"Estaba trabajando en mis labores de atención a los heridos e ingresaron los guardias nacionales al recinto, donde, mientras atendía a los muchachos, me acorralaron en una esquina", comenzó su relato Alberto Angulo, un voluntario del equipo de Rescate Barquisimeto.

El joven denunció haber sufrido una salvaje agresión de parte de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cuando atendía a manifestantes heridos en una manifestación opositora en Barquisimeto, en el estado de Lara.

El joven denunció haber sufrido una salvaje agresión de parte de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana cuando atendía a manifestantes heridos
El joven denunció haber sufrido una salvaje agresión de parte de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana cuando atendía a manifestantes heridos

"Tenía mi casco y estaba identificado con el uniforme de la universidad e, indiscriminadamente, me golpearon", señaló.

Tenía mi casco y estaba identificado con el uniforme de la universidad e, indiscriminadamente, me golpearon

Angulo relató que incluso se ofreció a prestarle sus servicios de primeros auxilios a los efectivos si lo necesitaban, pero aun así lo atacaron. "Les dije que los podía atender a ellos o a cualquiera de los heridos que estaban manifestando y no me pusieron cuidado", subrayó.

“Tenía mi casco y estaba identificado con el uniforme de la universidad e, indiscriminadamente, me golpearon”, señaló
“Tenía mi casco y estaba identificado con el uniforme de la universidad e, indiscriminadamente, me golpearon”, señaló

También narró cómo lo golpearon y qué le hicieron mientras lo agredían: "Me dieron con la culata del rifle, me golpearon con una bomba lacrimógena en la cabeza y me abrieron una herida".

Intentaron asfixiarme cerrándome la tráquea con sus manos y me golpearon mucho. Me quitaron la ropa y me rompieron la parte de arriba del uniforme
“Me dieron con la culata del rifle, me golpearon con una bomba lacrimógena en la cabeza y me abrieron una herida”, dijo el joven
“Me dieron con la culata del rifle, me golpearon con una bomba lacrimógena en la cabeza y me abrieron una herida”, dijo el joven

"Intentaron asfixiarme cerrándome la tráquea con sus manos y me golpearon mucho. Me quitaron la ropa y me rompieron la parte de arriba del uniforme. Después me arrastraron por el estacionamiento", concluyó.

LEA MÁS: