En China, enseñar a los hombres las formas manipuladoras de seducción se convirtió en un gran negocio. Cómo es el plan de abuso (Jialun Deng / The New York Times)
En China, enseñar a los hombres las formas manipuladoras de seducción se convirtió en un gran negocio. Cómo es el plan de abuso (Jialun Deng / The New York Times)

Le entregaste lo mejor de ti a otro hombre”, le escribió a la chica en un texto, en referencia a su virginidad. “No dejaste nada para mí”.

Ella respondió también con un texto: “Ya te he dicho que lo mejor de mí es mi futuro”.

Eres una desvergonzada”, escribió furioso el varón, y agregó calificativos como "tremendamente estúpida” y “ramera”.

Quiero preñarte y que luego tengas un aborto”, dijo el hombre.

El 9 de octubre, esa mujer, a quien se identificó como Bao Li, que en chino es como decir “Fulana de tal”, intentó suicidarse. Poco después, se declaró su muerte cerebral.

Uno de los últimos mensajes que le envió al hombre decía: “Eres despampanante, y yo soy solo basura”.

Esta trágica historia dejó pasmado al público chino. Una etiqueta relacionada con capturas de pantalla de los textos que intercambió con el hombre tuvo alrededor de 1400 millones de vistas en solo dos días en la plataforma de redes sociales Weibo, pero después desapareció debido a la censura.

Muchas personas no pueden comprender cómo es posible que una universitaria de una institución tan prestigiosa como la Universidad de Beijing haya terminado en una relación así de tóxica. Muchos tampoco sabían que existe un nombre para designar a los varones que suelen emplear tácticas crueles para dominar a las mujeres: artistas del ligue, o PUA, por su sigla en inglés.

En China, la sigla PUA designa tanto al hombre como a sus técnicas de manipulación. Los artistas del ligue por lo regular recurren a la artimaña de hacer luz de gas, una forma de control psicológico cuyo propósito es lograr que la persona ponga en duda su propia cordura. Algunos amigos de la estudiante de la Universidad de Beijing y muchos usuarios en línea parecían convencidos de que el novio de la chica, Mou Linhan, otro estudiante, había empleado esas técnicas.

Muchos detalles de su relación nos recordaban al notorio PUA”, escribieron sus amigos en una larga publicación en las redes sociales que incluía capturas de pantalla de mensajes de chat entre la pareja.

Después de un periodo prolongado de abuso mental, con todo tipo de maldiciones, humillaciones y expresiones denigrantes, quedó marcada por el dolor y el temor, sin ninguna motivación para defenderse”, escribieron.

El concepto PUA se importó en China de Estados Unidos. Los varones chinos tradujeron el libro escrito por Neil Strauss con el título “The Game: Penetrating the Secret Society of Pickup Artists”, que en general se considera la biblia de la comunidad de artistas del ligue, y comenzaron a compartir sus trucos de seducción (Strauss no respondió a nuestra solicitud de comentarios).

Desde hace una década, las técnicas PUA se han convertido en un excelente negocio en China. Han aparecido miles de empresas y sitios web dirigidos a la comunidad del ligue que aconsejan a los varones cómo conseguir citas. Uno de los sitios web más visitados, Paoxuewang, señaló que tenía alrededor de dos millones de miembros antes de su cierre en 2018. En su mejor momento a finales de 2017, Langji, la empresa PUA más conocida, tenía alrededor de 400 empleados y casi 100.000 estudiantes, según las noticias en China.

No se sabe a ciencia cierta si Mou se inscribió en alguno de esos cursos. Sin embargo, el índice WeChat, que monitorea la popularidad de temas allí, la mayor plataforma de redes sociales de China, indicó que las menciones del término “PUAaumentaron casi un 1700 por ciento de un día para otro tras difundirse en internet un artículo noticioso sobre el intento de suicidio de la mujer.

La popularidad de estos programas es un síntoma de problemas más profundos en la sociedad. China es una sociedad muy patriarcal, en la que la conducta de los varones se cuestiona muy pocas veces en relación con situaciones de acoso y ataques sexuales, mientras que las mujeres comúnmente son blanco de críticas debido a su edad, su peso, su virginidad y otros aspectos percibidos como defectos.

¿La práctica de los PUA podría explicar estas tragedias?”, escribió Fang Kecheng, profesor adjunto de Periodismo en la Universidad China de Hong Kong, en una publicación de blog sobre el intento de suicidio de Bao. “Si exponemos los trucos usuales de los PUA, ¿podríamos garantizar que nada parecido suceda de nuevo?”.

En su opinión, la raíz del problema es la desigualdad de género en China. “PUA es un chivo expiatorio fácil de señalar”, comentó. “Reducir el problema a ese fenómeno simplifica la complejidad de la tragedia”.

