Las reacciones en la piel a las vacunas en Estados Unidos son pocas, leves y pasajeras

Expertos de la Academia Estadounidense de Dermatología crearon un registro sobre las reacciones cutáneas por COVID-19 o bien por su vacunación. Los datos sirven para monitorear la evolución de las manifestaciones en la piel y el número de pacientes afectados

Las reacciones alérgicas en la piel a las vacunas de COVID-19 son leves y pasajeras, según un registro de EEUU- REUTERS/Jorge Silva
Las reacciones alérgicas en la piel a las vacunas de COVID-19 son leves y pasajeras, según un registro de EEUU- REUTERS/Jorge Silva

El 16 de diciembre del 2020, a muy pocos días de que Estados Unidos aprobara la vacuna contra COVID-19 de Pfizer/BioNTech y habilitara su aplicación en todo el país, tuvo lugar la primera reacción alérgica registrada.

Fue cuando una trabajadora de la salud en Alaska, tuvo una importante reacción alérgica después de recibir la vacuna contra el coronavirus de Pfizer Inc., por lo que tuvo que ser hospitalizada luego de sufrir una reacción anafiláctica que comenzó 10 minutos después de recibir la vacuna en el Hospital Regional Bartlett en Juneau, Alaska. La reacción incluyó enrojecimiento de la piel y falta de aliento.

La doctora Lindy Jones, directora médica del departamento de emergencias del hospital, dijo que la reacción disminuyó poco después de que la trabajadora fuera tratada con epinefrina y aseguró que la trabajadora seguía entusiasmada por haber recibido la vacuna. Desde entonces, en los últimos meses se han producido una gama de reacciones cutáneas después de la vacunación contra el coronavirus, incluidas algunas que imitan los síntomas del COVID-19, pero ninguna resultó ser grave, según los datos iniciales de un reciente registro internacional.

La vacuna de Pfizer BioNTech ha demostrado ser una de las más seguras y eficaces del mundo - REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
La vacuna de Pfizer BioNTech ha demostrado ser una de las más seguras y eficaces del mundo - REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

Una revisión de 414 reacciones cutáneas asociadas con las vacunas Moderna y Pfizer mostró una variedad de erupciones e inflamaciones en el lugar de la inyección. Con menos frecuencia, los pacientes tuvieron episodios de herpes zóster (culebrilla), brotes de herpes simple y reacciones similares a la rosácea. Algunos pacientes desarrollaron pernio / sabañones, más conocidos como “dedos de los pies COVID”. La mayoría de las reacciones fueron leves y se resolvieron por sí solas.

Los hallazgos provienen del Registro de Dermatología COVID-19 , un esfuerzo conjunto de la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD) y la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas. Se debatieron durante la reciente reunión virtual de la AAD y se publicaron simultáneamente en el Journal of the American Academy of Dermatology . “Hemos estado involucrados en el seguimiento de reacciones cutáneas a las vacunas COVID-19, pero el artículo es bastante novedoso porque cubre una amplia gama de reacciones que no se habían informado en los ensayos clínicos de vacunas”, explicó la investigadora principal del registro, la doctora Esther Freeman, del Hospital General de Massachusetts en Boston. “Es comprensible que los ensayos clínicos se centraran en sus principales criterios de valoración y realmente no proporcionaron muchos detalles sobre las reacciones cutáneas observadas en los pacientes”, agregó el especialista que puntualizó que nunca se llegó a una anafilaxia.

¿Qué es una reacción anafiláctica? “Es una reacción alérgica inesperada, que aparece rápidamente dentro de la hora del contacto con lo que produce alergia y que genera reacciones que pueden variar desde afecciones en la piel en un 80% de los casos hasta afectar la vía respiratoria produciendo broncoespasmo y dificultad para respirar”, aseguró a este medio el médico especialista en alergia e inmunología Claudio Parisi (MN 95.292).

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula (naranja) infectada con partículas del virus del SRAS-CoV-2
Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula (naranja) infectada con partículas del virus del SRAS-CoV-2

Según una investigación, la anafilaxia a las vacunas ocurre en aproximadamente 1 de cada 760.000 vacunaciones. Peter Openshaw, ex presidente de la Sociedad Británica de Inmunología y profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, explicó: “Como con todos los alimentos y medicamentos, existe una posibilidad muy pequeña de una reacción alérgica a cualquier vacuna”.

“Sin embargo, es importante que pongamos este riesgo en perspectiva. La aparición de cualquier reacción alérgica -continuó- fue uno de los factores monitoreados en el ensayo clínico de Fase 3 de esta vacuna Pfizer y BioNTech COVID-19, cuyos datos detallados ya fueron publicados. En esto, informaron un número muy pequeño de reacciones alérgicas tanto en el grupo de la vacuna como en el del placebo (0,63% y 0,51%)”.

Registro de reacciones cutáneas

El registro en Estados Unidos fue creado en marzo de 2020 para acumular información sobre manifestaciones cutáneas de COVID-19 y se expandió en diciembre para incluir reacciones cutáneas relacionadas con la vacuna, poco después de que la FDA emitiera las primeras autorizaciones de uso de emergencia (EUA) para las vacunas. Los pacientes del registro recopilaron información sobre el tipo y el momento de las dosis de la vacuna y la morfología, el momento, la duración y el tratamiento de las reacciones.

EEUU ha aprobado hasta ahora 3 vacunas contra COVID-19 -  REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
EEUU ha aprobado hasta ahora 3 vacunas contra COVID-19 - REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

El informe inicial se limitó a las reacciones cutáneas asociadas con las vacunas Moderna y Pfizer, las únicas dos con EUA en el momento del análisis de datos. De las 414 reacciones documentadas, el 83% ocurrió en pacientes vacunados con la vacuna Moderna y el 17% en pacientes que recibieron la vacuna Pfizer. La información sobre ambas dosis de la vacuna estuvo disponible para 180 pacientes, 29 de los cuales tuvieron reacciones cutáneas después de ambas dosis. Entre los que recibieron la vacuna Moderna, las reacciones cutáneas locales grandes retardadas fueron las más comunes, ocurriendo en 175 de 267 (66%) pacientes después de la primera dosis y en 31 de 102 (30%) después de la segunda dosis.

La gente confundía estas reacciones tardías con celulitis o infección de la piel, por lo que pudimos brindar tranquilidad”, enfatizó Freeman, que relató que las reacciones ocurren inmediatamente después de la vacunación, o dentro de unas pocas horas. Se produjeron reacciones locales en el lugar de la inyección en el 54% de los pacientes después de la primera dosis de Moderna y en el 70% después de la segunda dosis. Las manifestaciones más comunes de reacciones localizadas en el lugar de la inyección fueron hinchazón (44% después de la primera dosis, 68% después de la segunda), eritema (49% y 67%) y dolor (35% y 59%).

La urticaria fue el siguiente tipo más común de reacción cutánea asociada con la vacuna Moderna. En la mayoría de los casos, la erupción surgió más de 24 horas después de la administración (4,8% después de la primera dosis, 4,9% después de la segunda). Un 2% adicional de los pacientes desarrollaron urticaria en las primeras 24 horas (todo después de la segunda dosis).

El estudio científico abarcó a 414 pacientes que han tenido alguna manifestación cutánea luego de recibir alguna vacuna . REUTERS/Marko Djurica/File Photo
El estudio científico abarcó a 414 pacientes que han tenido alguna manifestación cutánea luego de recibir alguna vacuna . REUTERS/Marko Djurica/File Photo

El subgrupo de Pfizer representó un tamaño de muestra más pequeño (34 informes de primera dosis y 40 informes de segunda dosis), pero el patrón de reacciones cutáneas fue similar al observado con la vacuna Moderna. Se produjeron reacciones locales grandes retardadas después del 15% de las primeras dosis y después del 18% de las segundas dosis. Las reacciones locales en el lugar de la inyección se produjeron después del 24% y el 25% de la primera y segunda dosis, respectivamente. La frecuencia de las manifestaciones más comunes de reacciones locales en el lugar de la inyección, por dosis, fueron hinchazón (18% y 15%), eritema (18% y 20%) y dolor (24% y 18%). La urticaria tardía pareció ocurrir con más frecuencia después de la vacunación con la vacuna Pfizer (26% y 18%), al igual que la erupción morbiliforme (18% y 7,5%) y los brotes de afecciones dermatológicas existentes (24% y 7,5%).

Los datos del registro incluyeron un total de ocho casos de pernio / sabañones, tres cada uno después de la primera dosis de ambas vacunas y dos después de la segunda dosis de la vacuna Pfizer. “Creo que esto es particularmente interesante porque muestra que el cuerpo está generando una respuesta inmune a la vacuna, tal como lo hace después de la infección con el virus”, dijo Freeman.

El registro se agregó a un informe reciente de brote de herpes zóster como una reacción cutánea asociada con la vacuna COVID. El registro mostró un total de 10 brotes, cinco después de una primera dosis de la vacuna Moderna, uno después de una dosis inicial de la vacuna Pfizer y cuatro después de la segunda dosis de Pfizer. No es infrecuente que las reacciones cutáneas se acompañen de efectos sistémicos, como fatiga, mialgia, dolor de cabeza, fiebre, artralgia, náuseas y escalofríos, aclararon los especialistas.

SEGUIR LEYENDO: