La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles la convocatoria de una reunión de cancilleres para abordar la crisis política de Venezuela con 19 votos a favor, 10 en contra, 4 abstenciones y una ausencia.

Votaron a favor: Guyana, Bahamas, Santa Lucía, Argentina, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Los 10 países que votaron en contra fueron: Venezuela, Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, Haití, Nicaragua, Saint Kitt y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Suriname.

Se abstuvieron Belice, El Salvador, República Dominicana y Trinidad y Tobago, mientras que hubo una ausencia, la de Granada.

 
Samuel Moncada, embajador venezolano en la OEA, había dicho al inicio de la sesión que su país “iniciaría los trámites de separación de la organización” si se aprobaba esta resolución. Sin embargo, tras la votación, no hizo anuncios sobre este asunto
Samuel Moncada, embajador venezolano en la OEA, había dicho al inicio de la sesión que su país “iniciaría los trámites de separación de la organización” si se aprobaba esta resolución. Sin embargo, tras la votación, no hizo anuncios sobre este asunto

No se ha especificado por el momento ni cuando ni dónde se celebrará esa sesión de cancilleres, ya que lo único aprobado es su convocatoria.

Venezuela ha amenazado con dejar la OEA si se celebra esa reunión de cancilleres, algo para lo que necesitaría esperar dos años y pagar el dinero que adeuda en cuotas pendientes, que asciende a 8,7 millones de dólares, según lo estipula el artículo 143 de la Carta de la OEA, el documento fundacional de 1948.

El embajador de Venezuela en la OEA, Samuel Moncada, rechazó la convocatoria aprobada este miércoles y durante la sesión, antes de la votación, recordó la amenaza lanzada el martes por la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, de que el país dejaría la OEA si se celebra esa sesión de cancilleres.

Sin embargo, al final del encuentro, Moncada tomó la palabra y sólo agradeció a las naciones que votaron en contra de la convocatoria; no hizo comentarios sobre "los trámites de separación" que iniciaría su país.

LEA MÁS:

A la sesión de este miércoles asistió la canciller de Argentina, Susana Malcorra, que está en EEUU acompañando al presidente argentino, Mauricio Macri, en su visita oficial al país.

Malcorra subrayó que la convocatoria de cancilleres "no es intromisión". Y argumentó: "Es nuestra responsabilidad colectiva garantizar el funcionamiento de las democracias en la región". Aclaró además que la propuesta es de los Estados miembros, que la Secretaría General (que encabeza Luis Almagro) "no está involucrada" en este proceso.

Y dijo que, de no actuar, los países de la región tendrían sobre su "conciencia" los "muertos y heridos graves" que siga habiendo en las protestas antigubernamentales de Venezuela.

La reunión de consulta de cancilleres está prevista en la Carta de la OEA, el documento fundacional de la organización de 1948, y es algo distinto a la Asamblea Extraordinaria que contempla el artículo 20 de la Carta Democrática de la OEA, según aclaró el asesor jurídico de la OEA, Dante Negro, a petición de Ecuador.

Para la reunión de consulta de cancilleres solo son necesarios 18 votos (la mayoría absoluta de los 35 Estados miembros) mientras que para la Asamblea Extraordinaria de la Carta Democrática se requieren 24 votos (dos tercios de los Estados miembros).