El ayuno intermitente no sería saludable para pacientes con diabetes tipo 2

En un estudio reciente se encontraron evidencias contradictorias sobre los efectos en la salud de este tipo de método para bajar de peso

Un grupo de expertos revisó siete estudios sobre el impacto del ayuno intermitente en la salud de los diabéticos y concluyó que no existe suficiente evidencia para demostrar que este método sea el más adecuado para tratar la diabetes tipo 2
Un grupo de expertos revisó siete estudios sobre el impacto del ayuno intermitente en la salud de los diabéticos y concluyó que no existe suficiente evidencia para demostrar que este método sea el más adecuado para tratar la diabetes tipo 2

La restricción calórica y la pérdida de peso influyen beneficiosamente en el desarrollo y la progresión de la diabetes tipo 2. La pérdida de peso en pacientes con esta patología, ya sea a través de intervenciones quirúrgicas o dietéticas, conduce a una mejora en el control glucémico, hipertensión, niveles anormales de lípidos y enfermedad del hígado graso no alcohólico. La restricción calórica es un método efectivo para perder peso cuando se sigue de manera constante a lo largo del tiempo.

En este sentido, una investigación de especialistas del Intermountain Medical Center Heart Institute, de Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, sugiere que el ayuno intermitente también puede influir en la diabetes tipo 2.

“Los pacientes con diabetes tipo 2 no deberían practicar el ayuno intermitente, ya que corren el riesgo de padecer variabilidad glucémica”, indicaron en dicho estudio.

La diabetes es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo en la que se produce un exceso de glucosa o de azúcar en la sangre y en la orina. Se debe a una disminución de la secreción de la hormona insulina o a una deficiencia de su acción. La diabetes tipo 2 es la forma más común.

La diabetes es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo en la que se produce un exceso de glucosa o de azúcar en la sangre y en la orina
La diabetes es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo en la que se produce un exceso de glucosa o de azúcar en la sangre y en la orina

La insulina es una hormona producida en el páncreas por células llamadas beta. Su función es transportar el azúcar en la sangre (glucosa) hasta las células.

La diabetes tipo 1 tiene mayor incidencia entre jóvenes y niños. En este tipo de diabetes, el propio sistema inmunitario del paciente produce una destrucción de las células beta del páncreas, lo cual genera una deficiencia total de insulina.

La diabetes tipo 2, en cambio, es más frecuente entre adultos y mayores. Los antecedentes familiares y los genes juegan un papel importante en este tipo de diabetes. El riesgo de que se presente la enfermedad se ve agravado por el sedentarismo, la mala dieta y el sobrepeso alrededor de la cintura.

El  ayuno intermitente produce efectos colaterales, como una baja presión arterial, debilidad, dolores de cabeza y mareos que pueden ser inocuos para una persona saludable (Shutterstock.com)
El ayuno intermitente produce efectos colaterales, como una baja presión arterial, debilidad, dolores de cabeza y mareos que pueden ser inocuos para una persona saludable (Shutterstock.com)

Cuando una persona padece de diabetes tipo 2, los adipocitos, hepacitos y las células musculares no responden correctamente a la insulina. Esto se llama resistencia a la insulina. Como resultado, el azúcar de la sangre no entra en estas células para ser almacenada como fuente de energía.

Al no poder entrar en las células, un alto nivel de azúcar se acumula en la sangre. Esto se llama hiperglucemia y provoca los síntomas de la diabetes tipo 2.

Variaciones en la dieta

Los expertos coinciden en que bajar de peso mejora considerablemente el bienestar de los diabéticos tipo 2. Reducir tallas mejora los niveles de glucosa, la presión arterial y los niveles de lípidos de las personas diabéticas. Pero ¿cuál es la mejor estrategia para ayudar a un diabético a adelgazar?

Recientemente, se ha popularizado el ayuno intermitente como una estrategia rápida para bajar de peso. Sin embargo, un grupo de expertos revisó siete estudios sobre el impacto del ayuno intermitente en la salud de los diabéticos y concluyó que no existe suficiente evidencia para demostrar que este método sea el más adecuado para tratar la diabetes tipo 2. Sus observaciones y conclusiones fueron publicadas en la revista científica Journal of the American Medical Association.

(Shutterstock.com)
(Shutterstock.com)

Los estudios realizados hasta la fecha muestran que el ayuno intermitente tiene un impacto similar a la restricción calórica. Sin embargo, en el caso de los diabéticos de tipo 2, puede provocar una oscilación de los niveles de glucosa en la sangre por debajo o por encima del rango normal. Esta condición se conoce como variabilidad glucémica.

El doctor Benjamin D. Horne, del Intermountain Medical Center, en Salt Lake City, Utah, explicó que el ayuno intermitente produce efectos colaterales, como una baja presión arterial, debilidad, dolores de cabeza y mareos que pueden ser inocuos para una persona saludable, pero que pueden provocar una hipoglucemia (un bajo nivel de glucosa o azúcar en la sangre) en los diabéticos de tipo 2. Por lo tanto, asegura que la restricción calórica es una mejor opción para las personas que sufren de esta enfermedad.

Los expertos concluyeron que “el ayuno intermitente puede ser tan efectivo como la restricción calórica, pero conlleva más riesgos”, en el caso de los diabéticos.

Según indican en su investigación, “la variabilidad glucémica produce complicaciones microvasculares (como la retinopatía) y macrovasculares (como la enfermedad coronaria) en los pacientes con diabetes tipo 2, advirtieron los autores del artículo. Por lo tanto, aconsejan monitorear constantemente los niveles de glucosa de los pacientes con diabetes tipo 2 que se someten a intervenciones clínicas basadas en el ayuno intermitente”.

Esto demostró a los científicos que, el ayuno intermitente acelera el proceso de sufrir diabetes y otros problemas de salud (Shutterstock)
Esto demostró a los científicos que, el ayuno intermitente acelera el proceso de sufrir diabetes y otros problemas de salud (Shutterstock)

La Universidad de Sao Paulo en Brasil realizó algunas pruebas de ayuno intermitente en ratas adultas. Esto fue con la finalidad de estudiar todos los efectos benéficos o adversos. Como el peso corporal, el funcionamiento de la insulina y en los niveles de radicales libres.

Durante el periodo de estudio, los roedores fueron sometidos al ayuno intermitente de 24 horas cada dos días. Los resultados fueron efectivos, se había logrado una pérdida de peso y al mismo tiempo se detectó un aumento de la grasa abdominal. El ayuno que se le dio al roedor, es el mismo que se utiliza en los seres humanos.

Luego de 3 meses de prueba, las células productoras de insulina del páncreas de las ratas, mostraban daños. También se identificaron marcadores de resistencia a la insulina. Esto demostró a los científicos que, el ayuno intermitente acelera el proceso de sufrir diabetes y otros problemas de salud.

SEGUÍ LEYENDO

Ayuno intermitente: mitos y verdades de una dieta que promete juventud eterna pero despierta polémica

Diabetes, la enfermedad crónica y silenciosa que padecen 4 millones de argentinos

MAS NOTICIAS