Algunos programas PUA que pretenden aprovechar esa desigualdad enseñan abiertamente algunas técnicas misóginas.

En un programa ofrecido por Langji, el instructor, Wang Huanyu, habló de la posibilidad de dormir con tres mujeres en un solo día, algo que afirmó haber hecho. “Así es la vida de un PUA profesional”, les dijo a sus alumnos, según un documental de tres partes producido por el sitio chino de noticias The Paper.

Soy el mejor PUA de China”, le dijo Wang a su grupo. “Convenzo a chicas que conozco en la calle en tan solo una hora”.

La empresa de Wang se convirtió en un símbolo de la industria. En 2016, la plataforma china de videos en línea iQiyi la reconoció como una institución educativa pionera.

El gobierno comenzó a aplicar medidas estrictas contra las empresas PUA hace dos años, y Wang y su empresa se convirtieron en uno de sus blancos. El año pasado, Wang pasó 37 días en la cárcel por difundir productos pornográficos. Después de que el clamor popular por el intento de suicidio de Bao aumentó la atención en esta industria este mes, la empresa borró todo el contenido de su sitio web oficial y publicó una carta con una disculpa, en la que afirma que hizo “muchas cosas malas”.

Cuatro estudiantes demandaron a Langji en 2018 por enseñar contenido no ético, como seducir a las mujeres para obtener favores sexuales a través de estrategias de manipulación y control, según las resoluciones judiciales correspondientes. Un tribunal de la ciudad sudoccidental de Chengdu, donde se encuentran las oficinas principales de Langji, emitió este año una resolución a favor de los estudiantes y le ordenó a la empresa devolver las colegiaturas recibidas, entre 1000 y 4250 dólares. Wang y el otro cofundador se negaron a participar en una entrevista.

La policía de la provincia oriental de Jiangsu anunció en mayo el arresto de un hombre que ofrecía otro programa cuyo objetivo era enseñar a los hombres a alentar a las mujeres a suicidarse, abusar emocionalmente de ellas y tratarlas como “mascotas” y “presas”. El sospechoso permaneció detenido cinco días y se le impuso una multa de más de 7000 dólares. Ya borró sus sitios web y grupos en las redes sociales.

Este tipo de programas son el resultado del desequilibrio de poder en China. El crecimiento económico del país en los últimos cuarenta años ha beneficiado mucho más a los hombres que a las mujeres. El Informe Global sobre la Brecha de Género 2020 del Foro Económico Mundial coloca a China en el lugar 106, un descenso desde el lugar 63 que ocupaba en 2006.

Las mujeres chinas tienen mejor educación que antes, pero aun así tienen acceso a menos oportunidades. Peor aún, todavía se les juzga en gran medida con base en quién es su cónyuge.

Después de que pregunté en Weibo si alguna mujer tenía un novio que aplicara técnicas PUA, dos mujeres jóvenes se pusieron en contacto conmigo. Ninguna de ellas sabía con seguridad si su exnovio había estudiado las estrategias PUA, pero ambas se identificaron con la estudiante que había intentado suicidarse.

Una de ellas, llamada Amy, de la provincia de Sichuan, dijo que su exnovio había sido muy tierno al principio, pero después había empezado a criticarla hasta por los detalles más insignificantes. Durante su relación de tres meses, repitió hasta el cansancio que debía casarse y tener hijos a la mayor brevedad posible, pues a sus 30 años ya era muy vieja.

Se refería a mí como su perro y quería que yo le dijera ‘amo’”, relató la mujer, quien comentó que no quería dar su nombre completo por temor a represalias de su antigua pareja.

La otra joven, Kate Zhang, dijo que había tenido una relación con su exnovio desde la preparatoria, en Shanghái. Según ella, los problemas comenzaron cuando él se fue a estudiar a una de las mejores universidades del Reino Unido, mientras ella asistía a una escuela en Estados Unidos.

Zhang explicó que él se había vuelto mucho más dominante y le decía que tenía que adelgazar y que era una persona tóxica. Según ella, peleaban todo el tiempo en WeChat, como la pareja de la Universidad de Beijing, y también le dijo que quería que se embarazara y se sometiera a un aborto. Cuando ella le dijo que quería acabar con su vida, él respondió: “Adelante”.

Ambas están ahora en terapia y comentaron que no están seguras de poder volver a confiar en los hombres en alguna relación en el futuro. La estudiante de la Universidad de Pekín expresó una sensación similar antes de su intento de suicidio.

Ahora, cuando pienso en el amor”, escribió en un texto, “no puedo evitar los escalofríos”.

En China, enseñarles a los hombres las estrategias de manipulación de los artistas del ligue se convirtió en un excelente negocio. Una serie de medidas severas han revelado todo un historial de abuso.

(C) The New York Times.-

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: