Los bancos deben defender su territorio a medida que los consumidores jóvenes comienzan a moldear la economía de Estados Unidos, mientras que Apple Inc. y Google Inc. están bien posicionados para beneficiarse, según Morgan Stanley.

Los mileniales y la generación Z, aquellos nacidos después del 2000, proporcionarán un impulso a la economía por encima de la media en un horizonte de 20 a 30 años, escribieron economistas, entre los que figura Ellen Zentner, en un análisis fechado el 9 de junio. Los economistas preguntaron a los analistas de la firma qué acciones podrían beneficiarse.

Los grandes bancos podrían sufrir el impacto a medida que los clientes más jóvenes, que son nativos de la banca digital o incluso de la banca móvil, optan por la tecnología financiera y por grandes firmas de tecnología como PayPal Holdings Inc., Amazon.com Inc. y Google Inc., según analistas liderados por Betsy Graseck. Ven a Bank of America Corp. como ganador en dispositivos móviles, Capital One Financial Corp. a la vanguardia en productos adaptados a los menores de 18 años y First Republic Bank a la cabeza en productos adaptados a los mileniales.

(iStock)
(iStock)

Los jóvenes estadounidenses tienden a gastar una parte desproporcionada de dinero en artículos como teléfonos celulares, ropa y comidas fuera de casa, escribieron los analistas dirigidos por Kimberly Greenberger. Al superponer las tendencias juveniles con datos demográficos, consideran que Chipotle Mexican Grill Inc., Starbucks Corp. y Nike Inc. son algunos de los nombres que probablemente se beneficiarán.

Apple está bien posicionada para beneficiarse dada su oferta de servicios de salud a través de tecnología, junto con proveedores de servicios de movilidad de empleados y de eficiencia laboral como Salesforce.com Inc. y Adobe Inc., según analistas liderados por Katy Huberty.

Sin embargo, los cambios en las preferencias de las generaciones no serán buenos para todas las empresas. Analistas liderados por Ravi Shanker anticipan que las empresas de reparto de paquetes como United Parcel Service Inc. y FedEx Corp. quedarán perjudicadas por las tendencias derivadas de los incentivos de minoristas de recoger artículos en tiendas y entrega de pedidos por internet desde las tiendas.

Fuente: Bloomberg