Maikel Moreno (EFE)
Maikel Moreno (EFE)

La junta directiva del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela indicó este sábado que no ha suprimido las funciones del Poder Legislativo, y que es solo responsabilidad del Parlamento "reasumir" sus funciones acatando las decisiones del Poder Judicial.

"Es solo responsabilidad del órgano legislativo reasumir el válido ejercicio legal y legítimo de sus competencias constitucionales al acatar las decisiones del Poder Judicial y someterse al estado de derecho", informó el Supremo a través de un comunicado leído por el presidente del Poder Judicial, el magistrado Maikel Moreno.

El máximo tribunal sometió a revisión dos sentencias en las que limitaba la inmunidad parlamentaria y en las que asumía las funciones de la Cámara ante la persistencia del desacato del Legislativo en el acatamiento de varias sentencias del TSJ, luego de un exhorto del Consejo de Defensa de la Nación.

LEA MÁS:

En el texto en el que fijó su posición, el TSJ sostiene que "no ha despojado al Parlamento de sus funciones, así como tampoco lo han disuelto o anulado, y reconoce la inmunidad parlamentaria como una garantía de la función legislativa con las limitaciones que establece el texto constitucional".

Señala que las decisiones tomadas en resguardo del orden constitucional "implican la adopción de medidas destinadas a garantizar el funcionamiento eficaz de la institucionalidad democrática del Estado y la protección del Estado".

Ambas sentencias, al igual que un conjunto de decisiones dictadas durante el último año, reiteran que la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, podrá corregir la ilegalidad de sus actos acatando las sentencias que exigen que sean separados tres de los 112 diputados opositores, por supuestas irregularidades en su proceso de elección.

Nicolas Maduro y Maikel Moreno en el Palacio de Miraflores el pasado 31 de marzo (Reuters)
Nicolas Maduro y Maikel Moreno en el Palacio de Miraflores el pasado 31 de marzo (Reuters)

El Consejo de Defensa de la Nación, un órgano de consulta que reúne a los jefes de los poderes públicos para atender asuntos de suma importancia, fue convocado por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, luego de que la fiscal general, Luisa Ortega, alertara sobre una "ruptura del orden constitucional" con la decisión del TSJ.

El Supremo "en consideración al exhorto efectuado por el Consejo de Defensa Nacional ha procedido a revisar las decisiones 155 y 156", leyó Moreno refiriéndose a las dos decisiones que desarmaron al Poder Legislativo.

El magistrado se refirió también a la posición de la fiscal general como una postura "respetable" por cuanto "es una venezolana que tiene una opinión".

Aseguró también que el Poder Judicial "no demostrará pasividad antes los ataques de los cuales pudiéramos ser objeto por parte de factores nacionales e internacionales que hoy se alzan con una vocería tendenciosa y desconocedora de la soberanía nacional"

(@Julioborges)
(@Julioborges)

El presidente del Parlamento, Julio Borges, aseguró este sábado que esos dictámenes consumaron un "golpe de Estado" que se mantiene pese a la supresión parcial de su contenido, por lo que "no ha habido cambio".

Mientras, el jefe de la bancada opositora, Stalin González, anunció que el próximo martes propondrá a la cámara destituir a los magistrados por haber cometido un delito penal.

Sin embargo, Moreno advirtió que "el Poder Judicial no demostrará pasividad ante los ataques de los cuales pudiéramos ser objeto por parte de factores nacionales e internacionales, que hoy se alzan con una vocería tendenciosa y desconocedora de la soberanía nacional".

Los dictámenes generaron el rechazo de varios países. Perú retiró a su embajador en Caracas, y Chile y Colombia llamaron a consultas a los suyos.

Con información de AFP