Una foto proporcionada por la Academia Americana de Pediatría el 5 de julio de 2019, muestra un dibujo realizado por un niño migrante en el Centro de Ayuda Humanitaria de Caridades Católicas en McAllen, Texas (Academia Americana de Pediatría a través de The New York Times)
Una foto proporcionada por la Academia Americana de Pediatría el 5 de julio de 2019, muestra un dibujo realizado por un niño migrante en el Centro de Ayuda Humanitaria de Caridades Católicas en McAllen, Texas (Academia Americana de Pediatría a través de The New York Times)

El mes pasado en un centro católico en McAllen, Texas, tres niños dibujaron pequeñas obras de arte con marcadores y lienzos.

Los niños eran migrantes que hace poco fueron liberados de la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, y sus dibujos recordaban las condiciones que experimentaron en los centros de detención. Las tres obras contienen líneas gruesas —cruzadas o verticales— que parecen representar jaulas o cercas.

Ahora, el Museo Nacional de Historia Natural de Estados Unidos del Instituto Smithsoniano ha expresado su interés por las obras. Un curador del instituto indagó sobre los dibujos "como parte de un proceso exploratorio", señaló el museo en un comunicado el lunes.

El museo dijo que se había comunicado con CNN, que informó sobre los dibujos la semana pasada, y con la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), la cual ayudó a que los dibujos llegaran a los medios. Sin embargo, agregó que "no publicita ni especula sobre la posible adquisición de una obra antes de incorporarla formalmente".

Un miembro del personal de la AAP tomó fotografías de los dibujos el mes pasado tras visitar varios centros del gobierno ubicados en Texas después de que lo invitaran los funcionarios de aduanas, dijo Sara Goza, la presidenta de la academia. Durante el viaje, recorrió el Centro de Procesamiento Central de la Patrulla Fronteriza en McAllen, un centro a menudo conocido como Ursula.

"Primero que nada, como pediatras, la AAP está convencida de que los niños no deben estar en los centros de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza", comentó Goza, y agregó que la experiencia puede ser traumática y tener efectos duraderos en los niños.

"Cuando nos abrieron la puerta para entrar al centro, lo primero que notamos fue el olor, que es 'una mezcla de orina, sudor y excrementos'", relató. Comentó que vio a familias enteras y niños no acompañados adentro, y algunos parecían aterrados, mientras que otros se mostraban inquietantemente impávidos.

Más tarde fue a las Caridades Católicas del Centro Humanitario de Descanso del Valle del Río Grande en McAllen. El centro es un lugar de atención para las familias. Quienes están ahí generalmente provienen de uno de los varios centros de detención dirigidos por funcionarios de aduanas en el valle del Río Grande. Los migrantes generalmente no se quedan en el centro más de veinticuatro horas, pues están en camino de reunirse con familiares o patrocinadores después de ser liberados de la custodia federal.

Goza dijo que le habían dicho que los tres artistas tenían 10 y 11 años, pero no conocía sus nombres. Tampoco los sabía la hermana Norma Pimentel, directora ejecutiva de las Caridades Católicas del Valle del Río Grande, quien supervisa el centro de atención familiar. En una entrevista realizada el lunes dijo que su organización tenía los dibujos.

Dos de los dibujos muestran personajes hechos con líneas que parecen estar tras rejas. En un dibujo, parece que cinco figuras están en el suelo bajo cobijas, mientras que otra figura con sombrero las vigila. En otro, hay una jaula donde se encuentran cinco figuras. Tres figuras más están afuera de la jaula: una pequeña, como un niño, y dos más grandes, con sombreros.

El Museo Nacional de Historia Americana de la Institución Smithsoniana ha expresado su interés por el dibujo y algunos otros similares de los niños migrantes (Academia Americana de Pediatría a través de The New York Times)
El Museo Nacional de Historia Americana de la Institución Smithsoniana ha expresado su interés por el dibujo y algunos otros similares de los niños migrantes (Academia Americana de Pediatría a través de The New York Times)

En la tercera imagen, no hay personas, sino solo un par de excusados en una esquina. También los baños están tras las rejas. Las fotografías que tomó el personal de la AAP de los dibujos llamaron la atención de los medios noticiosos y se convirtieron en un símbolo emotivo del sufrimiento de las familias y los niños migrantes.

Miles de menores de edad han sido separados de sus familias debido a las rígidas políticas de inmigración impuestas por el gobierno del presidente Donald Trump, sin embargo el flujo de familias migrantes desde el otro lado de la frontera sur ha enfatizado el fracaso de las políticas de línea dura implementadas por Estados Unidos.

Los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza no respondieron de inmediato a una petición para hacer comentarios el lunes por la noche.

El lunes, Michelle Bachelet, alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU y expresidenta de Chile, condenó la manera en que Estados Unidos trata a los niños migrantes que llegan desde México, y dijo que estaba "impactada" por las condiciones que enfrentaban en centros de detención después de cruzar la frontera.

La semana pasada, el organismo independiente de control del Departamento de Seguridad Nacional dijo que las condiciones deplorables y los espacios hacinados de los centros de migrantes eran más generalizados de lo que se había revelado previamente. Después de visitar los centros en el valle del Río Grande, los funcionarios de la Oficina del Inspector General del departamento señalaron en un informe que encontraron niños con poca ropa extra y sin centros de lavado. Además dijeron que a muchos migrantes solo les daban toallitas para que se limpiaran y emparedados de mortadela para comer, lo cual les ocasionaba problemas de salud.

Un dibujo realizado por un niño migrante en el Centro de Ayuda Humanitaria de Caridades Católicas en McAllen, Texas (Academia Americana de Pediatría a través de The New York Times)
Un dibujo realizado por un niño migrante en el Centro de Ayuda Humanitaria de Caridades Católicas en McAllen, Texas (Academia Americana de Pediatría a través de The New York Times)

La hermana Pimentel dijo que los niños que se encuentran en el centro de atención familiar de McAllen —la gran mayoría de los cuales habían migrado de Centro o Suramérica— crearon muchas obras de arte, y no todas eran sobre su proceso de detención.

"Aquí los niños tienen la oportunidad de volver a ser niños porque han estado asustados y han visto llorar a sus padres", comentó. "Creo que estos niños muestran mucha resiliencia. Muchos de sus dibujos muestran cosas muy positivas y eso es algo muy hermoso".

El Museo Nacional de Historia Natural de Estados Unidos del Instituto Smithsoniano tiene una colección de más de 1,8 millones de objetos. Parte de su misión es "explorar la infinita riqueza y la complejidad de la historia estadounidense", y sus artefactos incluyen un sombrero de copa de Abraham Lincoln, la trompeta de Dizzy Gillespie y la bandera que inspiró el himno nacional.

El museo también alberga varios artefactos de la frontera de Estados Unidos con México, incluido un uniforme usado por agentes fronterizos estadounidenses, un pedazo de una vieja cerca fronteriza entre la ciudad mexicana de Mexicali y Caléxico, California, así como artículos cotidianos —un cepillo de dientes, un rastrillo, un peine— abandonados en el desierto de Arizona por los migrantes.

En su declaración, el museo señaló que "desde hace mucho se ha comprometido con relatar la compleja y complicada historia de Estados Unidos y documentarla conforme se desarrolla".

*Copyright: c.2019 New York Times News Service