- presionaron a los vecinos a reportar los nombres de las personas que acudieron a las manifestaciones.

Los violentos acusaron a los civiles de llevar a cabo "acciones fascistas" y de "disparar a mansalva" contra los ellos.

"Omitir darnos esta información, hace cómplices a todos los habitantes de la residencia y por tanto, serán tratados como tal (…) Eviten despertar nuestra furia, porque no nos detendremos. Nosotros no tenemos nada que perder, más que la dignidad", apunta el amenazante comunicado del grupo paramilitar.

El comunicado de los colectivos chavistas
El comunicado de los colectivos chavistas

Los civiles armados, por su parte, exigieron que los presuntos "atacantes" sean entregados para ser juzgados "por la justicia popular".

Lo cierto es que desde el comienzo de las protestas los detenidos por las fuerzas chavistas son sometidos a la justicia militar, ya que el Ministerio Público (MP) no solo no reconoce esas detenciones, sino que las considera "arbitrarias" e "inconstitucionales".

"Eviten encontrarnos en las calles y dentro de las residencias con la cara rayada y fusiles calados", agrega el mensaje.

Y concluye: "Patria o muerte, nosotros venceremos".

Los habitantes de Montalbán han sido víctimas de constantes ataques por parte de los colectivos chavistas. Más de 100 personas murieron en los últimos cuatro meses de protestas contra el régimen.

LEA MÁS: