Instalar Windows 11 en ordenadores “demasiado viejos” será cada vez más difícil: qué implica y cuáles son las alternativas

No solo dificultará la mejora de sistema, también dejará de ofrecer soporte tal como las actualizaciones y parches de seguridad para dispositivos antiguos

01-01-1970 Windows 11
POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA
MICROSOFT
01-01-1970 Windows 11 POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA MICROSOFT

Microsoft ha anunciado oficialmente que no ofrecerá soporte alguno para los ordenadores que sean “demasiado viejos” para la llegada de Windows 11.

La gigante de tecnología ha confirmado que aquellos ordenadores que no hagan parte de la lista de máquinas que permitan el uso del nuevo sistema operativo, no recibirán ningún tipo de ayuda ni para la instalación del sistema ni para actualizaciones o parches del que ya estén usando.

En charlas con el portal The Verge, la empresa especificó que “las PC no compatibles no tendrán derecho a recibir actualizaciones de Windows y que incluso las actualizaciones de seguridad y de controladores pueden retenerse”. Esto significa que posiblemente cientos de personas no tendrán acceso a reajustes de seguridad necesarios para que las máquinas funcionen correctamente con el pasar del tiempo.

Eso no significa que los ordenadores que no hagan parte de la lista de compatibles con el nuevo sistema operativo no lo puedan instalar, pero, a comparación de aquellos que sí, el proceso será bastante complicado y algo tedioso. Los ordenadores que sean considerados bastante viejos para Windows 11 podrán aún instalar el sistema, aunque la única forma posible será mediante la instalación directa desde el ISO y el mismo método sería necesario cada que llegue una actualización nueva.

Esta decisión Microsoft la estaría tomando para desalentar a las personas que tengan máquinas que ya se puedan considerar antiguas de continuar usándolas, pues este tipo de acciones las harán parecer virtualmente obsoletas. También podría ser una forma en la que la compañía está intentando convencer a cada vez más personas de que ya cambien sus ordenadores por versiones más modernas o recientes y con nuevas características en cuestión de especificaciones como el procesador, la GPU o hasta la memoria RAM.

Lo más controversial de esta decisión no es el hecho de que se dificulte la instalación del nuevo sistema operativo, sino que Microsoft ya no ofrecerá actualizaciones de soporte para los sistemas que no sean Windows 11, como reportó el medio Engadget. Esto significa que no distribuirá más actualizaciones o parches de seguridad como suele hacerse cada cierta cantidad de temporadas y que mantienen la integridad del sistema ante posibles fallas o problemas de seguridad.

Hasta ahora Microsoft había mantenido el apoyo a sistemas operativos antiguos de una manera bastante continua, si bien no era de la misma forma o con la misma velocidad que para los sistemas más nuevos, cada tanto se lanzaba un nuevo parche para mantener la seguridad de los equipos antiguos. Pero con esta nueva decisión eso cambiaría y cada vez sería más fácil para los ordenadores quedar expuestos ante todo tipo de amenazas a medida que pase el tiempo.

Sobre la posible razón para haber tomado tal decisión Microsoft aún no ha dicho nada al respecto, aunque lo que se cree es que posiblemente se deba a una cuestión legal pues la compañía podría enfrentarse a un pleito en caso de prometer continuar el soporte y fallar en el proceso. Sin embargo, no hay mucho sentido en tal propuesta pues se cree que podrían simplemente continuar el apoyo, aunque fuese en menor medida.

Para aquellas personas que decidan actualizar sus ordenadores al nuevo sistema operativo aún si no son de los más recientes, no solo tendrán que realizar la mejora mediante la imagen ISO del sistema, también tendrán que utilizar el mismo proceso para cada nuevo parche y actualización, hasta para los drivers o controladores requeridos para cada elemento del sistema.

Todo apunta a que Microsoft está optando por una estrategia más enfocada en agotar a los usuarios que tengan equipos antiguos hasta que finalmente compren más nuevos. Lo bueno es que posiblemente en estos primeros meses del sistema no será muy necesario hacer el cambio, aunque la dificultad continuará aumentando con el pasar del tiempo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR