Luke Perry, en el teatro Nederlander, en Nueva York (Richard Termine/The New York Times)
Luke Perry, en el teatro Nederlander, en Nueva York (Richard Termine/The New York Times)

Luke Perry, el actor que se volvió famoso por Beverly Hills, 90210 y posteriormente regresó a la televisión en Riverdale, murió el lunes. Tenía 52 años.

Sus familiares emitieron un comunicado en el que afirman que murió después de un "derrame cerebral masivo", que sufrió el 27 de febrero.

Nacido en Ohio, Perry se convirtió en una estrella en la década de los noventa por Beverly Hills, 90210, serie en la cual interpretó durante varios años al chico malo y seductor Dylan McKay. En fechas recientes, interpretó a Fred Andrews, el padre de Archie, en la serie Riverdale.

El escritor y director Joss Whedon, que trabajó con él en la película Buffy la cazavampiros, dijo en Twitter que él era "divertido, comprometido y siempre amable. No debió haber partido".

* Copyright: 2019 The New York Times News Service